Preso ventanilla


Carlos do Carmo e Bernardo Sassetti
octubre 13, 2011, 10:09 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , ,


Carlos do Carmo & Bernardo Sassetti (2010)

“Cansados van los cuerpos para casa
de los ritmos imitados de otra danza
La noche finge ser aún un niño mirando la luna
con su ceguera de la razón y el deseo”,

dice la primera estrofa de “Lisboa que amanece”. Voz y piano para el hermoso disco sin título que han firmado los portugueses Carlos do Carmo y Bernardo Sasetti. Carlos do Carmo (Lisboa, 1939) es la voz de la que escribió Saramago que, plena de sensible humanidad, canta la palabra y nos dice la música. Y, Bernardo Sassetti (Lisboa, 1970), un notable pianista con trabajos para el cine -toca “My funny valentine” en la película de Minghella “El talento de Mr. Ripley”-, su dúo de pianos con Mário Laginha o el trío de jazz con Carlos Barretto al contrabajo y Alexandre Frazão batería.

A finales de los años sesenta, Cardoso Pires escribió que, con Carlos do Carmo, y la palabra de Alexandre O’Neil, Ary dos Santos o David Mourão-Ferreira, la Lisboa de la mitología sórdida y de la acuarela fácil estaba cada vez más distante. En un encuentro concedido a Babelia, en mayo de 2004, en su domicilio lisboeta -un décimo piso desde el que se divisa el Tajo y bañado aquella tarde por una luz primaveral-, Carlos do Carmo se declaró militante de su ciudad: “Lisboa es todavía una ciudad que tiene alma. Y de las pocas del mundo que tiene una canción. No soy un nostálgico, pero Lisboa provoca nostalgia de lo bello. Hay algo en ella que habla”.

En el disco de Carlos do Carmo y Bernardo Sassetti hay un José Afonso (Cantiga do maio), un Fausto (Foi por ela), un Rui Veloso (Porto sentido) y un Sérgio Godinho (Lisboa que amanhece), pero también se escuchan Gracias a la vida, de Violeta Parra -homenaje a Mercedes Sosa-, la definitiva Avec le temps, de Léo Ferre, o Quand on n’a que l’amour, de Jacques Brel, referencia fundamental. Canciones que a Carlos do Carmo siempre le habían gustado. Pianista y cantante desnudan sus egos para prestarse atención, y las hacen suyas. Es el trabajo sin red de dos locos sueltos, como lo define Carlos do Carmo.

En casi medio siglo de labor artística, el autor de discos como “Um homem na cidade” se ha convertido en un extraordinario contador de historias. Y, cuando ni siquiera se vislumbraba un naufragio económico en Portugal, él ya comentaba que la vida portuguesa es muy asimétrica, que cada día más se concentra en unos pocos y que hay muchos fuera del contexto.

Carlos Alberto do Carmo Almeida, el hijo de la fadista Lucília do Carmo, fue una referencia esencial del fado durante la larga travesía del desierto que siguió a la Revolución de los Claveles. No se prodiga demasiado desde que hace once años un aneurisma cambió radicalmente su vida. Aunque ya su sueño de una película sobre el fado se ha visto cumplido: confesó que cuando supo que Carlos Saura había dado el sí definitivo al proyecto sintió tal alegría que de haber podido se hubiera emborrachado. Sabe que no falta demasiado para dejar los escenarios definitivamente: confiesa que prefiere salir él solo a que le empujen. Y asegura que éste es un disco sin trucos. Algo que le enseñó Brel cuando dijo, en una entrevista, que en el mundo del espectáculo vale todo menos hacer trampa.

Reseña de Carlos Galilea para http://www.elpais.com/articulo/portada/Lisboa/Carlos/do/Carmo/Bernardo/Sassetti/elpepuculbab/20110528elpbabpor_36/Tes

Apunte: Piso el freno, cambio de carril. Seré claro: no me atraen los trovadores onda Serrat; no soy necio, reconozco su calidad, el excelso nivel de gran cantidad de la poesía que cantan, pero no me llega la obra de manera global. Es una materia que debo. Hecha esta aclaración, debo decir en cambio que el canto de Carlos do Carmo (emparentado sin duda con J.M.Serrat) me conmovió de arranque nomás. Tal vez sea el contexto de los hermosos textos sabiamente elegidos arropados por el piano, o la voz clara y rotunda de Carlos do Carmo; no lo sé, pero puedo testimoniar que el resultado es de una sencillez y serena belleza que te desarma. Do Carmo canta en portugués (tan distinto a lo que escuchamos de Brasil!!), perfecto castellano (una muy linda versión de la archiconocida “Gracias a la vida”) y en un francés exquisito (creo; que me ayuden en esto, aquellos quienes saben del idioma). Disco sencillo, cálido, poético, de una voz, lamentablemente, poco conocida en estas tierras.

Track Listing

01. Retrato (poema de Mário Cláudio, música Bernardo Sassetti) (3:25)
02. Cantigas de maio (José Afonso) (4:43)
03. Lisboa que amanhece (Sérgio Godinho) (6:02)
04. Gracias a la vida (Violeta Parra) (4:39)
05. Porto sentido (Carlos Tê y Rui Veloso) (6:02)
06. O sol (canción popular de las Azores) (5:25)
07. Foi por ela (Fausto Bordalo Dias) (4:20)
08. Avec le temps (Léo Ferré) (5:01)
09. Quand on n’a que l’amour (Jacques Brel) (4:53)
10. Talvez por acaso (Manuela de Freitas y Carlos Manuel Proença) (3:53)

Artist List

Carlos do Carmo: voz
Bernardo Sassetti: piano

Músicos invitados:
Rui Rosa: clarinete
Filipe Quaresma: violoncelo.

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla


10 comentarios so far
Deja un comentario

Hace unas pocas semanas que recibí la invitación para conocer este excelente blog y, aunque ya he estado bajando y deleitándome con algunas de las joyas que recomiendan, tenía ganas de empezar a comunicarme, dejar comentarios y alguna opinión, pero por esas cosas del “poco tiempo y las obligaciones” me habia dejado estar.
Ahora la presentación de este disco ha hecho que no tenga excusas. He tenido la oportunidad de vivir un tiempo en Portugal y a través de esa experiencia, he aprendido a valorar la cultura y en especial la música de ese país, que en nuestras pampas se conoce poco y nada.
He entendido un poco mejor lo que significa la “saudade” que impregna todas las expresiones artísticas de Portugal, hasta incluso ese manera de hablar el portugués que nos suena tan “rara” a quienes tenemos como referencia al acento de Brasil, pero que es la forma más pura de esa lengua.
Mis preferencias musicales nunca estuvieron muy cerca de los llamados cantautores, sin embargo en Portugal conocí a un poeta excepcional como Sergio Godinho, de quien es esa maravillosa “Lisboa que Amanhece” versionada en el disco de Do Carmo y Sassetti.
De este músico me gustaría aprovechar el comentario para recomendar el disco “O Irmao do Meio” que contiene reversiones de sus mejores canciones junto a otros músicos de primer nivel, como Caetano Veloso (justamente en “Lisboa…”) o el propio Carlos do Carmo, entre otros. Muy recomendable ese trabajo, así como toda la obra de Godinho.
En fin, para no irme por las ramas, les dejo mi agradecimiento y felicitación a los administradores del blog por el gran nivel musical de los trabajos presentados y, ahora que ando lejos del “imperio”, es una manera de mantener el contacto con quienes compartimos gustos musicales similares, además de la tierra de origen.
Perdón si me he extendido demasiado y a seguir conectados con la mejor música. Saludos!

Comentario por Afromad

Bienvenidas esas ganas de comunicarse Ariel !!!!
Sin dudas que tomaré tu recomendación de Sergio Godinho; en la búsqueda de info de Carlos do Carmo algo leí de Godinho y ahora que me lo confirmás, saldré a pescar…
Una alegría que nos reencontremos en este lugar! Seguiremos conectados con la música!
Gran abrazo!

Comentario por Del Chelito

Hermosísimo hallazgo e impactante cambio de frente del editorialista del blog, siguiendo las siempre afortunadas metáforas futboleras.

Esta vez también quedé pegado con la referencia de la reseña a Saramago, cuando de la voz de Carlos do Carmo, dice que plena de sensible humanidad, canta la palabra y nos dice la música. Sintética y aguda reflexión que describe como nos atraviesa cuando escuchamos esa voz, pero también ese pianista y ese repertorio en un genuino discazo.

Sumado a una temperatura cercana a la del Nano cuando canta en catalán, creo que es ese decir (como en Porto sentido o Lisboa que amanece) lo que nos estruja nuestra almita plena de exóticas saudades tan cercanas a las nuestras, después de todo.

No soy lingüista, pero me animaría a decir- incluso sin ponerme colorado- que el sotaque es el sotaque y que nadie está al margen de ser alcanzado por el reconocimiento de la diferencia. Acá precisaría: es lo que hay, afortunadamente.

Por lo demás, pueden decirle si lo ven a Carlos por allí que se quede tranquilo, porque no nos hizo trampa.

Saramago también decía “que si hay que buscar el sentido de la música, de la filosofía, de una rosa, es que no estamos entendiendo nada”. Y visto un poco más de cerca, me parece que este maestro nos está empujando para que dejemos de atormentarnos yendo atrás de los sentidos de cualquier búsqueda, y abramos nuestras cabezas y nuestras orejas antes de declararnos vencidos por la razón analítica.

Se agradece Chelo.

Abrazo de gol.
Pincha

Comentario por Pincha

Gracias Pincha por sumarte a este cambio de frente: a veces es bueno cambiar todo para despabilar un poco las (mi) mentes. Y muy interesante tu último párrafo respecto a “desatormentarnos”: me voy a dormir pensando en eso; me hace falta…

Abrazo grande

Comentario por Del Chelito

Grandiosa sorpresa, para los que vivimos con saudades de Lisboa y esa tierras de ruinas celtas bajo templos romanos bajo iglesias medievales.
Cuanto de la belleza aquí la aporta Sassetti, cuanto es del repertorio. Cuanto de Carmo en “Lisboa que amanece”.
Tal vez esperar que Ariel comparta algo de Godinho, mientras ofrezco subir algunos de Misia, que aporta frescura al Fado, o de Mária Joao y Mario Laginha.
Agradecimientos
elguz

Comentario por elguz

Es un excelente trabajo. A Carlos do Carmo lo conocí por la radio mientras iba en el coche, cantaba “Por morrer uma andorinha”, me quedé atento para oir al locutor a ver si decía quien cantaba y cosa rara, lo dijo al final de la cancion.
Me la descargué y los dias siguientes la escuche compulsivamente, así es el fado, un dia llega a ti y no se va nunca más.
No es fácil disfrutar de la musica urbana portuguesa y sus cantantes sin conocer Lisboa, los edificios de una preciosa arquitectura de cien o doscientos años ya grises, inmersos en una especie de tristeza resistiendo la modernidad, al igual que no es fácil entender el tango si no se conoce Baires.
Para quienes son permeables a dejarse seducir por esta atmósfera recomiendo especialmente escuchar a Madredeus, un fado moderno (uno de sus albums es electrónico), sin concesiones, hecho también por grandes músicos.
Muchas gracias por el Blog. Estaremos atentos.
Saludos desde Madrid.

Comentario por Raul

El link ha sido renovado.

Comentario por Del Chelito

se cayo nuevamente. seria mucho pedir si pudieran resubirlo? desde ya gracias. un abrazo

Comentario por Alejandro Safi

El link ha sido renovado!

Comentario por Del Chelito

Mil gracias!!!

Comentario por Alejandro Safi




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: