Preso ventanilla


Daniel Lanois


Belladonna (2005)

Daniel Lanois hace algo realmente diferente en el mundo de la música. Su estilo realmente no cabe en ningún género que puede ser encontrado en las disquerías. Unos pueden llamarle cósmico, folk, ambiental, rock, espiritual, o soul … pero la verdad es una combinación de todas estas cosas. Él ha sido anunciado como uno de los productores más brillantes y muchos músicos se han beneficiado de la presencia alquímica de este mago de estudio y explorador acústico.

Belladonna a diferencia de Shine (o Rockets), es un álbum plenamente instrumental. En un camino, la grabación sigue la oscura senda experimental de sus precursores, y parece haber tomado muchos de los mejores elementos de sus varios proyectos y los ha combinado en una mezcla insólita, pero el resultado emociona profundamente, intelectualmente estimula, y la música es insistentemente progresista.

Estos trece temas enormemente movilizantes están llenos de sonidos y atmósferas que hacen escuchar a Lanois en una imaginativa, espiritual y excitante experiencia. Muchos músicos invitados pasan para verter sus talentos en varios números, pero aún cuando esto implique ejecutantes sumamente expertos, el acento de Belladona está dedicado a la producción de los sockeantes momentos de belleza estética.

“Two Worlds” pone el tono para la mayor parte de lo que seguirá, con guitarras deformadas y atmosféricas que entran en el set para crear un organizado pedazo de ruido caótico. Usando el estudio como un instrumento, Lanois logra producir efectos máximos con un activo mínimo. El sentido de dinámica a menudo varía de pista a pista, pero su empleo económico del silencio y la mezcla de tonos sombríos y ligeros es magistral, produciendo así paisajes sonoros con una profundidad emocional que despierta la más profunda de las emociones.

Hay muchso puntos altos en este álbum para mencionar, pero el verdadero convite son las reflexiones de Lanois en el pedal de acero. Las pistas como “Desert Rose” y “Carla” lo encuentra meditando sobre su instrumento, que va a la deriva en la nostalgia y en un mundo sublime. Pero con pistas como “Agave”, traen los sonidos de una orquesta mexicana que juguetea alrededor de la esquina, y “Frozen”, con sus melodías reggae dobladas, él parece divertirse.

La coherencia de la música es significativa: tal es el estado de crudeza en la cual Lanois deja sus pistas. Ellas son todas piedras preciosas sin refinar y sin brillo. En general, el trabajo de Lanois es caracterizado por una sutileza dramática que está más en el estado de ánimo que en la melodía. Belladonna es contemplativa, llena de gracia, nostálgica, espiritual, y tierna sin excesos. Un muy intrigante y bello trabajo.

Apunte: bellísimo disco de Lanois; vendría a ser como el soundtrack de una película donde uno es el protagonista, baja todos los cambios posibles, te vas desarmando, y terminás reconciliado con vos mismo.

Fuente para la reseña: Nenad Georgievski para http://www.allaboutjazz.com – Traducción: La Bestia Políglota!

Track listing

01. Two Worlds (2:03)
02. Sketches (4:23)
03. Oaxaca (2:49)
04. Agave (1:58)
05. Telco (3:34)
06. Desert Rose (1:51)
07. Carla (2:02)
08. The Deadly Nightshade (4:02)
09. Dusty (1:38)
10. Frozen (3:17)
11. Panorama (3:01)
12. Flametop Green (2:27)
13. Todos Santos (5:31)

Artist List

Daniel Lanois (pedal steel guitar)
Brian Blade (drums)
Brad Mehldau (piano)
Daryl Johnson (bass)
Malcolm Burn
Victor Indrizzo
Bill Dillon
Aaron Embry
Gilbert Castellanos
Michael Desson

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla


13 comentarios so far
Deja un comentario

Qué bueno que es este material, por favor… Aflojale un tranco Chelo a la catarata de DISCAZOS, que con el Compadre Poroto andamos atorados como pavo comiendo tripa, tan empachados de tan buen material que vamos a tener que “chuzearnos” para las fiestas.
De yapa, Belladonna viene bien munido de Blade y Mehldau, más la sensible carga emotiva característica de Lanois… Casi nada!
Me ha dejado perceptivo este trabajo de Lanois, tan despojado de letras de canciones, sin embargo siguen siendo eso: canciones.

Las imágenes del desierto se cruzan ingrávidamente en Agave, uno ve sin dificultad los azulados cardones, se presienten las espinas y las curvilíneas formas de esas suculentas de líquido y aromado corazón, desafiando la noche fría y los mediodías quemantes.
Son melodías de un insinuante des-rumbo, pero encaminadas decididamente hacia lugares áridos pero plausibles, llenos de belleza natural, sin artificios.

De donde vienen esas imágenes que cruzan por la memoria? De París-Texas? No, a ese film le venían muy bien las cuerdas de Ry Cooder… Pero sí, genera esa inmediata empatía como el persistente y milagroso Harry Dean Stanton, arrastrando sus zapatones por las tierras calcinadas, buscando su amor. Sin cólera ni remordimientos, con infinita compasión.

Adhiero la feliz frase del Apunte; he quedado desarmado y reconciliado conmigo mismo.

Comentario por Gabriel

Bello disco, maestro Lanois! éste es otro que se puede escuchar durante un largo viaje hacia el sur en presencia de su majestad “La Cansadora”…obiamente cuando no ronca.

Comentario por poroto

Difícil concebir estas piezas aisladas, deben ser escuhadas como partes de un todo, esa banda de sonido de la película que a cada uno le sugieran. Así consideradas, solo resta dejarse deslizar de una en una por la belleza.
Desconcertante el título del disco: siendo que tantas piezas aluden, estimo, a México o a la frontera o a la relación entre las dos culturas, de dónde sale la “belladonna”?
Abrazo.

Comentario por Juan Ignacio

A mi me subyuga ver como el milagroso paisaje del desierto reúne a una serie de especies vegetales, que desafían las duras condiciones ambientales, moldeando un pintoresquismo que entiendo, no es fácil de apreciar.
En ese entorno vegetal de aparente hostilidad visual, surgen especies que encarnan encantos insospechados, como los prodigiosos Agaves, en sus múltiples especies, todas con beneficios industriales, curativos o alimenticios; Agave puede proveer materiales para calzados, indumentarias, medicinales, o simplemente calmar la sed de los perdidos en el desierto.
Alguna vez las mujeres acudieron a las delicadas inflorescencias de la Belladonna, logrando que sus aceites esenciales les lleven efectos excitantes, o estimulantes, o para calmar sus dolores femeninos.
Es increíble que en un ambiente definitivamente xerófito, se eleven estas delicadas plantas, con sus estomas apretados para ahorrar agua y su capacidad para producir sustancias estimulantes.
Dicen que los conquistadores se sorprendieron a ver como las mujeres también se embellecían con la magia de la Belladonna, a la que llamaron así por notar que, bajos sus efectos, las intrigantes miradas de esas beldades amerindias se volvían irresistibles: Las pupilas se dilataban, convirtiendo esos ojos oscuros en verdaderos carbones encendidos.

La música de Lanois bien puede inspirarse en el magnetismo de estos mínimos detalles.

Comentario por Gabriel

Viejo conocedor de la botánica pampeana y verseador (en el sentido poético del término), Gabriel ha ilustrado a la paisanada sobre la belladona. Quiero agregar solamente que la misma contiene alcaloides como la atropina (de ahí la midiriasis), hiosciamina y esopolamina. De ahí que algunos “viajeros” hayan intentado fumarse algunas semillas de chamico ya que contienen algunos de estos alcaloides, je, je…

Comentario por La Bestia Políglota

Leo en wikipedia, confirmando las inspiradas palabras de Gabriel: “belladonna (…) hace alusión tanto a su efecto venenoso como a su uso para dilatar las pupilas, consiguiendo así una mirada más hermosa”. Entusiasmo botánico de Lanois como testimonio del triunfo de la belleza: la belladonna, el agave, la rosa del desierto, la mortal nightshade, probablemente flametop green también (no se si wikipedia es la mejor fuente, pero está a mano).

Comentario por Juan I.

Llegué hasta Belladonna, de la mano de Aaron Embry, joven talento de familia de artistas. Me encontré con esta serie de geniales pasajes, de músicos brillantes, que permiten una introspección, un viaje sin prisas, por el interior de uno mismo.
Para escuchar sin interrupciones, algo que generalmente no puede lograrse; pero bien vale la pena esperar para oir esto en un momento en soledad; y entregarse a sentir hasta nuestra propia respiración….
Muy bueno!….

Comentario por Nena

borraron los links!!!!!!
😦

Comentario por mariano

dejo link de taringa, gracias juancito
https://rapidshare.com/#!download|204p9|198530741|Belladonna.zip|55123|R~1834213A80D2656BEEA5190C9DD97198|0|0

Comentario por mariano

El link ha sido renovado.

Comentario por Del Chelito

Chelito, acabo de descubrir este disco y el link está caído. Bueno, si se puede renovar, sería una bendición. Gracias, amigo.

Comentario por alejandro parisi

El link ha sido renovado, Ale!!

Comentario por Del Chelito

gracias viejo, como siempre!
un abrazo!

Comentario por alejandro parisi




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: