Preso ventanilla


Mário Laginha Novo Trio
junio 20, 2015, 5:11 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , ,

tapa Terra Seca
Terra Seca (2013)

Un piano, un contrabajo y una guitarra portuguesa: así nació el Mario Laginha Novo Trio

El pianista se unió a uno de sus cómplices habituales, el contrabajista Bernardo Moreira y convocó una guitarra portuguesa, interpretada por Miguel Amaral, de quien Mário Laginha dice estar «muy impresionado»: «es una persona con la que da gusto trabajar; es un gran músico, un gran guitarrista»

El estreno ocurre con el disco Terra Seca, tejido de complicidades entre los músicos y los instrumentos, comenzando por el piano y contrabajo, dupla habitual en bandas de jazz.

«La presencia que en principio sería extraña es la guitarra portuguesa; y esta extrañeza no es sólo por la instrumentación, sino por el tipo de música que tocamos. Cuando hablamos de guitarra portuguesa, la gente piensa en fado. Todavía creo que se puede ir más allá del fado, y me atrajo mucho experimentar», explica Mário Laginha.

Como protagonista, tocando la melodía principal, o en compañía secundaria, como acompañante, la guitarra portuguesa tiene en este disco «un papel “sui generis”», señala el compositor

«En grupos de jazz, muchas veces quien toca una melodía es, por ejemplo, un saxofón o una trompeta, y allí el sonido es melódico, no es armónico. En este disco, la guitarra portuguesa es armónica y melódica, mientras que otras veces es rítmica», añade.

El disco está «más próximo del jazz que de otra cosa. Los más fundamentalistas dirán “esto no es jazz, no tiene el ‘swing’ habitual”; otros dirán que tampoco es música clásica, y yo estoy de acuerdo; y todos dirán que no es fado, y de hecho no lo es del todo».

Entre esta indefinición, Mário Laginha apunta que al jazz como la mayor influencia del disco, seguida de la música clásica. «Este es un trío que tiene un lado de música de cámara».

«Y después hay un lado portugués, que viene de la música popular y del fado».

Y ahora, el origen del nombre del disco: «La tierra seca es, por regla general, una zona poco habitada, donde es necesario hacer un esfuerzo para transformarla en fértil. Y yo pensé que, musicalmente, teníamos que ir a una zona poco habitada. Y eso tiene un lado fascinante porque es necesario ir a la búsqueda, es necesario convertirla en fértil.”

Fuente para la reseña: http://www.snpcultura.org/terra_seca_mario_laginha_novo_trio.html

Apunte: El Mário Laginha Novo Trio, nació al mundo el 18 de septiembre de 2013 en el auditorio lisboeta de Culturgest. Terra Seca, dedicado a Bernardo Sassetti, fue compuesto casi de manera completa por Laginha, a excepción del tema “Fuga para um dia de sol”, escrito por Miguel Amaral, quien ya tiene editado a su nombre el álbum “Chuva Oblíqua”. Como bien aclara Laginha, el jazz es el “territorio” más reconocible, pero la guitarra portuguesa de Miguel Amaral, trae ecos del fado y de otras músicas populares del país, como así también el recuerdo de músicas del gran Egberto Gismonti. Hablar solo de jazz es insuficiente para definir una música que se mueve libremente entre las músicas de cámara, clásica y contemporánea. Por estos días, en una nueva edición de la reunión anual de la IASJ (International Association of Schools of Jazz), el Hot Clube de Portugal y la Universidade Lusíada se llevará a cabo un concierto inédito: se encontrarán en el escenario un verdadero promotor de la integración de los distintos lenguajes jazzísticos como es David Liebman, con el Mário Laginha Novo Trio. Da toda la impresión que en el caso de que el Novo Trio perdure en el tiempo, se verán más frutos de nuevas tierras fértiles.

Track Listing

01. Terra Seca (8:21)
02. Dança (9:43)
03. Quando as Mãos Se Abrem (4:30)
04. Tão Longe e Ainda Perto (6:29)
05. Fuga para um Dia de Sol (4:21)
06. Há Correria no Bairro (5:22)
07. Enquanto Precisares (5:55)
08. Pela Noite Fora (7:23)
09. O Recreio do João (3:55)
10. Chão Que Se Move (4:55)

Artist List

Mário Laginha: piano
Miguel Amaral: guitarra portuguesa
Bernardo Moreira: contrabaixo

Link de descarga
Password: presoventanilla



André Fernandes
julio 22, 2008, 10:42 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , ,


Howler (2003)

André Fernandes nació en Lisboa en 1976. Él terminó sus estudios en el HotCLub de la Escuela de Jazz de Portugal donde hoy enseña la Guitarra, Análisis, y Ensamble. También enseña en el conservatorio de Madeira. En 1996 le concedieron una beca para el Berklee College of Music al cual asistió durante dos años, hasta que se mudó a la ciudad de Nueva York. Durante su tiempo en los EE.UU. él estudió con Hal Crook, John Abercrombie, Jerry Bergonzi, Mick Goodrick, Kenny Werner, entre otros. Le concedieron el Stephen Holland Award for Outstanding Musicianship.

Entre sus colaboraciones se encuentran músicos como Lee Konitz, Mário Laginha, Chris Cheek, Cyro Baptista, Ohad Talmor, Bill McHenry, Jochen Rueckert, Perico Sambeat, Julian Arguelles, David Binney, AviShai Cohen, Eli Degibri, Pedro Moreira, Alexi Tuomarila, Bernardo Moreira, Jorge Reis, Carlos Barretto, Akiko Pavolka, Jarmo Savolainen, Furio diCastri, Phil Markowitz y João Paulo Esteves da Silva.

Él ha tocado en las principales salas de concierto y festivales de Jazz en Portugal como Belem Cultural Center, Teatro S. Luiz, Coimbra, Funchal, Guimarães, Matosinhos, Porto 2001, Jazz Fest Quinta Splendida, Serralves, Loulé, Marinha Grande, Valado dos Frades y the Kainuu JazzFest, Finlandia, España, Grecia, entre otros.

En 2002 él co-fundó el sello y estudios Tone of a Pitch, y grabó su primer CD como líder, “O Osso” (Toap001), que fue elegido uno de los 5 mejores álbumes de jazz portugueses en 2002 por una encuesta de críticos de la revista AllJazz. También grabó con el Bernardo Moreira Sextet para Universal, y realizó un tour por Finlandia con el pianista Jarmo Savolainen.

Comenzó a trabajar con su nueva banda, combinando jazz y electrónica, y actuó en el Belem Cultural Center Hall in Lisbon, y el Paredes de Coura Rock Fest. Aquel mismo año grabó “Pueblos” con el Jorge Reis 4tet, así como el segundo álbum de su Quinteto “Howler”, que ganó el máximo de 5 estrellas en el Diario de Noticias. Viajó España como parte del quinteto de Nelson Cascais, junto al tenor Jesús Santandreu, y el pianista Abe Rabade.

2004 comienza con la grabación de CD de sPiLL en Lisboa, Boston y Nueva York, y la invitación para formar parte del Quinteto del pianista Mario Laginha. 2005 lo devuelve a Festa do Jazz en S.Luis Lisboa, para realizar el proyecto de Pedro Moreira con el cuarteto de cuerdas y la Orquesta de Jazz de Andreia Pinto Correia, así como formando parte del septeto de jazz que tocó en el Festival. También tocó en el CD de Nelson Cascais “Nine Stories”, aclamado por la crítica.

El CD de sPiLL, “Amplitude” es grabado. Él formó Eurobots, un trío con Jesse Chandler y João Lencastre, al cual David Binney o João Moreira han sido sumados en diferentes ocasiones. Hacia el final de 2005, él tocó en la grabación de Mario Franco “This Life”, destacando a David Binney. Realizó grabaciones y viajes con la OJM Orquestra con Lee Konitz, dirigido por Ohad Talmor. Habitualmente toca con el Lee Konitz New Nonet y recientemente realizó un tour por España y Portugal con Perico Sambeat.

En noviembre de 2006, Colectivo T.O.A.P., un esfuerzo cooperativo de los artistas que han grabado para Toneofapitch, la propia etiqueta de Fernandes, grabaron “Volume I”. Se puede esperar mucho más del Colectivo T.O.A.P. en el futuro… Su nuevo álbum, destacando un quinteto con Matt Renzi, Pete Rende, Matt Pavolka y André Sousa Machado y un cuarteto con Jesse Chandler, Nelson Cascais, y Alexandre Frazão, fue grabado en diciembre de 2006.

Fuente para la reseña: sitio www.allaboutjazz.com – Traducción: La Bestia Políglota

Track Listing

01. “S” (11:37)
02. Twice (7:29)
03. Red Bull (7:09)
04. O Mau (6:55)
05. Knot (8:14)
06. Howler (7:05)
07. Olha Maria (6:50)

Artist List

André Fernandes: Guitars
Matt Renzi: Tenor Sax, Clarinet
Pete Rende: Piano, Rhodes, Accordeon, Voice, Sampler
Bernardo Moreira: Acoustic Bass
André Sousa Machado: Drums

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



Mário Laginha Trio
junio 19, 2008, 7:48 pm
Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , , ,

Espaço (2007)


Encargado por la organización de la Lisbon Architecture Triennale 2007, Espaço es más que una fantástica grabación de una obra de jazz por un trío de piano. La arquitectura es el motivo que sostiene esta geométrica pero orgánica música: la idea de estructuras regulares e irregulares, de líneas continuas y discontinuas, de superficies planas o irregulares, de espacio o ausencia de él, se transfieren al mundo del sonido, resultando en una obra maestra única sobre las formas y sus contradicciones. Los aspectos son varios: configuración de las calles en una ciudad (“Tráfico”), claustrofobia (“Paredes Que Nos Rodeiam”), y vacío (“Vazio Urbano”, el tema de este año para la trienal). El pianista y compositor Mário Laginha cree que existen puntos de contacto en ambos terrenos, algunas coincidencias conceptuales e incluso, referencias mutuas. Y tiene razón: el arquitecto-ingeniero-compositor Iannis Xenakis una vez llamó a la música “arquitectura líquida” y quien podría entenderlo mejor que él. Siguiendo el liderazgo de Xenakis, muchos compositores clásicos contemporáneos han utilizado la arquitectura para inspirar su creatividad. Pero la influencia de la arquitectura en los compositores de Jazz (con excepción del argentino Guillermo Gregorio) ha sido mínima. Este es un nuevo terreno para Laginha, uno de los más respetados y aplaudidos músicos de Portugal. “Cualquiera puede decir que la música de éste álbum no es muy diferente de la que he hecho anteriormente, y yo espero que no. Peor puedo garantizarles que, si esto no fuera por el impulso del sujeto arquitectónico, esto no sería lo que es”, dice Mario. Con él están el bajista Bernardo Moreira y el percusionista Alexandre Frazão, dos nombres esenciales en la escena del Jazz de Lisboa. Usted no lamentará escuchar esto.


Fuente para la reseña: http://cleanfeed.wordpress.com – Traducción: La Bestia Políglota


Track Listing


01. Tráfico (5:24)
02. Tanto Espaço (5:49)
03. Paredes Que Nos Rodeiam (5:04)
04. Escada (3:50)
05. Piano (7:00)
06. Baixo Contínuo (2:40)
07. Esculpir (8:18)
08. Vazio Urbano (2:39)


Album Credits


Mário Laginha, piano
Bernardo Moreira, contrabaixo
Alexandre Frazão, bateria


Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com



André Fernandes


Timbuktu (2006)

Jazztimes ha comenzado a publicar un ranking anual, “Power Index”, de las más poderosas figuras en jazz, incluyendo solamente a aquellos músicos que se han mantenido entre las mayores o grandes discográficas. Entre 2007 y 2008, y de acuerdo a los expertos en la web, los empresarios de la música y mi propio ranking, podría calificar de ídolo máximo al guitarrista de 30 años Andre Fernandes. Tomando al proverbial toro portugués por las astas y desarrollando su propio talento alrededor de su propia discográfica, TOAP (sigla por ToneofaPitch), además de la distribución, Fernandes está mostrando no solo su propia música sino también nutre la escena.

Fernandes es en sí mismo un talentoso guitarrista y compositor y está en el centro de fantásticas grabaciones de otros músicos de TOAP. Fuera de su propio feudo, él puede ser oído junto a un amplio espectro de artistas, incluyendo actuaciones como guitarrista en gira para la banda europea de Lee Konitz y como tecladista en el proyecto de jazz/hip- hop Rocky Marsiano. Él ya ha sido conocido por algún trabajo estimulante bajo su propio nombre, pero con Timbuktu se eleva a otro nivel

Este nuevo álbum de Fernandes es el tercero que lo tiene como líder y cuenta con tres diferentes formaciones en su banda. Está basada en un quinteto de amigos de Nueva York, que incluye a Matt Renzi en saxofón tenor y Pete Rende en teclados. Rende, un omnipresente músico de la escena de Nueva York, hace sentir su presencia profundamente, hablando creativamente en su parte en la grabación. Fernandes dice que Rende es uno de los principales ingredientes del grupo sonoro, que siempre que tiene una ráfaga sonora hacia él “comprende de como uno puede tocar simplemente, ser tan profundo y lírico al mismo tiempo”. De hecho, la escritura de Fernandes en gran parte fue inspirada por los músicos que él escogió, en particular aquellos sentados en el taburete del teclado, en el quinteto, Rende y el Americano Jesse Chandler, un reciente emigrado, en el cuarteto de Portugal.

Y lo que él escribió es esto. “Good People” abre la sesión con el rasgueo de la guitarra acústica, la percusión en un medio-tempo de rock, y el saxofón de Renzi cantando la parte vocal. Esta hermosa balada con influencia de rock muestra un solo de Renzi sobre una progresión rockera de tres cuerdas ejecutada por Fernandes. Una presentación como esta no necesariamente movería al jazz estético avanzado, pero aquí esto desnuda la melodía a su contenido esencialmente emocional en lugar de los cortes convencionales.

Un esteta está presente aquí, y “Manta” lanza una manta de ello sobre usted. Comienza con una línea de armonía compleja en siete tiempos, ondea tan sin esfuerzo como una brisa de verano – pero no una brisa suave, “lisa”, en su lugar, un sofisticado y balsámico grupo pequeño te alcanza y te dibuja. El solo de Rende con su Rhodes se desliza pacientemente sobre la línea de bajo perfectamente sincopada de Matt Pavolka la primera nota sostenida colocada perfectamente en el espacio musical, conduciendo al solo con refinamiento.

La improvisación de este tema parece pre-escrita. Escuche el vagabundo canto distante de Rende, que es más musical que su menos dotado vocalmente hermano pianístico. La sección puente entre los solos es otro estelar pasaje en una grabación hasta el tope de ellos. El primer solo de Fernandes comienza con elevaciones de volumen de buen gusto, engendrando unos prodigiosos giros y contragiros Rosenwinkelianos (por Kurt Rosenwinkel) antes de volver a las bases. Fernandes es un experto en encender su tono de canción a canción, pero su centro es el tono ejecutado aquí – uno que Ud. puede imaginar que proviene de un estilo 335, cuerpo delgado con solamente la cantidad justa de reverberancia y alguna leve distorsión añadida.

“Panda Fight” muestra el pasaje armónico entre Fernandes y Chandler con su Rhodes. Chandler añade color y extensiones a la armonía a medida que cae sólo para juntarse encima otra vez con otro adorno ingeniosamente distorsionado que establece la sección del solo. La vuelta de Fernandes supera al coro del bajista Nelson Cascai, con un tono seco repitiendo notas simples que teje conmovedoramente, bailando al costado de las exclamaciones de Chandler, progresando en una larga excursión de escalas que comienzan una después de otra desde las notas bajas de la escala. La ejecución de Chandler toca suave al principio, utilizando arpegios para enfatizar diferentes ritmos, luego empalmando directamente, mostrando su vocabulario generoso y su velocidad, luego empalmando directamente, sólo para contener discretamente la intuición al alcance de la mano. Los ocho minutos de la pista explotan por la mágica aceleración de Chandler y su Rhodes.

Esto ocurre nuevamente en la lectura que hace la banda del tema de John Coltrane, “26-2”. No podría decir todo lo que el oyente “avanzado” quiere, pero amo tomar un tono de “referencia”. En otras palabras, podemos encontrar en tres minutos calientes que Fernandes y compañía definitivamente han verificado la tradición, y son capaces de devorar cambios no sólo en una manera técnica, sino además con originalidad y la emoción. Apueste tranquilo a que Fernandes puede tocar bop y Chandler también. ¿Es el Rhodes un instrumento válido para un cuarteto de bop?. Mantenga su respuesta hasta escucharlo.

“Smoker” no es aquello, pero es una inusual y hermosa balada con la que puede imaginar a Keith Jarrett y John Abercrombie tocando en lugar de Rende y Fernandes. Aquí Fernandes toma el jazz-folk pastoral clásico de ECM y lo trae al presente con golpes de cepillo de rock moderno y los ganchos proporcionados por “la voz” de las líneas de registro bajo del clarinete de Renzi.

“Follow The Leader” es igualmente hermoso en su propio estilo, su belleza crece primeramente desde los depurados y deliciosos tonos y el gusto marcado por Fernandes. Está también realzado por un distintivo y efectivo marcado del tiempo: el tono acelera y desacelera, pero el modo en que es hecho es tan orgánico y tan magnífico que se convierte en innovador. Es interesante observar que esto es logrado en parte usando un dispositivo común en el rock, él del acorde rasgueado solo, repetidamente. El sentimiento humano está reafirmado al final del tema con una marca vocal perfectamente colocada.

“Rasgo” muestra la aptitud de Fernandes rasgueando y arpegiando con la guitarra electroacústica. Una introducción con bajo tamborileado cede el paso a un encabezado lujosamente expresado en cinco veces que se transforma en un solo de Fernandes, en el que muestra su talento natural para la fraseología acústica lineal.

Fernandes elije la guitarra acústica nuevamente para la pista de cierre acompañado por el golpe de su propia percusión interna. Empuja, tira y en algún momento desatiende completamente el golpe en una manera que sólo él puede conocerlo, impartiendo un ritmo imperfectamente humano (aquella palabra otra vez). Podemos imaginarnos a la gente de la utopía ficticia del título que marcha felizmente.

Escuchar este disco mueve para considerar las distintas percepciones del mercado cultural sobre los artistas de jazz y de rock, sobre todo en este tiempo de las listas de fin del año. En el rock, el campo de la crítica parece estar más nivelado. Quiero decir que parece que los nuevos artistas como Decemberists y Arcade Fire son comparados, criticados y reconocidos como bienvenidos contemporáneos de leyendas vivientes como Eric Clapton o Bob Dylan, o establecidos iconos modernos como Radiohead y Björk, precisamente por su frescura.

La audiencia del rock moderno y sus comentaristas ansían y recompensan “la novedad” en la forma de ideas, aunque familiares, frescas y de las cristalizaciones distintivas de lo establecido. Pero en el género que tenemos aquí, con una realización como ésta, logra justamente que, demasiado a menudo sea relegado cuando de hecho, debería ser sostenido como un ejemplo brillante de una nueva dirección en la música. This Life de Mario Franco o Nine Stories de Nelson Cascais, ambos títulos de TOAP, ofrecen más innovación de ésta naturaleza.

Timbuktu es mucho más que una vuelta ultrafresca del inicio del 2007. Para mí, el resto de los discos de este año – no solamente el “nuevo” jazz sino todo el jazz- serán medidos contra este álbum, el punto de referencia del Año nuevo.

Fuente para la reseña: Phil DiPietro, www.allaboutjazz.com – Traducción: La Bestia Políglota

N. del T.: Pido disculpas por esta traducción ya que me he visto obligado a censurar algunas partes debido a su complejidad por el uso de algunos giros idiomáticos o de palabras para los cuales, humildemente desconozco su acepción en este contexto o no puedo traducir. Debido a esa complejidad idiomática (que representa para mis limitaciones) espero sepan disimular cualquier error que encuentren. Abrazos, La Bestia Políglota

Track Listing

01. Good People (4:43)
02. Manta (6:52)
03. Panda Fight (7:50)
04. Follow The Leader (5:42)
05. Pete’s Tune (5:31)
06. 26-2 (3:31)
07. Smoker (5:38)
08. Butt (6:48)
09. Rasgo (4:28)
10. Pluma (8:33)
11. Timbuktu (4:21)

Album Credits (musicians)

Andre Fernandes: guitars, drums (11)
Matt Renzi: tenor saxophone, clarinet (1,2,5,7,8,10)
Pete Rende: piano, Rhodes (1,2,5,7,8,10)
Matt Pavolka: bass (1,2,5,7,8,10)
Andre Sousa Machado: drums(1,2,5,7,8,10)
Jesse Chandler: Rhodes (3,6)
Nelson Cascais : bass(3,6)
Alex Frazio: drums (3,6)
Bernardo Moreira: bass (4,9)
Bruno Pedroso: drums(4,9)

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla