Preso ventanilla


Charles Lloyd & Jason Moran
junio 20, 2014, 7:33 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , ,

tapa Hagar's Song
Hagar’s Song (2013)

“La música siempre ha sido mi inspiración y consuelo. Espero dar lo mismo. Las canciones que hemos elegido para la grabación son parte de ese hilo continuo de música que es mi vida”.

Aunque estas palabras de Charles Lloyd forman parte de las notas promocionales de Hagar´s Song, y la promoción siempre mide sus expresiones para captar el interés del posible comprador, no difieren de las que el propio Lloyd me dijo hace un par de años cuando tuve el honor de entrevistarlo tras editar un disco junto a la cantante griega Maria Farantouri: “¡La música siempre me ha inspirado! Y siempre me ha dado paz y consuelo. Y ahora quiero devolverlo y compartirlo con la humanidad allá donde vaya. Todavía estoy refinando mi sonido para que allá donde esté se transforme en verdad y en quien soy”. Una declaración que sirve tanto para la mística como para la técnica. La conclusión es que, en ese camino de refinamiento, Lloyd ha ido definiendo ciertamente una expresión que le hace fácilmente reconocible (“quien soy”); un logro a base de personalidad y habilidad para el manejo del instrumento como una extensión más del cuerpo y el alma, no como un fin. En ese hacer propio intuimos la verdad de su discurso, el mensaje claro de una voz instrumental que consuela. ¡Vaya si consuela!

Si la música le ha dado a Lloyd paz y consuelo, este encuentro con Jason Moran (el pianista titular del cuarteto con el que ha publicado el saxofonista desde 2008) resulta sanador y estimulante para el oyente. Más allá de por la atmósfera reconcentrada de los tempos lentos y medios que abundan (que, de por sí, no aseguran nada e incluso pueden llevar al bostezo), lo grandioso de este Hagar´s Song es cómo Moran y Lloyd consiguen liberar la música del peso de la lentitud para hacerla discurrir unos centímetros por encima del suelo. Nada que ver con un misticismo new age sino con un lenguaje complejo elevado a la categoría de hermosa sencillez. O de cómo son capaces de atacar el “Mood Indigo” de Ellington o “Rosetta” de Earl Hines y que caminen con puro swing mientras Lloyd desparrama su arsenal de notas sin que éstas se desvinculen de la naturaleza íntima del primero ni de la alegre ligereza del segundo. Moran ejerce de elegante contrapeso a la fluidez (no exenta de peso en su reverberación tímbrica) que caracteriza el fraseo del saxofonista. Se hermanan dos de los elementos esenciales de una forma de entender el jazz: swing y libertad.

Más allá de los reclamos de la versión de clásicos del cancionero, autores del gusto de Lloyd (en el caso de “You´ve Changed”, por asociación a su adorada Billie Holiday) y clásicos de la música popular como Bob Dylan (en homenaje a Levon Helm) o Brian Wilson (Lloyd llegó a participar en alguna grabación de los Beach Boys), la piedra angular de este disco es la suite que le da título y que Charles Lloyd dedica a la historia de su tatarabuela, esclava y separada de sus padres a los diez años. Es terreno para el Lloyd más folclórico y coltraniano. Con reminiscencias de la música ritual india (el uso de la flauta baja ayuda a tal fin), Lloyd se adentra por momentos en terrenos de la oración suprema con el emocionante “Dreams of White Bluff”, gracias al estatismo modal y una expresividad que, en ocasiones, lleva a emular –marca de la casa- la sonoridad del tarogato (instrumento del que ha hecho uso en otras ocasiones). Con Moran más dedicado a labores de impulso (en “Alone” juega con una pandereta que percute con los martillos del piano), contrapunto rítmico (al himno de “Bolivar Blues”), y marco ambiental, Lloyd alterna flautas y tenor en un discurso que favorece su libertad expresiva: del himno melódico al expresionismo de vuelo libre. Lloyd en estado de gracia. Entre el gozo del swing y las invocaciones del espíritu.

Reseña de Carlos Pérez Cruz para http://www.cuadernosdejazz.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2714:charles-lloyd-jason-moran&catid=4:discos&Itemid=7

Apunte: Hagar’s Song, es un trabajo que Lloyd publica coincidiendo con su cumpleaños número 75, en el que incluye un puñado de canciones por las que siente un afecto especial, pero donde el tema central de este hermoso disco es “Hagar Suite”. Una suite con cinco movimientos, que Charles Lloyd compuso en honor de su bisabuela, llamada Hagar. “Cuando me enteré de su historia, me conmovió profundamente. La suite refleja su vida. Desde que fue llevada por sus padres al sur de Mississippi y Tennesse, hasta que fue vendida a un propietario de esclavos, que la dejó embarazada a los 14 años. Es una historia enrevesada y complicada. Es la historia de tantas víctimas de la esclavitud. Una historia que me duele hasta la médula”, afirma el veterano y sabio saxofonista. Esta hermosa suite narra en cinco piezas de diferente duración la pérdida de la familia, la soledad, los desconocidos, los sueños y tristezas y las canciones que se cantan a los hijos recién nacidos. La música como fuente de inspiración y consuelo. Belleza absoluta, profunda y curadora.

Track Listing

01. Pretty Girl (Billy Strayhorn) (4:48)
02. Mood Indigo (Duke Ellington) (5:13)
03. Bess, You Is My Woman Now (George Gershwin) (3:36)
04. All About Ronnie (Joe Greene) (4:17)
05. Pictogram (Charles Lloyd) (3:56)
06. You’ve Changed (Carl Fischer) (4:47)
07. Hagar Suite I. “Journey Up The River” (Charles Lloyd) (6:20)
08. Hagar Suite II. “Dreams Of White Bluff” (Charles Lloyd) (9:45)
09. Hagar Suite III. “Alone” (Charles Lloyd) (2:30)
10. Hagar Suite IV. “Bolivar Blues” (Charles Lloyd) (4:16)
11. Hagar Suite V. “Hagar’s Lullaby” (Charles Lloyd) (5:41)
12. Rosetta (Earl Hines) (4:38)
13. I Shall Be Released (Bob Dylan) (5:07)
14. God Only Knows (Brian Wilson) (3:31)

Artist List

Jason Moran: Piano, Tambourine
Charles Lloyd: Tenor Saxophone, Alto Saxophone, Flute [Bass Flute], Flute [Alto Flute], Producer

Link de descarga
Otro link de descarga
Password: presoventanilla


15 comentarios so far
Deja un comentario

Primeramente, agradecer por tanta buena música. Segundamente, comentar q no pude bajar el d Charles Lloyd. No se si habrá algún problema con el enlace. Si lo pueden solucionar, doble agradecimiento. Abrazo.

Comentario por Hugo

Mirá Hugo, lo estoy probando y funciona perfectamente.
Intentá de nuevo. De todas maneras, lo cargaré en Depositfiles

Comentario por Del Chelito

¡Muchas gracias, como siempre! ¡Este nuevo servidor de descargas va como un tiro!

Comentario por Carlos, el ibérico

Gracias! Necesitaba la confirmación de como funcionaba el servidor!

Comentario por Del Chelito

Hola Chelito,Muy buen disco del gran LLoyd muy escuchado en mi discoteca,gracias por subirlo.

Comentario por DANY

que bien suenan!

Comentario por Bruc Truc

Hola intente bajarlo dos veces pero es imposible, busque el link de Depositfiles pero no lo encuentro. Abrazo……..quiero escucharlo!!!

Comentario por Ricardo

Hecho!!!

Comentario por Del Chelito

Gracias, descargó perfecto, estoy escuchado, excelente!!! gracias por tu trabajo. Saludos
Ricardo

Comentario por Ricardo

Entre tantas lineas de cuatro y falsos cinco, pases al vacío y tropicalismo extremis, este disco es un balsamo por suerte dificil de evitar.

El disco anterior que me gustó de Charles Lloyd fue “Rabo de nube”. encontrado en una reciente requisa en el presidio. Hay me dí cuenta que la explosión que sale de los saxos de Lloyd son -como bien describía Silvio- “un torbellino en el suelo, y una gran ira que sube. Un barredor de tristezas, y un aguacero en venganza”. Hagar Suite sigue ese destello y si se quedó con ganas de pedir un deseo ya sabe lo que tiene que hacer.

Chas gracias Chelo.

Comentario por piincha

Barredor de tristezas. Exactamente eso.
Abrazo!

Comentario por Del Chelito

Muchas gracias!

Comentario por Libran

Como me gustan los comentarios del Pincha!!

Comentario por Nicolobo Ramos

Nico, no es para tanto. Ud es el Mascherano de este presidio.

Comentario por pincha

Jejeje gracias por el elogio, que hoy en día debe ser el más importante de la web. Como está Masche eh? debe haber sido invocado más veces en estas 48 horas que en todo el resto de su vida. Me alegro por el, merecido lo tiene y ojala vuelva a demostrar su grandeza el domingo…

Comentario por Nicolobo Ramos




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: