Preso ventanilla


Vigésima entrega a domicilio de MQC
enero 22, 2010, 11:30 am
Filed under: Sin categoría | Etiquetas:


En esta vasta playa el Chelo se encontró con un amigo de MQC e hizo entrega en mano!!! (¿lo pueden creer?) de un MqcEx. Ah!, de paso les comento que para llegar al mar había que hacer un buen trayecto en algún medio de movilidad (bici, caballo; nunca cuatriciclo o moto). Basta de cháchara, ya tienen disponible la entrega número 20. Que la disfruten, abrazo.

Les recordamos a quienes no la hayan hecho de enviarnos su dirección de correos a multilingualbeast@gmail.com si desean recibir estas entregas.

Actualización urgente: en vista de los problemas que varios me han mencionado via mail y/o comentario, en breve y por mail les llegará un nuevo link. Parece que solo algunos privilegiados podemos usar el nuevo Multiupload (dentro de los que no se encuentra el Chelo, je, je), por lo que evitaremos su uso hasta tener confirmación de que se ha resuelto el problema, abrazos.


17 comentarios so far
Deja un comentario

¡¡hermoso!!!
muchas ¡¡¡MUCHAS!!!! gracias
un abrazo

Comentario por Juan Carlos Eberhardt

Hola amigos:
Gracias por todos vuestros discos. Nos haceis disfrutar de lo lindo.
En cuanto a esta entrega debe haber algún problema, pues no te enlaza con el fichero, te lleva a la web de multiupload.
¿Que hay que hacer?
Gracias por todo.

Comentario por EUROPEU

muy buena entrega!!! como siempre abrazos desde paraná.

Comentario por juan barbagelata

Excelente disco, lo estoy escuchando ahora, pero quería mandarles mis primeras impresiones. Simon y compañía andan por los meandros de uno de los estilos que descubrí gracias a MQC que llamaría (haciendo el a veces inútil ejercicio de etiquetar) jazz contemporáneo (contemporary jazz). O sea, una mezcla de cosas. Simon es un maestro, ya lo había demostrado en otros discos que postearon los muchachos de MQC, el que me viene a la mente es Oceano con Binney. La reseña describe perfectamente a este disco, con lo cual me voy a abstener de mucho palabrerío (mmmm…difícil no?).
A veces ocurre que algún disco destaca un instrumentista sobre otro, hay alguno de los músicos que marcha tranquilo ahí en el fondo y quizás por eso no destaca. Bueno, acá eso no pasa. Son todos unos monstruos, en el estilo del disco. Eso quiere decir que no vamos a encontrar muchos pasajes en los que los quias estén volando por esas alturas inalcanzables, fuera de sí y poseídos por un demonio que se los lleva más allá. Aca todo es mas tranquilo, aunque no por eso menos bello, de ninguna manera. Personalmente me mataron McCandless, asentado en los vientos , y el batero Walker. A McCandless lo tenía de Oregon y algún disco solista, pero acá se combina magistralmente con Simon, se nota una telepatía fuerte entre los dos, y son quienes llevan adelante el disco, claramente. Walker es fino, diría de la escuela de Blade, pero todavía más sutil, como que Blade cuando aporrea los cascos te mueve un poco el piso, en cambio Walker parece querer elevarte, totalmente en la tónica del disco. Más que querer impresionarte o llevarte en un trip alucinante y lejano, estos tipos escogen acompañarte a jardines maravillosos y cascadas de agua clara y tranquila. Tampoco aburren, ojo, pero el tono en general es bastante calmo y reposado. Se me antoja ideal para estar contemplando un paisaje soñado, ideal para un momento de calma satisfactoria, como cuando terminamos de hacer algo bien o algo bueno.
Cheerz, N.

PS: Me gustaría conseguir el disco que cita la reseña, Remember the River, tiene buena pinta. Bah, no se porqué me imagino que los muchachos ya deben haber tomado nota y están en eso…Cheerz, N.

Comentario por Nico

Arena oscura, playa ancha, alejada del poblado, Patagonia: ¿de qué lado? ¿a qué altura?
El disco, impecable: composiciones, interpretaciones individuales, interacción grupal.
McCandless le saca lustre a todo lo que toca.
Gracias y abrazo.

Comentario por Juan I.

Hola
Como dirian Les Luthiers : “estamos en la viegésima entrega” y parece que fue ayer cuando empezasteis con todo esto.
Como siempre daros las gracias por vuestra dedicacion a nosotros.
Un abrazo
Pedro

Comentario por pedro

Buenísimo, gracias por esta maravilla.

Besos

Comentario por moderrunner

Respuestas varias:
1) Multiupload ha resultado ser un fiasco; me entusiasmé con ellos, pero ahora cualquier link de ellos me lleva a una horrible página llena de links inservibles; volveremos al viejo y querido sharebee para archivos de menos de 100 mB y sendspace para los más grandecitos.
2)Nico: aplaudo una vez más tu oído clínico para “explicar” sensaciones que comparto; te hago una pequeña corrección; el Simon que acompaña a Binney es Edward, mientras que este es Fred; de todas maneras ambos son maravillosos músicos pero de estilos diferentes; Fred está más en la onda de Lyle Mays, no tan jazzero de pura cepa, cosa que podrán apreciar mejor en el excelente “Dreamhouse” que sale esta tarde misma. “Remember the River”: he deambulado por los más insólitos sitios buscándolo, pero hasta ahora, naninga….
3) Juan I: “una lejana playa del animus”; Las Conchillas, cerca de San Antonio Este (no Oeste, ojo), pcia. de Río Negro; el paisaje ideal para escuchar este disco expansivo y para nada oscuro??
4) moderrunner, juan carlos, juan, EUROPEU, pedro: muchas gracias por estar.

Saludos.

Comentario por Del Chelito

Chelito, toda la razon sobre Oceano, me traicionó la (mala) memoria ….
Abrazos
Nico

Comentario por Nico

Me parece conocer al paisano que recibe cómodamente desde su reposera el delicado material que le entrega el cartero de MqcEx: Ha dejado su pinche y su afilada faca junto al fuego que calienta ténuemente el vulgarmente llamado “cara con enchufe”, para apoltronarse un rato con buena vista al mar.
A ver algún comedido que le alcance una copa de Ventus, para hacer juego con el entorno desértico y a la vez apacible de este escenario prodigioso.

Comentario por Gabriel

Muy lindo disco, muchísimas gracias por compartirlo. Saludos desde Uruguay.
Óscar

Comentario por oscarnu

Estupendo! Muchas gracias,

Comentario por Ange

Hermoso, hermoso disco, ideal para cuando llegas a casa fusilado y necesitas bajar los decibeles o bien escucharlo tirado en algún lugar lejos de todos, menos de los afectos, por supuesto.
Abrazo

Comentario por Javier

buen clima, ese oboe Oregon muy a tono con la tranquilidad de estos días en BA si se sabe (puede) tomar distancia del más de lo mismo a desterrar. Disfruto también leyendo los comenarios de los demás bajadores, envidio sus búsqueda y evasiones.
Gracias y Hasta siempre. Mariano

Comentario por amicaliter

Amplío: hermoso disco. Aunque la impronta de McCandless es muy fuerte donde quiera que intervenga, este cuarteto me suena más cerca de PMG que de Oregon, y Simon más cerca de Mays que de Towner o del piano de jazz sin ingredientes pop (por decirlo de algún modo). Hasta el refuerzo de la mano izquierda del piano con el contrabajo de Rodby suena muy PMG. En cualquier caso, no es simplemente una copia actualizada, tiene una voz, sino del todo original, sí propia.
Algo que me gusta de ambos grupos (Oregon y PMG) es su riqueza tímbrica: en un solo tema pueden tener cinco o seis combinaciones de instrumentos, por ejemplo Oregon: distintos cuartetos, tríos y dúos. Y la capacidad de variar con naturalidad desde la densidad a la ligereza, como si la música se inflara y desinflara alternativamente, sobre todo a ritmo irregular.
Ahí está lo único que señalaría del cuarteto de Simon: la mayoría de los temas son demasiado regulares para mi gusto. Pero esto no es atribuible a una carencia de composición, sino a una decisión estética.
Algunas piezas son, me parece, la exposición de un tema y la improvisación, bastante controlada, a partir de este (y aquí tiene mucho que ver a dónde lo lleve McCandless), y otras tienen mayor desarrollo, sobre todo Ways of seeing, Song of the sea, y obviamente la última. Además, se van alternando, aproximadamente, entre temas de carácter más luminoso y temas más tensionados.
Los cuatro tocan impecablemente. Los momentos que más me gustaron son aquellos donde más se destacan Rodby y Walker (McCandless se destaca en todos), y donde más se tensiona la relación entre Simon y McCandless. Aunque no puedo dejar de reconocer el encanto de algunos de los temas más pop.
Finalmente, ya que estamos hablando de compinches, recomiendo pegarse una vuelta por el site de Pat M. y ver el proyecto Orchestrion.
Gracias nuevamente, y un abrazo.

Comentario por Juan I.

Nice surprise, thanks LBP.

Comentario por laconico

Gracias por la nueva oportunidad de suscribirse (ya lo había hecho pero algo falló… Murphy!) y por mandar los envios anteriores… Demoraré un tiempo en escucharlos pero no tengo duda que los disfrutaré. Abrazos.

Comentario por PabloC




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: