Preso ventanilla


Christophe Wallemme


Start “So Many Ways…” (2008)

Christophe Wallemme describe este esfuerzo como un “guiño a los grandes standards del jazz americano”, un objetivo loable pero una afirmación que parece intencionada para confundir al oyente. Las explícitas referencias musicales en Start “So Many Ways…” señalan en cambio, a Antonio Carlos Jobim y a “Bitches Brew” de Miles Davis, antes que a “Body and Soul” o “My Funny Valentine”. No importa.

La grabación previa de Wallemme, el fino Namaste (Bee Jazz, 2006), dibujó los años transcurridos del bajista en la India, construyendo un trabajo maduro de jazz multicultural, acompañado por una compañía grande de músicos. El nuevo registro está basado en un más íntimo ajuste musical -esencialmente un trío de piano, aumentado en algunos cortes por el saxofón o la guitarra- y no hay un olorcillo de India en esto.

Si algo uno oye en algunas de estas pistas, son insinuaciones de Brasil. El pensativo “Picture in Black and White” es una variación apenas disfrazada del clásico de bossa nova “Portrait in Black and White”. El breve solo, trémulo, del pianista Jozef Dumoulin, contrasta amablemente con el prolijo, sentimental, solo de Harold Danko en la versión que hizo Chet Baker en 1987 del original de Jobim (Chet Baker in Tokyo, Evidence, 1996). Wallemme sustenta la melodía adaptada con una especie de ritmo de samba jugado hacia atrás, una táctica familiar desde “Maiden Voyage” de Herbie Hancock (Maiden Voyage, Blue Note,1965).

El mismo pulso samba “hacia atrás” se distingue en la apertura “Quartz”, y en “Pharaon’s Dance”, evidentemente un guiño a “Pharaoh’s Dance” de Miles Davis. El número de Wallemme parece rendir homenaje no a la composición propulsiva de Davis, sino al planeo del trompetista, el solo arquitectónico. Esto es también donde el saxofonista Julien Lourau tiene su mejor momento en el registro.

En varias pistas (aunque no, quizás de una manera extraña, en las composiciones inspiradas en “Bitches Brew”, donde sería lo más esperable), Dumoulin toca el Fender Rhodes; la mejor de estas es “Today Perhaps”. Mientras tanto, el guitarrista eléctrico Manu Codjia, un veterano de Namaste, confiablemente deja de lado toda cortesía cuando es su turno para los solos; que dice, “Where Is My Way?”, su dueto con Wallemme, es bastante sensible.

Start “So Many Ways…” es un título torpe para una pieza de trabajo sin torpezas. Wallemme ofrece una vez más un álbum de conceptual sofisticación y coherencia, en la compañía de un gran elenco de apoyo.

Fuente para la reseña: Jeff Dayton-Johnson para http://www.allaboutjazz.com/php/article.php?id=31278

Track Listing

01. Quartz (4:31)
02. To Bee or Not to Bee (4:07)
03. Portrait of Cendrine (5:02)
04. Picture in Black and White (5:15)
05. Wanted (4:46)
06. Where Is My Way? (3:44)
07. Today Perhaps (4:24)
08. Pharaon’s Dance (3:55)
09. U-Turn (1:58)
10. Certainly Tomorrow (4:57)
11. U-Turn (Version 2) (2:33)

Artist List

Christophe Wallemme: double bass, compositions, arrangements
Jozef Dumoulin: piano, Fender Rhodes, electronics
Dre Pallemaerts: drums
Julien Lourau: tenor and soprano saxophone on 1, 4, 5, 8
Manu Codjia: guitar on 2, 4, 5, 8

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: