Preso ventanilla


Los Dorados





Vientos del Norte (2004)

¿Por qué reseñar y recomendar a Los Dorados? Podría empezar con el regionalismo: Los Dorados son la banda de jazz qué más está dando de qué hablar en México. Demián Gálvez (guitarra) y Carlos Maldonado (contrabajo) son torreonenses. Rodrigo Barbosa (batería) es capitalino y Daniel Zlotnik (sax) argentino, lo cual convierte al combo en una mezcla más que interesante. Pero lo fundamental por supuesto que es la música.

Podría comenzar haciendo mención a lo seductor de sus temas, que se disfrutan como si fueran standards que hubieramos escuchado toda la vida. Una desbordada imaginación melódica enriquecida por una certera ejecucción; dando como resultado atmósferas que igual nos suenan antiquísimas como contemporáneas.

Uno de sus grandes aciertos es que Los Dorados se alejan de esa tendencia en el jazz contemporáneo a la deconstrucción armónica por medio de modos y escalas intrincadas y (a)compleja(da)s. No, el de Los Dorados es un jazz que conserva ese feelin’ al mero estilo del primer jazz modal de Miles Davis en su Kind of Blue, pasado por el filtro de décadas de melancolía en el rock alternativo. Y cabe notarlo, se agradece que Los Dorados dejen fuera cualquier cualquier intento de fusión latina, tan común en el trabajo del jazz en este lado del mundo. Lo cual no implica que no se atrevan a ejecutar abrasivas estructuras musicales como en el caso de la impresionante “Fantasmas”, o que Demián Gálvez no distorsione su guitarra en “Huellas”.

Pero si algo transita Vientos del norte de principio a fin, es una apacibilidad melancólica, un ambiente relajante, que va muy bien con la idea nostálgica del disco. La región de origen de Demián y Carlos marca la música de Los Dorados: plagada de olor a tolvaneras, calles y camellones con palmeras, estepas desérticas. El solo de contrabajo y sax en “Tregua” es lo suficientemente hermoso y desolador como para ambientar una mañana de cruda, mientras el aire fresco se cuela por la ventana y no podemos hacer nada más que beber en soledad un sorbo más de nuestro café.

Me permito citar una frase de José Jiménez-Ortiz acerca de este bandón: ”Mediante su santa y pura ejecución técnica, sus preciosos y precisos arreglos, y la frenética libertad mediante la cuál logran cambiar el rumbo de sus estructuras melódicas, Los Dorados logran hacer con cada una de sus canciones, un pequeño álbum perfectamente logrado”.

Reseña de José Juan Zapata Pacheco para http://jojuzapalps.wordpress.com/2007/02/15/los-dorados-vientos-del-norte/

Track Listing – Vientos del Norte

1. Vientos del Norte (6:05)
2. Tregua (8:46)
3. Fantasmas (6:21)
4. Altanoche (8:30)
5. Valor de volar (3:54)
6. Huellas (7:44)
7. Cancion para Diego (4:12)

Artist List

Demián Gálvez: guitarra
Carlos Maldonado: contrabajo
Rodrigo Barbosa: batería
Daniel Zlotnik: sax

Turbulencia (2006)

A los 16 años Demián Gálvez tiró todos sus discos de Iron Maiden a la basura. Proveniente de un linaje de músicos, científicos e intelectuales, no pudo desobedecer el consejo familiar: “Si quieres ser guitarrista en serio, olvídate de todos tus discos de rock”.

Originarios de Torreón, Coahuila, Demián y Carlos Maldonado adoptaron el jazz como una nueva obsesión después de expulsar al heavy metal de sus oídos. Años más tarde viajaron al Distrito Federal, en donde estudiaron la licenciatura en Jazz en la Escuela Superior de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes y se sometieron a una férrea disciplina de estudio en donde el jazz y la música académica se instalarían de tiempo completo en sus cabezas.

Ambos pasaron por diversas instituciones educativas, nacionales e internacionales, siempre enfocados en el jazz como única meta. En 2003, después de muchos palomazos, fundaron Los Dorados junto con Daniel y Rodrigo. Con ellos compartían tanto el frenesí académico como la inquietud por foguearse en todos los escenarios posibles.

Su primer álbum, “Vientos del norte”, fue lanzado ese mismo año de manera completamente independiente. Era un disco bien logrado, con aires de jazz neoyorquino e intrincados desplantes de virtuosismo que avanzaban suavemente por laberintos armónicos.

—Estábamos rotísimos en ese entonces —recuerda Zlotnik—, no teníamos un centavo. Nos gastamos todo nuestro dinero en grabar ese puto disco. Grabamos y mezclamos todo en tres días. Aún no sé cómo le hicimos.

Pronto el sacrificio traería resultados tangibles. Bastaron unas cuantas tocadas para que el grupo generara expectativas y despertara interés entre miembros de anteriores generaciones de jazzistas en el DF. Comenzaron a recibir llamadas e invitaciones.

—Nos contrataban por separado —recuerda Carlos, el de los lentes de pasta gruesa y una cabeza sin pelo resguardada bajo un sombrero negro. Su sonsonete norteño contrasta con el tono sudamericano de Zlotnik que, a su vez, se contrapone al laxo acento chilango de Rodrigo—. De repente alguien quería la sección rítmica de Los Dorados para acompañarlos, o querían que Daniel tocara un solo en un disco, o llamaban a Demián para participar en tal o cual proyecto. Tocamos tanto jazz que nos hartamos.

—El problema del jazz es que es una trampa —opina Zlotnik sobre el gradual proceso que fue separando a la banda de su sonido original—. Todos piensan que es la música más libre del mundo, pero yo creo que el jazz, en especial el jazz tradicional, es uno de los géneros más cerrados. ¡Es mucho menos libre que la música clásica! Hay tanta tradición que, si no cumples con cierta armonía o con determinada estructura, de inmediato llega la policía del jazz a degollarte.

Fue hasta el año 2005 cuando Gerry Rosado, productor de la disquera Intolerancia, atraído por los comentarios que había escuchado sobre los cuatro fue a verlos tocar en un bar.

En cuanto el concierto acabó, Rosado les planteó una oferta de oro: grabar un segundo disco en los estudios de Intolerancia. “Ustedes pidan lo que quieran, díganme qué necesitan, vamos a hacer que eso ocurra”, ofreció.

No tuvieron que pensarlo demasiado. Un par de meses más tarde, Demián estaba encerrado en el cuarto de grabación, con la guitarra colgando de su hombro conectada a un amplificador a todo volumen. Miraba los pedales de efectos bajo sus pies, las distorsiones a las que había renunciado hacía tanto tiempo en pos de una música “más seria”. Recordaba los consejos de su familia, los discos de Iron Maiden en la basura, la solemnidad de la academia y el deseo de que una nube de feedback se lo llevara todo lejos.

—Grabar ese disco, Turbulencia, fue como un exorcismo —dice todavía ahora Demián—, fue como dejar salir todo el ruido que tenía ahí escondido, y fue también liberarme de muchas ataduras y prejuicios en torno a la música que yo quería tocar.

Fuente para la reseña Carlos Acuña para http://www.m-x.com.mx/2012-10-07/los-dorados-tan-lejos-del-jazz-y-tan-cerca-del-rock/

Track Listing – Turbulencia

1. Turbulencia (8:35)
2. Canción Muda (3:45)
3. Unión Laguna (10:06)
4. Canto (5:25)
5. Pez Gordo (8:59)
6. Ruta Dorada (8:45)
7. Alba (5:32)
8. Volar de Valor (4:45)

Artist List

Daniel Zlotnik: Sax Soprano, Sax Tenor, Sax Barítono, voz, efectos
Demián Galvez: Guitarra eléctrica, Lap Steel, efectos, voz
Carlos Maldonado: Contrabajo, Bajo Eléctrico, efectos, voz
Rodrigo Barbosa. Batería, Percusiones, voz
Invitado especial:
Rayo en track 5

Los Dorados & Cuong Vu

Incendio (2008)

Los Dorados son una banda mexicana de jazz, pero sus fronteras están abiertas a cualquier sonido ecléctico. Su primer disco, Vientos del Norte (2004), “homenaje sónico al desierto”, es una muestra íntegra de jazz contemporáneo. El segundo, Turbulencia (2006), “enmarca una búsqueda mucho más arriesgada al plasmar sonidos estruendosos y dinámicos”. Ahora estos gatilleros sonoros de Pancho Villa regresan con su tercer hijo, Incendio, material “fuera de las etiquetas: puede ser jazz, rock, noise, o electrónico. Es un álbum para contemplar”, aseguran en entrevista.

Incendio, grabado con el vanguardista de la trompeta, Cuong Vu, se presentará este jueves en el Centro Cultural España (entrada gratis a partir de las 9 de la noche). Pero habrá otras presentaciones: el viernes en el Instituto Mexicano de la Radio (Imer) a las 19 horas (gratis). El 7 de junio en Tepoztlán en el festival Colmena, y el domingo en el club Zinco (en el Centro Histórico), a las 20 horas.

Los Dorados dijeron por qué invitaron al trompetista de origen vietnamita Cuong Vu, “quien se crió y creó en Nueva York, se hizo famoso luego de que Pat Metheny lo llevó a su grupo, pero lo que nos atrajo de él fue su trío. Coincidimos en traerlo, le mandamos un correo; nos contestó luego de escuchar nuestra música. Fue colaborador de David Bowie, con Cibo Matto, en la escena mundial vanguardista es reconocido. Pero lo que más nos llamó la atención fue el trabajo con su trío, con lo que nos identificamos, con esa libertad de hacer, desde una balada que se pueda llevar a una parte muy oscura, hasta algo de mucha intensidad”.

Momento intenso

El disco, comentaron Los Dorados, “nos sacó todas las cosas interiores. Fue un momento intenso. Se hizo sólo un ensayo general antes de la grabación. En este trabajo hay mayor libertad de solear, más energía desbocada, quizá el mismo hecho de la premura hizo que no estuviera tan pensado. Pero hay que aclarar que se le escribieron líneas especiales a Cuong Vu. Él tocaba sus temas, pero era libre de improvisar. El free jazz, por libre que sea, tiene que tener una estructura controlada. Entonces, el resultado es que pudimos hacer desde una melodía hermosa, que parece balada, hasta un funk ácido… y regresar a la melodía”.

Incendio es un álbum “fuera de etiquetas. Es un disco para contemplar, es como ver una película o imágenes densas, pero hermosas. No lo etiquetamos, porque tendría muchos nombres, y sería una palabra muy larga. La onda es dejarse envolver por las imágenes, que puede proponer el sonido. Puede remover las entrañas, sacar tanto los demonios como las cosas chidas; llevarnos a un viaje que algo moverá; refleja la vida que Los Dorados llevamos en el Distrito Federal: intensa, de pasión y amor”.

Agregaron: “el rollo interpersonal se refleja en nuestra música. Hemos pasado por situaciones de enojo, alegría, de todos los sentimientos mezclados. Hay autorías individuales, pero entre todos componemos. Somos una banda y todos proponemos lo que necesitan las rolas para sonar a Los Dorados, en un hecho muy inconsciente. Todos somos todo: compositor, arreglista, hasta secretarios”.

Reseña de Juan José Olivares para http://www.jornada.unam.mx/2008/06/04/index.php?section=espectaculos&article=a09n1esp

Track Listing – Incendio

1. Estación Marte (Demian Galvez, Carlos Maldonado) (4:10)
2. Acapulco Golden (Demian Galvez) (6:21)
3. Funky Shit (Demian Galvez) (6:15)
4. Incendio (Carlos Maldonado) (5:59)
5. El Chivo Viejo (Rodrigo Barbosa) (6:50)
6. Magma (Daniel Zlotnik) (4:04)
7. Fúnebre (Carlos Maldonado) (3:25)
8. Marmotas In The Toilet (Daniel Zlotnik) (4:49)

Artist List

Daniel Zlotnik: saxofones, efectos
Demián Gálvez: guitarra, efectos
Carlos Maldonado: contrabajo, bajo eléctrico, efectos
Rodrigo Barbosa: batería
Invitado especial:
Cuong Vu: trompeta

Good/ Evil (2011)

Muchas veces resulta contraproducente que los miembros de un grupo estén dispersos en distintos proyectos paralelos. Sea porque pierden compromiso o diluyen sus visiones estéticas, porque a unos les va mejor que a otros o por simples cuestiones de calendario, se necesita amistad y fuertes creencias en un destino común para que se pueda continuar existiendo. Tal ha sido el caso de nuestros amigos Los Dorados, banda integrada por Daniel Zlotnik (saxofones, clarinete), Demián Gálvez (guitarras), Carlos Maldonado (bajos), Rodrigo Barbosa (batería) y DJ Rayo (tornamesas), quienes por casi una década han sabido mantener sus lazos y, mejor aún, producir cuatro obras valiosas en el panorama del jazz mexicano (Vientos del norte, Turbulencia, Incendio y Good/ Evil). Y claro, si decimos jazz es sólo porque se trata del género en el que nacieron y que más se acerca a sus experimentos, aunque hoy por hoy su estar también abreve en las aguas del rock y la electrónica.

En el Teatro de la Ciudad, el próximo viernes 3 de junio, Good/ Evil, su nueva producción, es el mejor pretexto para, como dice Zlotnik, “presentarnos formalmente en sociedad, como en fiesta de quinceañera”. Un disco de bosquejos y de vacíos, bueno para que cada escucha complete su propia historia. Un álbum breve (34 minutos) que no se pierde en especulaciones ni concede espacios al ego de quien improvisa “porque sí”, porque “hay que hacerlo”. Un trabajo que, lejos de relacionarse con las múltiples paradojas del mundo, comenta Daniel, “tiene que ver con una idea general: la contradicción que supone cualquier absoluto. No necesariamente se relaciona con nuestra actualidad, aunque se puede decir que la vida en nuestro país influyó en su título”.

Para presentarlo en concierto se sumarán al quinteto cuatro invitados: los guitarristas Alex Otaola y Alonso Degert, el MC Robapalabras y el artista visual Jorge Orozco, quien creará obras en video en tiempo real. “Junto con ellos vamos a tocar música de Good/ Evil y de todos nuestros trabajos anteriores”, señala el saxofonista, quien ha participado en cerca de cien discos y toca tanto con Zoé como con Klezmerson, pasando por su propio proyecto Zgroovnik, entre otros. Pero no es el único inquieto en Los Dorados. Demián Gálvez toca con Ely Guerra; dj Rayo suena en Troker de Guadalajara; Rodrigo Barbosa en Paté de Fua y Carlos Maldonado en Maldolor y Malcisne.

Los Dorados, explica Daniel, “son el resultado de la vida individual de sus integrantes. Ninguno vive en Nueva Orleáns ni es hijo de un trompetista negro. Eso hace que nuestra realidad esté llena de otros sonidos, de otras maneras de ver la música y nuestros deseos. No pretendemos ser un grupo de jazz, ni de rock, ni de electrónica, sólo la suma de gente dejando salir a flote sus experiencias”. Y vaya que sucede.

Good/ Evil inicia con “Mal”, un extraordinario tema de Carlos Maldonado cuyo poder va creciendo en torno a un ostinato de bajo, mientras la tornamesa del dotado DJ Rayo establece un marco fundamental para el nuevo discurso dorado. “Cabalgata” es una composición agridulce. Su afortunada melodía transita arpegios de anclaje misterioso. En ella se siente el gusto del grupo por repertorios como los de su amigo y otrora colaborador Cuong Vu. “Kitzihiata”, por su parte, se nos antoja para un western duranguense. Limpia, abierta, muestra la fineza de lo que pasa luego en “Planeador”, en donde se revela el buen gusto de Barbosa en la batería. En ella, como ocurre constantemente, el conjunto acude a tensiones y efectos que impiden casarse con un solo significado.

“Solariego” se sustenta en distintas guitarras de Demián Gálvez. Aquí escuchamos otro tipo de virtuosismo, sereno y raro, que también aparece en “Weird Beauty”, un vals que podría estar en alguna escena de David Lynch. Ahora que, pese este carácter cinematográfico, composiciones como “Here Comes the Sound” proponen un género formal a base de sampleos y spoken word (Robapalabras), mientras que “Indie Gente”, “Toña” y “El resplandor” otorgan momentos oscuros, fracturados, reflexivos. Su pieza final, “Bien”, es hermosa y multifacética. En ella se resume el carácter viajero –casi ferroviario– de Zlotnik, concluyendo el disco de manera diáfana y luminosa.

Este es un álbum contundente que vale la pena juzgar en vivo, pues las dos ramas que lo equilibran, la del bien y la del mal, se convertirán en un frondoso y matizado bosque dentro del que valdrá la pena perderse por un rato.

Reseña de Alonso Arreola para http://www.jornada.unam.mx/2011/05/22/sem-alonso.html, publicado el 22/05/2011.

Track Listing – Good/Evil

01. Mal (2:53)
02. Cabalgata (2:49)
03. Kitzihiata (2:21)
04. Planeador (3:14)
05. Solariego (4:16)
06. Weird Beauty (2:29)
07. Here Comes The Sound (2:53)
08. Indie Gente (2:36)
09. Toña (2:39)
10. El Resplandor (3:09)
11. Bien (4:53)

Artist List

Daniel Zlotnik: saxofones, clarinete
Demián Gálvez: guitarras
Carlos Maldonado: bajos
Rodrigo Barbosa: batería
DJ Rayo: tornamesas

Password, en todos los casos: presoventanilla

Apunte: Los Dorados se autodefinen como “guerrilleros de la música”. Y está bien. Desde su debut con Vientos del Norte, hace apenas ocho años no han dejado de despojarse de diferentes “camouflages” musicales. Desde el jazz moderno y con aires neoyorquinos de su primer disco, pasando a un sonido más denso en Turbulencia, encontrándose con el vanguardista Cuong Vu para Incendio, donde esa clima opresivo y denso se acentúa con el sonido sucio del trompetista, hasta llegar a Good/Evil, donde pocos rastros de jazz quedan y si de mucha música urbana, mezcla de rock oscuro y ambiente del siglo XXI, en una especie de visión crimsoniana (del último Crimson) y tercermundista. Por definición, un guerrillero no debe temer, o al menos hacerlo, pero sin detener su marcha. Los Dorados no detienen su marcha, yendo en la búsqueda de un lenguaje propio que los explique. Por mi parte, yo los sigo.


7 comentarios so far
Deja un comentario

Excelente aporte, gran sonido de los Dorados, me dejaron grata impresión

Comentario por kiko

yo no tan pulido en esto del jazz, quizás más rockófilo pero siempre abierto .
… re-escuchando ahora Unión Laguna, de Turbulencia.. uf ! ¿ me permiten decir quizás un gran disparate ? aparte de impresionantemente maravilloso, una delicia !, me parece casi-un-velado-homenaje a Santana, el de esos tracks largos, fuertes, meditativos, cambiantes , como Canción del viento, por ejemplo. que son más bien sutras, puestos en música.
algo así como decir, con buena onda: “hey, mirá lo que hacemos con tu rock, nosotros de este lado !” — digo yo.

anyway, gracias por tanta música, ustedes ahí.

Comentario por segaram

y nuavamente gracis por compartir este repertorio, para su humilde servidor, desconocido y mexica. Me quedo con la frase que adhiero, suscribo y casi casi la podría hber dicho esta ignorante hormiga: pero yo creo que el jazz, en especial el jazz tradicional, es uno de los géneros más cerrados. ¡Es mucho menos libre que la música clásica! Hay tanta tradición que, si no cumples con cierta armonía o con determinada estructura, de inmediato llega la policía del jazz a degollarte.(Zlotnik)

Comentario por ignoble ant

excelente aportación y gran sitio para conocer el jazz

Comentario por jesus

no tenemos un pedo que nuestros discos se publiquen en blogs y agradecemos los comentarios de la gente que los escucha y pone cosas chidas.
nomas, si un dia tocamos cerca de donde estan, vayan a vernos…. suena a un trato justo ???

daniel zlotnik.
sax-los dorados

@danzlotnik

Comentario por danzlotnik

Es un trato más que justo, Daniel!!
Te diría que para mi es practicamente imposible ir a verte a México, pero si andás por el interior de la Argentina, me vas contar en la primera fila.

Otra cosa: si querés, retiramos los links de descarga.

Saludos!!

Comentario por Del Chelito

Hola podrías por favor resubir los links???? Me urge descargar estos discos!!!!!!!! Salu2!!!!

Comentario por Juan Carlos (@jc_villasuso)




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: