Preso ventanilla


Karl Jannuska featuring Sienna Dahlen

tapa Streaming
Streaming (2010)

Estudios demuestran que todo el mundo presta más atención a una voz femenina -la más atrayente, la mejor atención- y esto, independientemente del género. La cantante Sienna Dahlen tiene una voz muy seductora, que podría vender agua de lluvia en una tormenta de nieve. Esto puede ser parcialmente responsable del atractivo extremo de Streaming y de su capacidad para captar la atención incluso de aquellos que tienden a evitar las voces. Sin embargo, “parcialmente” es la palabra clave, es simplemente un ingrediente en los dulce y deliciosos, livianos-pero-rellenos platos de folk-pop/jazz-blues que sirve el baterista Karl Jannuska en Streaming, su tercer álbum como líder de la banda, y su primero en presentar a una cantante.

Este álbum de composiciones originales de Jannuska llegan como refrescante limonada en un caluroso día de verano o un reconfortante chocolate caliente en una crujiente y fría noche de invierno; es un maravilloso plato para ser saboreado lenta y atentamente, apreciando su pleno sabor, o distraídamente, disfrutando del entorno. Alimento hecho de la mejor manera, preparado cuidadosamente; nada rápido o chatarra hay aquí, esto es un gran álbum, sano, que te hace sentir bien.

Nacido y criado en Manitoba, escolarizado en Montreal/Nueva York, y ahora radicado en París, Jannuska tiene la capacidad de absorber y asimilar su entorno sin perder su propio camino.Sus composiciones reflejan una forma folclórica, occidental-teñida y un urbanismo de la costa este, con un dinamismo francés. Esto está fuertemente estructurado, pero el resultado se eleva por encima de todo, respira y libera un agradable y minimalista frescor. Streaming no es un álbum demandante -es tan accesible como el jazz puede ser- pero las melodías encantan y la orquestación y la interpretación ofrecen mucho más para disfrutar, haciendo que el resultado se aleje de ser meramente agradable música ambiental o de fondo.

Las melodías en Streaming no necesariamente se mantendrían firmes sin la voz de Dahlen, pero esta es la forma en la que el álbum fue concebido. Las letras no son tontas; claramente fueron escritas con la voz de Dahlen en mente, suave y enigmática, con íntimas resonancias del estilo Sara K./Cassandra Wilson. Las letras en seis de las pistas fueron escritas por Jannuska, mientras que Dahlen aporta tres, y coescribieron una.

Jannuska limita el rango del registro en los suaves fraseos del saxofón y en las claras y redondeadas notas de la guitarra, tejiendo todas las partes indistinta y moderadamente, casándose con los lujosos timbres de la voz de Dahlen, dando al álbum un sentido suave y de múltiples capas. Desde la apertura, como una marcha “As Far As The I Can See”, pasando por el pegadizo groove rodante de “Gold Star”, la atmosférica, alocada pista del título, la esperanzadora y personal balada, “A Whiter Christmas”, y el cercanamente emotivo “Silent Jubilee”, el álbum fluye a la perfección y sin esfuerzo.

Verdaderamente, Jannuska establece límites a sus músicos y sus estructuras melódicas no ofrecen mucho espacio para los solos, pero tanto con su bandas de París o Montreal -el disco fue grabado en ambas ciudades- Jannuska se rodea de talentosos músicos que manejan bien para utilizar ese espacio limitado en forma sutil y atrayente; músicos que comunican la satisfacción que viene de hacer lo que aman a tan alto nivel, y con unos buenos amigos.

El álbum, primero de Jannuska como líder en el sello parisino Paris Jazz Underground que él ayudó a establecer, tiene un magnífico sonido, reminiscente de aquella aclamada estética ECM, incluso el minimalista, desolado paisaje de la portada es, intencionadamente o no, evocadora del sello.

Streaming es mucho menos juguetón e inspirado en el mundo que el disco previo de Jannuska, “Thinking in Colours” (Effendi/Crystal Records, 2008). En cambio, es un álbum más sobrio y más reflexivo -pero tampoco es una nueva cara que Jannuska. Esto es una sucesión de Jannuska, una vez más, encontrando su verdadera forma en una manera ligeramente diferente.

Fuente para la reseña: Pascal-Denis Lussier para http://www.allaboutjazz.com/karl-jannuska-streaming-by-pascal-denis-lussier.php

Track Listing – Streaming

01. As Far as the I Can See (2:41)
02. Nothingness (6:06)
03. Sundogs (7:00)
04. Gold Star (4:31)
05. Streaming (3:38)
06. Timbuktu (6:04)
07. A Whiter Christmas (6:20)
08. Snow in May (3:30)
09. Bittersweet (5:58)
10. Silent Jubilee (4:57)

Artist List

Karl Jannuska: drums
Sienna Dahlen: voice
Olivier Zanot: alto and soprano sax (1-7)
Nicolas Kummert: tenor sax (1-7)
Pierre Perchaud: acoustic/electric guitar (1-7)
Mathias Allamane: acoustic bass
Christine Jensen: alto sax (8-10)
Joel Miller: tenor sax (8-10)
Ken Bibace: electric guitar (8-10)
Fraser Hollins: acoustic bass (8- 10)

tapa The Halfway Tree
The Halfway Tree(2010)

El nuevo opus del baterista de origen canadiense, instalado en Francia desde hace casi diez años, sigue estando arraigado en el seno del colectivo PJU, y teníamos cronicado (hace dos años exactamente) el precedente Streaming, ya en colaboración con su compatriota, la cantante Sienna Dahlen. Es un retorno a su pais natal lo que simboliza el árbol de la cubierta del disco, ese gran álamo que se sitúa a medio camino entre Brandon y Winnipeg, dos ciudades de la provincia de origen del baterista, Manitoba. Esta pradera perdida evoca los recuerdos de lectura, todo un imaginario, el de las novelas de James Oliver Curwood, por ejemplo. El árbol asciende como una nube atómica sobre el horizonte completamente desierto de la carretera que cruza las praderas canadienses…

No estamos más desconcertados esta vez por este álbum poético de sonidos ligeros y refinados, de climas claramente atmosféricos como la voz de Sienna, sin ser helados siempre, incluso en «Coldest Day of the Year»: se observa con satisfacción una música extrañamente familiar, de acentos pop y de jazz inteligentemente mestizados.

Los músicos asumen perfectamente un acompañamiento eficaz al nivel de colores y timbres. Son siete, equilibrio feliz de tres franceses, tres canadienses y un belga. Encontramos a Nicolas Kummert al tenor y en ciertos vocales como “Precious Things”, Olivier Zanot en el alto, Pierre Perchaud en la guitarra eléctrica y acústica. Los recién llegados son Tony Paeleman al piano y Fender y Andrew Downing en violoncello de 5 cuerdas. Karl Jannuska y Sienna Dahlen siguen co-escribiendo las palabras de las once canciones del álbum, pero la música es siempre del baterista de allí que la coherencia del álbum abraza la personalidad del baterista. Siempre golpeado por la dualidad de este músico, de energía terrible en concierto o en álbumes de los amigos (ilustrado en este “Smokescreen” enervado), sabe también dar prueba de una otra sensibilidad, “a flor de piel”, vibrante e hipnótica, en canciones que todavía quieren creer en una cierta belleza del mundo, como en la dulce y envolvente “Million Miles Away”. Es el resultado de una educación entre matemáticas, música y religión, un aprendizaje exigente que le permite encontrarse el cruzamiento de todos los sonidos y las músicas que le gustan?. Karl Jannuska se entrega más todavía en este álbum entre dos, del medio, de la medida desarreglada a veces, al desarreglo medido? Como si este álbum levantara por fin ciertas contradicciones, reconcilia lo contrario de una personalidad musical compleja.

Es una dulce violencia (“Noble Energy”) que atraviesa en definitiva la música suavemente íntima de un músico comprometido en la creencia de un mundo mejor.

Fuente para la reseña: Sophie Chambon para http://www.lesdnj.com/article-karl-jannuska-the-halfway-tree-104467620.html

Track Listing – The Halfway Tree

01. Put an Apple in Your Life (4:55)
02. Coldest Day of the Year (5:09)
03. Alerces (5:05)
04. Precious Things (5:51)
05. Smokescreen (5:07)
06. Million Miles Away (4:02)
07. Firloupe (2:55)
08. One Droning Pedal Tone (6:18)
09. Lilac By Night (4:28)
10. Noble Energy (2:11)
11. Four-Leaf Clover (6:04)

Artist List

Karl Jannuska: drums
Sienna Dahlen: voice
Olivier Zanot: alto sax
Nicolas Kummert: tenor sax
Pierre Perchaud: guitars
Tony Paeleman: piano/ Fender Rhodes
Andrew Downing: 5 string cello

Apunte: Días atrás bromeaba con una querida amiga diciéndole que Jannuska era un baterista de buenas intenciones musicales, mientras ella me decía que desconfiaba de los bienintencionados. Broma aparte, lo que entiendo como buenas intenciones es la búsqueda de hacer algo distinto a lo aprendido, algo personal y original, que represente al propio artista, aunque los resultados finales no sean excepcionales. Claramente es el caso de Jannuska y Dahlen que hicieron en Streaming un correcto álbum de canciones enmarcadas musicalmente en un buen combo folk/pop/jazz/blues, y un par de años después dieron un gran paso adelante con The Halfway Tree, en el que Jannuska crea ritmos casi minimalistas para que los otros músicos entren y salgan decorando bellamente las canciones por las que se desliza la cantante. Como suelo proponer muchas veces, no es música para ambiente sonoro mientras se desarrolla otra actividad: es para disponerse a escuchar seriamente, algo absolutamente fuera de moda en estos tiempos. Salud!

Password en ambos casos: presoventanilla


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: