Preso ventanilla


Marc Ducret, Michel Benita, Aaron Scott
febrero 19, 2010, 11:24 pm
Filed under: Michel Benita | Etiquetas: , , ,

La Théorie du Pilier (1987)

Marc Ducret tiene algo monstruoso. Por un lado, es un músico autodidacta, lo que no es tan corriente en el jazz, por otro, cuando se decide a comenzar su carrera profesional a la edad de 17 años. Además, no contento de ser un guitarrista virtuoso, el doble desconocido y francés de John Scofield y Pat Metheny reunido, a nuestro adolescente le gusta hacer hablar con una destreza más que impresionante, el oud, el bajo, el fretless, y todo lo que tenga cuerdas. En breve, un meteorito. Pero no del género “estrella fugaz”, porque el joven prodigio, tímido y reservado, tiene dolor de darse a conocer. A finales de los años ’70, principios de los años ’80 (nació en 1957), da sólo algunos conciertos aquí o allí, sin entregarse jamás totalmente. Algunas bellas amistades, como Francisco Chassagnite y Marco Miguel por ejemplo, le permiten sin embargo avanzar. Luego viene el tiempo de la Big Band (Onztet de Patrice Caratini y primer ONJ, dirigido por Francisco Jeanneau) que, de sueños, se hace realidades.

Reconocido por sus pares, adquiere una confianza en él que le permite poner por delante sus enormes capacidades, que desde entonces, no tardarán en ser apreciadas a su valor justo. Obtiene el premio Django Reinhardt en 1987, es elegido mejor guitarrista Jazz Hot en 1988 y estrella SGAE en 1989. A partir de allí, todo se encadena. Terminada la virtuosidad del be-bop y las frases montgomerianas que no lo acaban más, Marc Ducret toma aire y desarrolla una ejecución toda de mano derecha, extremadamente ritmada y capaz de dibujar universos de una poesía extraña. La Théorie du Pilier, grabado en trío en 1987 al lado de Michel Benita y Aaron Scott, es una joya de onirismo y de swing. Desde entonces, Ducret no deja de dar a luz maravillas sonoras, con un virtuosismo que jamás impide la belleza y la emoción: “Le Kodo” en 1989 con Larry Schneider (ts), Michel Benita (bajo) y Joël Allouche (batería), luego “Gris” en 1990 con invitados como Enrico Rava y Francisco Jeaunneau, dibujan cada uno a su modo los ambientes hechos para contrastar, mil y una sorpresas. Cada vez más audaz, Marc Ducret se lanza de lleno al jazz vanguardista, conservando la misma riqueza de colores y sensaciones.

Al lado de Tim Berne, particularmente, con quien graba entre 1991 y 1995 seis álbumes consecutivos, se inventa un nuevo sonido, menos limpio y más violento. Autodidacta eterno, no deja de aprender, sin que nadie pueda saber hasta dónde irá…

Fuente para la reseña: Nicolas Tainturier para http://atelierduplateau.free.fr/artistes/cvartistes/ducret.html – Traducción: La Bestia Políglota!

Apunte: como bien señala la reseña Marc Ducret a medida que se fue consolidando fue apostando más a una radicalización de su sonido; humildemente debo decir que estos primeros discos son los que más me gustan (hasta “Gris”, tal vez); la melodía habita sus canciones y él sonaba de manera original; posteriormente el camino que tomó no me ha gustado; pero esto es simplemente mi percepción, a la cual Ducret, seguramente, no le dará demasiada importancia.

Track Listing

1. A Quiet Life (5:54)
2. Peau D’âne (7:32)
3. Une Langue Vivante (4:31)
4. Capitaine Jim (3:42)
5. La Théorie Du Pilier (5:00)
6. God Must Be A Boogie Man (5:51)
7. Sourire (et souffler) (9:03)
8. Toutes Les Nuits (3:59)

Artist List

Marc Ducret: guitares, mandoline
Aaron Scott: batterie
Michel Benita: contrebasse

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com


1 comentario so far
Deja un comentario

Me suena un disco amable, un poco apagado, un poco pálido, con algunos detalles interesantes distribuidos a lo largo del disco, y donde ningún elemento termina de ganar relieve o ser el centro organizador, ni melodía ni armonía ni ritmo ni timbre…, pero tampoco terminan de cuajar en un todo vibrante. Qué se yo, es un poco soberbio despachar en una frase una obra cuya producción pudo haber insumido mucho tiempo, ingenio y esfuerzo. Y más cuando el que lo hace es un gandul como yo (o como los “periodistas de espectáculos” que condenan en cinco segundos, con dos porotos o estrellitas, a golpe de (des)calificativos y sin el menor argumento, una película que por ahí llevó tres años filmar). En todo caso, tómese esto como una primera, y seguramente apresurada, impresión.
Saludos a todos los colgadores y descolgadores de buena música.

Comentario por Juan Ignacio




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: