Preso ventanilla


Bill Frisell


Blues Dream Live (2009)

Bill Frisell es uno de los guitarristas de jazz más conocidos del mundo, que supera las fronteras de múltiples estilos o géneros. Él incorpora el jazz tradicional, el folk, el country, la fusión, el jazz progresivo, el post-bop y el rock en su estética y todo eso de un modo singular infundiendo su personalidad y carácter. No importa cuanto lo intente siempre es puramente Frisell. En su Blues Dream Live DVD, que captura su actuación de septeto en el Festival de Jazz de Montreal 2002, Frisell muestra la mayor parte de su aptitud musical. Mientras que el álbum Blues Dream estuvo sumergido en el blues y privilegió una tendencia lenta, de ensueño, el Blues Dream Live DVD explora un más amplio espectro del acercamiento total de Frisell a la composición y la improvisación.

Frisell se une a los artistas que traen el talentoso apoyo a la lista de 15 canciones. Matt Chamberlain – quien antes ha apoyado a bandas de rock y pop (Edie Brickell y los New Bohemians, David Bowie y muchos más) y recientemente mudado al jazz (Brad Mehldau) – toma el asiento de la batería. El bajista David Piltch (identificado en los créditos como Plitch) es también un veterano del pop y grabaciones de rock (k.d. lang, Manhattan Transfer). La sección de vientos de tres hombres incluye al saxofonista alto Billy Drewes, un músico versátil que ha trabajado con otros guitarristas como la Rez Abbasi, John Scofield y Leni Stern; el trombonista Curtis Fowlkes, cuya carrera atraviesa tanto el jazz como el rock (The Lounge Lizards, Sheryl Crow and Charlie Haden son unos ejemplos); y el excepcional trompetista Ron Miles. Completando el equipo de siete piezas está Frisell con sus trastes de aluminio y Greg Leisz en la guitarra de acero eléctrica y mandolina.

El concierto comienza con cuatro melodías del mismo estilo (“What Do We Do?,” “Dream On,” “Outlaws” y “I’m So Lonesome I Could Cry,” los primeros tres vienen del disco Blues Dream) que rodean tres pistas improvisadas libremente. El tema de apertura, “Improv 1”, es un fragmento de jazz libre, discordante y desprovisto de melodía y que actúa como precalentamiento. Mientras aparecen reflujos de maniática calidad en la canción, hay un fluir natural a “What Do We Do”, durante la cual Frisell mezcla carreras melódicas que se mueven de la fluidez a lo picante mientras Chamberlain toca un lento rulo y los bronces condimentan el estado de ánimo melancólico. Leisz incluye algunos tonos country vía la guitarra de acero. El esfuerzo gradualmente eleva el ritmo con Frisell exponiendo un sonido fuerte, amplificado, al cual Leisz responde con más ásperas notas de su guitarra de acero, corriendo en su diapasón. La pista acaba en un modo rompedor conduciendo a “Improv 2”, otra breve, discutible porción donde Frisell cruza como Nels Cline o la Sonic Youth’s Thurston Moore presentando explosiones de ruido. Los otros miembros de la banda también trabajan en un ajeno, extramundano ambiente, con Miles usando un mute para aumentar la extrañeza.

Y así, con apenas un chasquido, la banda bordea el cine negro de “Dream On”, una hermosa balada que tiene una vibración nocturna. Miles provee la trompeta brillante, elevada, mezclada deliberadamente con notas que añaden a la melodía amenazante, el estado de ánimo de medianoche.

El tono enciende en “Outlaws”, que tiene un acercamiento al swing. Fowlkes establece una postura bebop sobre un solo sostenido, tocando figuras agudas, raudas como el sudor que vierte hacia la espalda desde su cuello. Alrededor de la señal del cuatro minuto, Frisell realiza un solo, dando altas notas que destellan y abrocha con una mordida de rock semejante a Hendrix o Santana. Al final del tema, un entusiástico “Yeah!” de un miembro femenino de la audiencia muestra la respuesta de la muchedumbre al tema.

Todo progresa hacia una cadencia country con la llegada del hit de Hank Williams “I’m So Lonesome I Could Cry”, (inexplicablemente titulado “… I Should Cry” en el DVD). Frisell provoca un punto casi místico al cuento de la resiliencia y la desesperación. Frisell y Leisz cambian líneas líricas que son intrínsecamente impresionantes. Los bronces añaden un manierismo tipo Memphis-soul, fomentando las emociones por sobre el rasgo de fusión jazz/country. Fowlkes ejecuta otro solo de trombón que imparte una elevación y es seguido de Miles, quien hace lo mismo.

El espectáculo cambia otra vez con “Blues Dream”, un blues moderado contado por un dúo de trompeta/guitarra, con Frisell alcanzando un timbre claro y limpio mientras las Miles distribuye una distorsión. Miles entonces cambia a un pulso solitario que habla de un paseo a lo largo de un paisaje estéril con millas para recorrer antes de lllegar a casa. La canción sin costuras sigue en una configuración de fusión similar con “Ron Carter”. La melodía comienza con un relajado sentido de fusión, con la retorcida guitarra de Frisell que investiga en el espacio abierto con una cantidad menor de volumen. Más tarde, Frisell y los bronces hacen al unísono líneas melódicas que reflejan el uno al otro. Hay aproximadamente cuatro minutos de capas de Frisell en algunos elementos de hard rock/fusión, levantando la dinámica en su segura manera habitual. La sonrisa en su cara mientras golpea algunas figuras rítmicas sobre todo tortuosas es solamente un ejemplo de disfrutar no teniendo límites.

El grupo entonces avanza hacia una dirección rural con el tema más largo del programa, el de diez minutos “Blues for Los Angeles”, del disco de 1998 de Frisell: Gone, Just Like a Train. Mientras Miles promueve un toque Ellingtonesque con su wah wah en la trompeta, Frisell hábilmente salta de notas de tipo Chet Atkins a las rachas de ruido incremental. El ritmo de manera perceptible aumenta y la composición entra en el territorio del jazz pulsante, con el influjo del bajo de Piltch, Chamberlain golpea un groove de bolsillo y Drewes a su debido tiempo aprieta el paso con un emotivo paseo de saxofón. Otro punto culminante es un dulce solo de Miles que genera muchos aplausos. Frisell permanece en un dominio rústico con “Keep Your Eyes Open”, de su disco de 1997, Nashville. Otra vez, Leisz y Frisell intercambian líneas y ambos realizan sus solos con confianza. Los cuernos dan más punch al tema pastoral que a la versión original, no realmente un swing del oeste, pero todavía rolando y jugueteando. El golpe de Chamberlain de es refrenado manera apropiada y ayuda a apoyar una percepción rústica. “That Was Then”, primero publicado en Good Dog, Happy Man (1999) tiene un esquema relacionado, mezclando bronces de colores llamativos y agrarios acentos de guitarra.

El septeto culmina con un corte de cada uno desde Gone, Just Like a Train y Nashville. “Egg Radio” tiene una metrica armoniosa intensificada por la unificación de los bronces y una shockeante improvisación de Frisell que sombrea con rayas efectos de guitarra de rock con tonalidades de jazz. “We’re Not From Around Here”, a la inversa, utiliza una fundación de blues que lleva a la pista a una animada inclinación funky. Drewes contribuye un solo de notas rápidas con una sugerencia a Charlie Parker. El grupo cierra con un fadeout disonante.

Fuente: Doug Simpson para http://www.audaud.com – Traducción: La Bestia Políglota!

Track listing:

1. lmprovisation #1
2. What Do We Do?
3. Improvisation #2
4. Dream On
5. Outlaws
6. I’m So Lonesome l Could Cry
7. Improvisation #3
8. The Tractor
9. Blues Dream
10. Ron Carter
11. BIues For Los AngeIes
12. Keep Your Eyes Open
13. That Was Then
14. Egg Radio
15. We’re Not From Around Here

Artist list:

Bill Frisell, guitarra
Matt Chamberlain, batería

David Piltch, bajo

Billy Drewes, saxofón alto

Curtis Fowlkes, trombón

Ron Miles, trompeta

Greg Leisz, guitarra, mandolina

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com


5 comentarios so far
Deja un comentario

Excellent review of an amazing record.Thanks LBP

Comentario por laconico

I'm So mad about mqc l Could CryBill Frisell es como unos fideos de los que nos tomamos tan ricamente en casa, esos fideos buenos de casa.

Comentario por moderrunner

Sin sorpresas en este viaje friselliano, pero quién quiere sorpresas cuando lo probado suena tan bien…Gracias. Abrazo bestial y chelístico.

Comentario por Juan Ignacio

Coincido con el amigo Juan Ignacio, quién no podría después de todo, habiendo leído ya los interesantísimos comentarios que siempre deja en este sitio. Comentarios que inspiran una segunda y detallada escucha, y siempre devienen en mejor disfrute de la música ofrecida.Sólo que esta vez, yo he quedado un poco sorprendido por esta entrega del genial Bill, ya que noto un inocente toque sicodélico, aún en aciertos hacia lo naïf, todavía más desconcertantes para mí por la contundencia de una banda sorprendente, que aparenta no apuntar a tocar para el lucimiento de Bill.Es un trabajo introspectivo? Esotérico, acid o étnico?No me parece nada de todo esto, sin embargo, y tal vez a su pesar, las huellas del genio de Frisell no pueden ser borradas.Y más, festejo que Bill nos traiga, a través de MQC, estas fantásticas coincidencias y discrepancias.

Comentario por Gabriel

Thanks for the album.

Comentario por Roland561




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: