Preso ventanilla


Miles Okazaki
mayo 24, 2015, 12:01 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , ,

tapa Mirror
Mirror (2006)

Mirror es la culminación de cinco años de trabajo y los resultados son simplemente excepcionales. Finalista en el 2005 de la Thelonious Monk International Jazz Guitar Competition, Miles Okazaki es un activo músico en New York que está involucrado en una variedad de proyectos, incluyendo regulares grabaciones y giras de conciertos con la vocalista de jazz Jane Monheit.

Aunque él haya estado ocupado con otros frentes, también se enfocó en sus propias ideas como músico y compositor. Okazaki declara “mantengo un pié en el mundo del straight-ahead viajando con Jane Monheit y varias otras cosas, pero pienso que encontrarás en esto algo diferente”. Y de verdad Mirror lo es.

Esta suite de tres partes de quince exploraciones rítmicas refleja los diversos intereses de Okazaki, incluyendo estudios de la música del Norte y del Sur de la India e influencias globales como la música brasileña, africana, y del medio oriente. Sus influencias primarias para estas composiciones son el compositor clásico Johann Sebastian Bach y el gran saxofonista de jazz John Coltrane. La partitura de Okazaki es ejecutada perfectamente, sin embargo, permite la libertad creativa, proporcionando un conducto abierto entre la estructura y la improvisación.

Esto no es la típica grabación de guitarra de jazz con un “escuchen mis cortes personales”, pero no hay ningún error en ello: la performance de Okazaki y su escritura están en el centro de cada pieza – con vívidos ritmos, trabajo de acordes, solos intensos, armónicos coloreados de cuerdas, en una variedad de moods, tanto intensos como sensibles. Aunque cada pieza individualmente es satisfactoria, el concepto general se aprecia mejor al escuchar la grabación en su totalidad, así como la conexión de los miembros forman una matriz elaborada y cohesiva.

Otra de las claves de la ecuación es el apoyo de un elenco estelar de músicos progresivos, incluidos varios notables: los saxofonistas Miguel Zenon, Dave Binney, Chris Potter, y el baterista Dan Weiss. La banda se completa con el sólido trabajo del bajista Jon Flaugher y el multi-instrumentista de vientos Christof Knoche, quien añade sombras de texturas.

El viaje comienza con un compás multilingüe en “Theme I” introduciendo guitarra, batería y clarinete bajo. El trabajo rítmico de Okazaki eleva “Mirror I”, el cual destaca retorcidas improvisaciones de vientos y un maravilloso solo de saxofón alto de Zenón. “Howl” contiene una espina dorsal funky con con un agradable riff, acalorada batería y un extraño solo de guitarra

Algunos de los muchos puntos de interés incluyen el solo de tabla india de Dan Weiss en “Invention”, el balanceo y las secciones de solos superpuestas en “Momentum”, y el complejo groove (ciclo rítmico de 49 beats) de “Canon”, destacando marco de tambores y solos abrasadores de Binney y Knoche.

“Halfway”, uno de las piezas más móviles, explora un emotivo tema con solos de guitarra y clarinete bajo. Chris Potter también invitado en “Improvisation”, intercambia libres solos con Okazaki, junto con samples de batería programada que repiten sus invenciones.

Desde la tensión construída y explosiva de “Volcano”, donde la guitarra de Okazaki rockea entre un flujo de magma de vientos y tambores, a la pacífica “Chorale”, Mirror es un dinámico trabajo de ingenio. Esta inteligente, única grabación es una de las mejores realizaciones del año.

Fuente para la reseña: Mark F. Turner para http://www.allaboutjazz.com/mirror-miles-okazaki-self-produced-review-by-mark-f-turner.php

Apunte: Okazaki tiene registrados a la fecha tres discos como líder: “Mirror” (2006), “Generations” (2009) y “Figurations” (2012). Cada uno de ellos está ligado a un concepto musical: Mirror, es una historia del ritmo, “Generations” es una historia de la armonía y “Figurations” es una historia de la melodía. De todas maneras aclara que aunque él se enfoque en esas exploraciones, obviamente toda la música tiene los tres elementos. “Toda la música es bastante rítmica. La cuestión es si el ritmo se enfoca en el ritmo o si el ritmo está más enfocado en algún otro elemento. El ritmo es mi principal preocupación. Para “Mirror” estuve escribiendo la música durante cinco años”, mientras entre otras cosas, acompañaba a la cantante Jane Monheit en sus giras. En las liner notes de Mirror, Okazaki afirma que si bien la guitarra puede guiar el curso de las acciones, el centro de atención está en el conjunto. Miles Okazaki, el músico constructor-destructor de métricas irregulares, arma estos rompecabezas musicales, por momentos los dota de una densidad sonora en la que músicos como Binney y Zenón se sienten como peces en el agua, y termina entregando un álbum debut sorprendente, complejo, desafiante y muy atractivo para aquellos oyentes a los que les gusta escapar de la “peligrosa” zona de confort.

Track Listing

01. Theme I (0:47)
02. Spiral (2:58)
03. Mirror I (4:22)
04. Howl (6:16)
05. Invention (4:48)
06. Theme II (1:09)
07. Metamorphosis (3:13)
08. Halfway (6:18)
09. Momentum (6:26)
10. Canon (5:52)
11. Theme III (0:26)
12. Improvisation (3:50)
13. Volcano (7:46)
14. Mirror II (7:02)
15. Chorale (4:03)

Artist List

Miles Okazaki: guitars (1-15), percussion (2,10), computer (12,13)
Dan Weiss: drums (1-15), tabla (5), percussion (10) drum samples (12)
Christof Knoche: soprano (2-5,7,8, 13,14), alto sax (5,9,10,15), bass clarinet (1,5,6,8,11,13), harmonica (5)
David Binney: alto saxophone (4-6,8,10,13-15)
Miguel Zenon: alto saxophone(3,7,9)
Chris Potter: tenor saxophone (12)

Link de descarga
Password: presoventanilla



Chris Potter

¿Quién es Chris Potter?

Nacido en Chicago en 1971, se mudó a Columbia, South California, al poco tiempo de nacer. Chris Potter empezó como hobby con la guitarra y el piano a los 3 años. Siete años más tarde comenzó con el saxo alto y actuó por primera vez con 13 años. Pero su ecléctica educación musical realmente empezó con la investigación personal de la colección de discos de sus padres. Abarcando todo tipo de música, desde Bach hasta Schoenberg, pasando por música de los Beatles, Chris exploró todo, vorazmente, dando especial atención a los álbumes de Miles Davis y Dave Brubeck.

Cuando Marian McPartland, leyenda del piano, lo escuchó por primera vez, cuando Chris tenía15 años (un encuentro que permitió finalmente el contrato con Concord Records en 1994), le dijo a su padre que Chris estaba preparado para ir de gira con un grupo como Woody Herman. Pero acabar el colegio fue la prioridad, y tras graduarse se dedicó de pleno a tocar el instrumento que más le apasionaba el saxo (alto, tenor y soprano, el clarinete bajo y la flauta alta).

A los 18, Potter se mudó a Nueva York para estudiar en la “New School” y después en “Manhattan School of Music”. Allí se formó una gran amistad con Kenny Werner, uno de sus profesores, con quien grabaría más tarde un dúo. También volvió a tocar al gran trompetista Red Rodney, con quien había tocado antes en un festival de Jazz en Columbia. Pasó cuatro importantes años con Rodney, perfeccionando sus aptitudes.

Graduado en 1993, Potter empezó una larga serie de actividades como acompañante de nombres estelares como Mingus Big Band, Paul Motian, Ray Brown, Jim Hall, James Moody, Dave Douglas, Mike Mainieri y muchos más.

Después de tocar con Marian McPartland en una grabación para Concord en 1993, “In my Life”, el aventurero saxofonista se convirtió en un miembro sorprendente de lista de Concord, finalmente grabando cinco álbumes para esta compañía, así como el mencionado dúo con Werner. Su último trabajo con Concord (Vertigo, 1998), fue nombrado uno de los diez mejores trabajos por “Jazziz Magazine” y “The New York Times Magazine”.

Chris también actuó con los nominados a los Grammy “Steely Dan”, en el álbum de oro “Two Against Nature”. Con ellos estuvo de gira en el año 1994, y de la que se editó un CD en directo “Alive in America”.

Potter recibió su propia nominación a los Grammy como “Best Instrumental Jazz Solo” por su trabajo con Joanne Brackeen: “Pink Elephant Magic”. Y es el más joven premiado, en recibir el premio anual “Danish Jazzpar”.

Aunque ha actuado extensamente con el increíble bajista y compositor Dave Holland (desde su primera colaboración, en el año 1999) Potter ha estado actuando alrededor del mundo con sus propios grupos desde que lanzara su trabajo “Gratitude”, a principios de 2001. Actuó por toda Europa (incluido París, Londres, Florencia y el North Sea Festival), Canadá (Festivales en Montreal, Toronto y Vancouver) y en los mejores clubes de Estados Unidos, así como una colaboración en el Monterey Jazz Festival.

Siguiendo un tour europeo con “Steve Swallow Trio” en Diciembre de 2001, Potter grabó “Traveling Tercies” en Enero de 2002, antes de sacar a su cuarteto de gira por la Costa Oeste en Febrero. En Marzo y Abril, salió de gira por Estados Unidos con Holland y Dave Douglas respectivamente, y en el otoño empezó su extensa gira con su propio grupo, trabajando por toda Norte América en Septiembre y Octubre, y en Europa durante Noviembre y Diciembre.

Como compositor Chris Potter es citado con frecuencia por críticos, músicos y continuamente por su creciente número de fans como excelente saxofonista de su generación. Su álbum aclamado por la crítica en 2001, Gratitude (Verve) pretende ser un tributo a los grandes titanes que influenciaron a Potter, incluyendo John Coltrane, Sonny Rollins, Joe Henderson, Eddie Harris, Wayne Shorter, Lester Young, Coleman Hawkins, Ornette Coleman y Charlie Parker.

Pero como muchos otros de sus contemporáneos dentro y fuera del Jazz, las influencias de Chris van desde muchas y variadas fuentes.

Junto con la creatividad ilimitada, un vibrante sentido de cambio y una conciencia completa del pasado, presente y futuro, que la variedad de sensibilidad musical ha llevado a Chris a una la línea de visión de una colección diversa y embriagadora de artistas, incluidos James Moody, Jim Hall, Marian McPartland, Dave Douglas, Larry Carlton, Steely Dan y Dave Holland.

“Cada líder de banda, cada gran músico con los que he tenido la oportunidad de trabajar me ha inspirado en cierta manera… Sin todas estas experiencias no creo que hubiera estado preparado para hacer esto ahora”.

“Quiero que la gente baile si puede, sienta la música y no piense en algo complicado o prohibido. Quiero comunicar algo. Puedes hacer eso y no sacrificar nada artísticamente”

Biografía publicada en http://www.tebarasociados.es/index.php?main=artistas&accion=id&id_artista=47&PHPSESSID=o77gapnpf56lfno7c7gj66fo50

tapa Underground
Underground (2006)

Con sólo 35 años, el saxofonista Chris Potter ha amasado una discografía sorprendentemente grande -más de una docena de registros como un líder, y colaboraciones que incluyen la maratónica relación de ocho años con el bajista Dave Holland. Su destreza técnica, el tono robusto y el control misterioso son emparejados por una imaginación aparentemente infinita, permitiéndole construir extendidos solo que nunca pierden el foco. Y, sin embargo, a pesar de su aparición como uno de los saxofonistas más importantes de su generación, siempre ha habido una persistente sensación de promesas pero a realizarse plenamente.

Hasta ahora. Con Underground, Potter entrega el álbum que sus pasados esfuerzos consistentemente impresionantes solo sugerían que era posible. Combinando complejidad y composiciones de gran alcance emocional con a menudo nudoso pero siempre accesible grooves, Potter finalmente ha creado un álbum que, más que anunciar su potencial, lo entrega de principio a fin, con una clara voz.

“Lift: Live at the Village Vanguard” (Sunnyside, 2004) documentaba una banda que ya ha sido suplantada por un nuevo cuarteto presentando al eternamente menospreciado guitarrista Wayne Krantz, al ubicuo tecladista Craig Taborn y al baterista Nate Smith. El guitarrista Adam Rogers es invitado para dos tracks, pero para la mayor parte de Underground es sobre la impresionante química del cuarteto, que se ha perfeccionado con el tiempo.

Para grupos que quieren prescindir de un bajista conservando aún una plenitud de amplio espectro, Taborn se hace una opción cada vez más popular. Su trabajo en los grupos del saxofonista Tim Berne, “Science Friction” y “Hard Cell”, han demostrado la clase de independencia mano izquierda/mano derecha que le permite ser más que un acompañante decidido. Como solista él es capaz de desarrollar ideas útiles, al mismo tiempo manteniendo asombrosamente idiosincrásicas líneas a base de figura rítmicas con su doblamiento izquierdo, de hecho, con Krantz en el poderoso “Big Top”, que tiene la energía de la fusión sin su exceso.

A pesar de la prolongada duración de muchas pistas, Underground está sorprendentemente libre de grasa. Cuando Smith sustituye a Billy Kilson en el Quinteto y la Big Band de Dave Holland, quedó claro que si bien él es capaz de complejas polirritmias y métricas irregulares, también es más económico en su estilo. En el funky “encuentro el uno” desafío de “Next Best Western”, su habilidad para mantener un groove visceral a pesar del movimiento siempre cambiante de líneas de barra es sorprendente.

La inhabilidad de Krantz de alcanzar audiencias más grandes del cual los contemporáneos como Rogers y Kurt Rosenwinkel disfrutan, es curiosa. Armónicamente él es un músico modernista como pocos, pero con un siniestro toque rockero que no excluye una gran sutileza en el más etéreo “Celestial Bell”.

La destreza de Potter en la concepción narrativa de solos se ha perfeccionado, en gran medida, a través de su relación de ocho años con Holland. Pero más que simplemente transferir las lecciones aprendidas como un artista intérprete o ejecutante a su propio proyecto, Underground representa lo mejor y más consistente escrito por Potter a la fecha. Y su capacidad para reinventar el muy gastado “Lotus Blossum” de Billy Strayhorn en atmosférico poema de tono rubato, perfectamente en el contexto de su propia estética más contemporánea, es una prueba más de la cada vez más firmemente formada voz conceptual.

Potter no está en absoluto en su pico creativo -o lo único que podemos hacer es esperar- pero con Underground ha hecho su más personal y exitosa declaración hasta la fecha.

Fuente para la reseña: John Kelman para http://www.allaboutjazz.com/underground-chris-potter-sunnyside-records-review-by-john-kelman.php#.U_op06Nfv8g

Track Listing – Underground

1. Next Best Western (9:37)
2. Morning Bell (5:41)
3. Nudnik (9:50)
4. Lotus Blossom (5:08)
5. Big Top (11:44)
6. The Wheel (6:59)
7. Celestial Nomad (6:27)
8. Underground (11:09)
9. Yesterday (2:50)

Artist List

Chris Potter: tenor saxophone
Wayne Krantz: electric guitar
Craig Taborn: Fender Rhodes
Nate Smith: drums
Adam Rogers: electric guitar (6,9)

tapa Ultrahang
Ultrahang (2009)

Ultrahang. Una frase machacona, repetitiva de Potter inicia la grabación. Sus compañeros del cuarteto Underground se van sumando rápidamente pero, lejos de introducir variedad en la música que les sale, ahondan en la cadencia machacona: Nate Smith a través de un trazado rítmico nervioso, resoluto e inconstante; Craig Taborn y Adam Rogers merced a sonidos misteriosos, cargados de aromas extraterrestres.

Llevan poco más de un minuto en marcha cuando la tensión acumulada se desborda en forma de contundencia sónica y refuerzos escritos: el tema prosigue su caminar tremebundo hollando nuevas frases, sin abandonar su cansino desarrollo. Hacia el minuto dos Potter hace un intento de desprenderse del poderoso yugo rítmico de sus muchachos: naufraga pero le ha dado tiempo a lanzar un mensaje que servidor capta en el acto: amigo, vas a flipar con mi último disco. Mientras, Taborn culebrea por los bajos fondos en plan insidioso, pringándolo todo de esencias que nunca soñamos percibir en este contexto, y Rogers hinca sin piedad las potentes texturas rítmicas de Smith al terrizo polvoriento que nos sostiene. Prudente, Potter prefiere arrancar su improvisación en aguas un poco más calmas; prosigue Taborn con su cansino caminar pero Rogers abandona el martillo y se dedica a lanzar hermosas marcianadas al aire. La batería, libre por ahora, se vuelve un poco más aérea. El solo de Potter transcurre arrastrado, muy melódico pese al abrasivo sustrato, causa maravilla el momento en el que el grupo cambia la textura rítmica para dejarse invadir por el rock y deslumbra cuando retoma la trituradora, a la que Potter se suma gozoso y no os cuento cómo me sumo yo. Taborn es breve en su improvisación pero deja bien clarito lo que ya sabíamos: que no es de este planeta y que eso no importa a la hora de espanzurrarnos con sus evoluciones a los teclados.

Así transcurre el primer corte de una grabación monstruosa. He hecho trampa: no escribo a la primera escucha como el pasmo con que la describo puede dar a entender. Ya sé de sobra que en este rato, con el lápiz en la mano y Ultrahang inundando con sus sonidos el salón, voy a flipar como he flipado ya antes. Si no no estaría escribiendo este mamotreto.

Facing East. Aires orientales desde la melodía y desde los toques de los teclados. Rogers construye una improvisación preciosa desde un estado de gran relax, el tío sabe ir implementando la tensión desde sus cuerdas paso a paso, sin ninguna prisa. Justo cuando entra Potter con su clarinete bajo Rogers hace una frase maravillosa, de esas que sabe él sacarse de la chistera de vez en cuando. Potter hace una improvisación en plan Taborn: marciana total, me deja estupefacto este solo, menos mal que lo paso tan bien escuchándolo que no me da tiempo a quedarme embobado con él. Cuando termina Potter el grupo ya ha encontrado un groove fabuloso que sostiene para nuestro disfrute: uno de mis momentos favoritos del disco. Que Potter aprovecha para hacer otra improvisación, esta vez al tenor, sobre ese Groove estático: un monstruo este tipo. Confieso que la primera vez que escuché el tema, al principio pensé “no me va a gustar”… me troncho de acordarme.

Rumples. Veloz tema, los músicos se entregan a vertiginosos e impecables unísonos. El ritmo es muy estable, Smith lo menea constantemente pero el trasfondo es pétreo, Smith está en Ultrahang menos pirotécnico que en otras ocasiones, más ajustado; sigue sorprendiendo porque no para quieto ni un momento pero es evidente que cada vez tiene más claro como objetivo tratar de aportar ante todo música, y no meramente golpes. Rogers y Potter hacen improvisaciones que no se ceban en las posibilidades nerviosas del tema, consiguen que este corte veloz y largo (7 minutos) se haga corto y provechoso.

It Ain’t Me, Babe. El precioso sonido del grupo se luce en esta composición de Bob Dylan. Medio tiempo reposado, consiguen que la reproducción de la melodía original no solo no suene a pegote sino que transmita. Taborn no se va por los cerros de Úbeda en su improvisación, hace unas pocas líneas que dejan bien clara su capacidad melódica, lástima que no tenga más minutos en la grabación. Potter, también sin salirse de madre, es capaz de inyectar buenas dosis de urgencia en su solo, otra colección de hermosas líneas: asombra la facilidad con que llena de profundidad, de volumen, lo que toca. Mientras, Rogers lo empapa todo tras él con ese sonido líquido y eléctrico.

Time’s Arrow. Tras unos segundos de tanteo el tema se acelera y cobra una sorprendente energía. Hay buenas dosis de arreglos aquí, es un tema abigarrado, con multitud de giros y secciones, aunque un poderoso riff sostenido por la guitarra y los teclados vuelve periódicamente. Potter improvisa más libre que en otros cortes, se nota cómodo, sus líneas tienen un sentido asombrosamente fuerte, culebrea arriba y abajo sin dejar de menear la tensión de un lado a otro. Taborn en cambio no me llega tanto esta vez, lo encuentro un poco divagante y sin rumbo pese a tres o cuatro frases que me recuerdan que con él es mejor no despistarse, que sigue estando ahí.

Small Wonder. Es un poco como Ultrahang pero con el ritmo menos destructivo: frases descriptivas permiten a los chicos encajarse en el ritmazo con comodidad mientras dejan buena muestra de los preciosos sonidos que poseen. En seguida van llegando nuevos segmentos compositivos que enriquecen el tema. Potter, embustero él, hace como que su improvisación es tranquilita: en realidad nos está atizando alto voltaje, aprovechando como un diablo la fabulosa melodía principal de la composición. El juego de Rogers es otro: sinuoso, líquido, extravagante, con un feelin’ que alucinas… Me enloquece este tema ya sobre el papel, pero es que luego ellos se lo llevan a las estrellas.

Boots. Me pregunto a dónde les llevarán estos temas en directo, aquí se nota que entre los cuatro se lían y se lían y hay ratos de fantástica improvisación colectiva, pero se nota también que no quieren irse de varetas, que tienen muchos temas que grabar y que esos temas son lo bastante alucinantes como para demandar nuestra atención absoluta. Taborn, puñetero, parece que no hace nada pero no veas cómo menea el asunto desde la base; Smith lo mismo, no hace fuegos artificiales pero tampoco para quieto. Y Potter y Rogers se embarcan en viajes sin billete de vuelta, aunque luego saben largar anclas y quedarse (y dejarnos) con ganas de más. No es mal trato. En resumen: Boots es otro trallazo deslumbrante.

Interstellar Signals. Bonito tema que tras ser expuesto se disuelve en un éter de ruidos muy bonitos, los Underground se enzarzan en un diálogo abierto a cuatro bandas que eventualmente desemboca en una bonita sección con acordes extraños y atractivos y… sí, muy interestelares. Curioso y muy atractivo final para este monumento.

Joder, qué discazo.

Reseña de Ricardo Arribas para http://www.jazzitis.com/web/content/ultrahang

Track Listing – Ultrahang

1. Ultrahang (6:46)
2. Facing East (9:58)
3. Rumples (7:14)
4. It Ain’t Me Babe (5:18)
5. Time’s Arrow (9:12)
6. Small Wonder (7:27)
7. Boots (10:00)
8. Interstellar Signals (6:30)

Artist List

Chris Potter: tenor saxophone, bass clarinet
Adam Rogers: guitar
Craig Taborn: Fender Rhodes
Nate Smith: drums

tapa The Sirens
The Sirens (2013)

Chris Potter es sin duda una de las voces más originales en el panorama de la música del presente siglo. Con 42 años ha tenido ocasión de picar en flores de muy diferente sabor pero sobre todo ha desarrollado una labor como líder de un gran calado. Como instrumentista de saxo tenor me recuerda mucho a Michael Brecker en su desconcertante desenvoltura pero con un sonido más pleno y cálido. Con el soprano es soportable, que no es poco decir. Sus composiciones son originales y elegantes, no exentas de una cierta contundencia: es decir, reúne todos los requisitos para dejar huella en nuestra memoria.

En ésta su primera grabación como líder para ECM se hace acompañar por una rítmica que interviene en el proceso de una manera decisiva haciendo que su aportación sea fundamental. Taborn, pianista que no se prodiga en exceso, aporta los elementos necesarios para que esa rítmica esté perfectamente acorde con la voz solista. En cierta manera este cuarteto, quinteto puntualmente con la aportación del pianista cubano Virelles, alcanza en The Sirens un cierto grado de perfección colectiva que está por encima de las aportaciones individuales y esto es, sin duda, sinónimo de resultados brillantes.

Reseña de Vicente Ménsua para http://www.cuadernosdejazz.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2671:chris-potter&catid=4:discos&Itemid=7

Track Listing – The Sirens

1. Wine Dark Sea (8:47)
2. Wayfinder (6:49)
3. Dawn (With Her Rosy Fingers) (7:23)
4. The Sirens (8:38)
5. Penelope (7:14)
6. Kalypso (8:24)
7. Nausikaa (5:40)
8. Stranger At The Gate (8:12)
9. The Shades (2:11)

Recorded September 2011 Avatar Studios, New York

Artist List

Chris Potter: tenor saxophone, bass clarinet
Graig Taborn: piano, keyboards
David Virelles: piano, keyboards
Larry Grenadier: bass
Eric Harland: drums

Apunte: Para la edad que tiene, Chris Potter tiene una extensa discografía como líder y ha participado como sideman en innumerables discos. Hemos disfrutado de algunas de sus obras personales y otras tantas acompañando a grandes músicos (viene a mi memoria su fundamental participación en el disco “Pat Metheny Unity Band”). Underground, Ultrahang y The Sirens son tres excelentes discos, que a mi entender, figuran entre los cuatro o cinco mejores de toda su discografía a la fecha. Underground y Ultrahang comparten un determinado tipo de sonido, cercano al funk y a la fusión, y además la misma base rítmica: Nate Smith en batería, que fue compañero de Potter cuando coincidieron en bandas de Dave Holland, y el increíble Craig Taborn en teclados, haciéndose cargo de la tarea del bajista ausente. Los guitarristas Wayne Krantz y Adam Rogers completan estos cuartetos desbordantes de talento y energía. The Sirens, el reciente debut de Potter en ECM, es un disco conceptual y como corresponde a toda obra de ECM, más reflexivo y levemente ambiental, pero con un igualmente brillante Potter tanto en el tenor como en el clarinete bajo. Tres dis-ca-zos con temas que seguramente quedaran en vuestra memoria luego de escucharlos.

Reportaje a Chris Potter en Tomajazz: http://www.tomajazz.com/perfiles/chris_potter_entrevista.htm

Password en todos los casos: presoventanilla



Adam Cruz
agosto 6, 2012, 12:09 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , ,


Milestone (2011)

Sobre el autor

Después de veinte años Adam Cruz finalmente estrena su álbum como solista, Milestone, programado para lanzarse el 12 de abril de 2011.

Milestone es un álbum largamente esperado por el percusionista de Nueva York, quien ha colaborado con artistas como Danilo Pérez, Charlie Sepúlveda, Charlie Hunter, y Chick Corea. Ha mantenido una relación de largo tiempo y tocado con estos y muchos otros artistas, algunos de los cuales participan en el álbum de jazz del músico.

“Acabo de cumplir 40 años y estoy muy contento que el disco salga ahora. Hay un cierto grado de crecimiento y madurez que he logrado, profundizando mi dedicación como percusionista y compositor, particularmente durante la última década”, comentó Cruz. Hace tiempo que este artista de ascendencia latina quería lanzar este álbum pero está muy contento que su dedicación y tiempo para el álbum se reflejen en las rítmicas canciones.

Sobre el disco

Inevitablemente, con la realización de cualquier grabación hecha en el marco del liderazgo de un baterista, no hay discusión acerca de si se trata de la grabación de un baterista o no -comprensible en bateristas que son los grandes héroes anónimos de la mayoría de las grabaciones y que siempre es emocionante tener la oportunidad de “dar algo del baterista”, en las palabras del gran Maceo Parker. Lo que esto significa sin embargo, está lejos de ser claro. Es posible que el baterista haya escrito las canciones o toma un montón de espacio para los solos -o quizá esto podría significar que el cronometristar conduce la banda por un entrenamiento de una miríada de cambios métricos?

Quizás el líder más conocido de bandas de jazz moderno sea Art Blakey. Los elementos del modelo Blakey están en el trabajo del baterista Adam Cruz. Ante todo, él ha conformado una gran banda. La Art Blakey’s Jazz Messengers, en sus distintas encarnaciones, eran calientes. Blakey encendía fuego debajo de ellos, y confiaba en ellos para ir. Lo mismo puede decirse de los “messengers” montados aquí por Cruz. Los tambores anuncian el comienzo de la música y salimos. No tarda mucho en hervir para comenzar con el saxofonista tenor Chris Potter y el pianista Edward Simon desempeñándose brillantemente en todo.

¿Qué hace que la grabación de un baterista no sea nada más que una excepcional demostración de técnica? Cruz es el real reparto, su buena fe hablará por ellos, y este registro no es diferente. Toca con solistas con eficacia, tiene un arsenal aparentemente interminable de fills para tocar, y sabe exactamente cuándo iniciar el calor y cuando enfriar un poco.

Lo que hace que esto sea realmente una especial excursión es la selección de canciones: todas composiciones originales, todas firmadas por Cruz, todo muy sólido. Con interés melódico y armónico y bonitas baladas, Cruz muestra sorprendente profundidad y madurez para su debut como líder. Independientemente de los criterios que podrían ser usados para definir la grabación de un baterista, éste lo es -y también es una muy buena grabación.

Fuentes para la reseña: http://www.elreporterosf.com/editions/?q=node/5208; William Carey para http://www.allaboutjazz.com/php/article.php?id=41271

Apunte: En vías de establecer algunas suposiciones, uno puede imaginar que si en tu grupo vas a tener de coequipers a Miguel Zenón, Chris Potter y Steve Wilson, lo lógico es que aunque sea “tu” disco, sean ellos los que lleven el vuelo de la música. Si además se cuenta con un guitarrista versátil como Steve Cardenas y al excelente pianista de origen venezolano Edward Simon, lo “hot”está asegurado. Y las cartas son mostradas desde el primer tema. La reseña describe bien la plataforma de lanzamiento que propone Adam Cruz (junto a Ben Street, agregaría yo) para que los solistas jueguen. Para ubicarlos de alguna manera, la onda de Adam Cruz es similar a la de los discos del tándem Binney-Simon, y también a ciertos discos de Miguel Zenón. A los 40 años, el neoyorquino de raíces puertorriqueñas Adam Cruz, con Milestone, ha editado un disco con composiciones propias, y muy bien equilibrado entre lo rítmico y las partes destinadas a la improvisación.

Track Listing

01. Secret Life (11:38)
02. Emjé (13:01)
03. Crepuscular (7:04)
04. The Gadfly (10:49)
05. Resonance (6:55)
06. Outer Reaches (8:52)
07. Magic Ladder (8:57)
08. Bird Of Paradise (8:36)

Artist List

Adam Cruz: drums
Miguel Zenon: alto saxophone
Steve Wilson: soprano saxophone
Chris Potter: tenor saxophone
Edward Simon: piano, Fender Rhodes
Steve Cardenas: guitar
Ben Street: acoustic bass

Link de descarga
Password: presoventanilla



Alex Sipiagin


Images (1998)

Alex Sipiagin nació el 11 de junio de 1967, en un pequeño pueblo ruso, a 250 km de Moscú, llamado Yaroslavl. A los 12 años estudió trompeta con el gran trompetista Mikhael Tsamaiev y luego entró en una escuela local, donde tuvo sus primeros contactos con las pocas grabaciones de jazz y be-bop que en ese entonces podían encontrarse en Rusia. Luego entró en el Moscow Music Institute donde se recibió, y luego del obligatorio paso por el ejército, continuó sus estudios clásicos y explorando el jazz en el Gnessin Conservatory de Moscú; en 1990 gana una competencia de jóvenes ejecutantes de jazz en Rostov y, luego, una vez que la Glasnost tuvo vigencia, pudo visitar los Estados Unidos y participó en la “International Louis Armstrong Competition”, esponsoreada por el “Thelonius Monk Institute” en Washington D.C. En la misma competían jóvenes futuras estrellas como Ryan Kysor, Scott Wendtholt, Nicolas Payton entre otros, y Sipiagin salió cuarto, recibiendo como premio una trompeta Bach de manos de Clark Terry. De ahí en más lleva grabados varios discos en el sello Criss Cross.

Fuente para la reseña: http://eljugueterabiosofm.blogspot.com.ar/

Apunte: Tremendo disco debut de Alex Sipiagin allá por el año 1998. Con un line-up que podría haber acarreado algún problemita de egos, pero que a la luz de los resultados no sucedieron o pasaron inadvertidos, estamos en presencia de un disco impecable en todo sentido: repertorio, arreglos, interpretaciones, equilibrio en cada paso al frente de los solistas y el alto nivel de atención que logra concitar en el que escucha, a lo largo de los poco más de cincuenta minutos de duración de esta obra. Sipiagin combina en su discurso, un fraseo por momentos fuerte, con espacios de silencio o apagándose melancólicamente; Binney y Potter ponen el fuego, Gil Goldstein la calidez desde el piano y el acordeón (fundamentalmente) y Adam Rogers, más inventivo con la acústica que con la eléctrica también aporta lo suyo. Los puntos más brillantes, dentro, insisto, de un nivel muy parejo son: “Novgorod Bells” (hermosa canción tradicional en extendida versión, con espacios para excelentes solos de casi todos los músicos) y la bucólica y entrañable “Midwestern Night Dream” (del por entonces veinteañero Pat Metheny, originalmente grabada en el cuasi mítico “Brigth Size Life”, de 1976). Discazo del ruso Sipiagin.


Post dedicado al amigo Alejandro Parisi, que se conmovió con Sipiagin en el Smalls Jazz Club de New York.

Track Listing

01. Tarde (Nascimento) (8:01)
02. Freaker (Binney) (7:42)
03. Little Dancer (Sipiagin) (11:54)
04. Song-1 (Sipiagin) (3:25)
05. Novgorod Bells (Traditional) (12:31)
06. Midwestern Night Dream (Metheny) (7:13)

Artist List

Alex Sipiagin: trumpet, flugelhorn
Chris Potter: tenor sax
David Binney: alto sax
Josh Rosement: trombone
Gil Goldstein: piano, accordion
Adam Rogers: guitars
Scott Colley: bass
Jeff Hirshfield: drums
Kenny Wollesen: percussions

Link de descarga
Password: presoventanilla



Pat Metheny Unity Band
junio 16, 2012, 8:23 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , ,


Unity Band (2012)

A pesar de que el evidente punto de venta aquí es que esta es la primera vez en más de tres décadas que el guitarrista, parte de la élite de artistas de jazz de menos de 60 años que puede llenar salas de conciertos, aparece con un saxofonista tenor en su banda, hay otras cosas a tener en cuenta. Para comenzar, el mencionado, Chris Potter, es un virtuoso de varios instrumentos de viento, que es tan experto en el soprano como lo es en el clarinete de bajo, y ambos instrumentos traen una riqueza significativa a la paleta a lo que es, sin duda, uno de los mejores estrenos de Metheny en los últimos tiempos.

Este nuevo ensamble tambien destaca a un colaborador por primera vez de Metheny, el contrabajista Ben Williams y al baterista Antonio Sanchez, quien ha estado tocando con el guitarrista en los últimos diez años. Habida cuenta de las credenciales de todos lo particiapantes, los créditos van de McCoy Tyner a Dave Holland, para nombrar sólo algunos – entonces no es de extrañar que toquen impecablemente los standards; así, la cuestión real es si hay alguna química en el ensemble, así como un repertorio suficientemente potente.

La respuesta es sí, en ambos casos. Sánchez y Williams forman un potente pero flexible, a menudo altamente percusivo pivot, especialmente cuando el baterista complementa su principal compás con capas de estilo africano 6/8 sobre un cencerro o bloque de madera. Esto presta un dinamismo sutil.
Las melodías sabias. Metheny han recuperado un poco de la belleza folk que definió sus tempranos álbumes, como “Offramp” de 1982 y hay más que unos momentos cuando aquella distintiva mezcla de planeo, melodías corpulentas y timbres vagamente celtas de la guitarra sintetizada, empujan todos los botones emocionalmente correctos. Dicho esto, este nuevo trabajo es también un compuesto inteligente de otras vertientes de la amplia discografía de Metheny, y la hipnótica serie de figuras que definen “Signals”, son un recordatorio de que él una vez colaboró con Steve Reich.

El virtuosismo de Metheny no es la única razón por la cual él es una estrella internacional: una sensibilidad pop le ha hecho ganar una audiencia no jazzera. Mucha gente estará encantada por la pista “Leaving Town”, cuya brillante, emocionante energía, lo hace un digno sucesor del clásico “James”.

Fuente para la reseña: Kevin Le Gendre para http://www.bbc.co.uk/music/reviews/9qx2

Apunte: Hacía mucho que no me entusiasmaba tanto con un disco de Metheny al calor de una banda. Pat ha encontrado en Potter un versátil compañero que lo apuntala en la variedad de voces que pueden sostener a las composiciones, ya de por si muy atractivas. Metheny ha declarado, no sin cierta ironía, que “Incluso en la época de ’80/81′ era difícil de creer que todavía no hubiera hecho un disco con una formación tradicional de jazz, porque ese era el formato en el que había tocado muy a menudo. De alguna manera mis grupos se idearon como un alternativa a esas formas más tradicionales. Y el hecho de que hayan pasado 30 años para volver a hacerlo es una señal de lo ocupado que me han tenido esas formas alternativas“. De esas formas alternativas que menciona, Metheny debe ser uno de los pocos guitarristas (si no el único) que puede tocar la guitarra sintetizada sin sonar fuera de época: en el dinámico “Roofdogs” el sonido de trompeta que sale de la guitarra se entrevera con los vientos reales de Potter y la cosa se pone más que linda. Potter brilla a lo largo de disco: vivaz, inventivo, con el vuelo justo para un disco de Metheny (ok, tampoco se va a desmadrar el tipo…). Como ya lo comenté en el anticipo del primer tema que hicimos hace un par de días, Sanchez y Williams conforman una base solidísima pero también con una variedad de colores muy atractiva. El resultado es un magnífico disco, disfrutable para los fans de todas las épocas, porque podrán encontrar guiños de Metheny revisando con altura su pasado, y disfrutable también por aquellos jovenes que no conocen tan profundamente la historia: el aire methenyano lleva en si, ruta, vagabundeo, sol, libertad, amistad, sentimientos nobles; un disco de los que llamamos “curadores”. Abrazo!. Para mis coterráneos que son padres: feliz día!!!!

Track Listing

1. New Year (7:37)
2. Roofdogs (5:33)
3. Come and See (8:28)
4. This Belongs to You (5:20)
5. Leaving Town (6:24)
6. Interval Waltz (6:26)
7. Signals (Orchestrion Sketch) (11:26)
8. Then and Now (5:57)
9. Breakdealer (8:34)

Artist List

Pat Metheny: guitars
Chris Potter: sax and bass clarinet
Antonio Sanchez: drums
Ben Williams: bass

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



Chris Potter Quartet
septiembre 18, 2010, 10:30 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , ,


Lift: Live at the Village Vanguard (2004)

Justo cuando usted está a punto realmente de entrar en el solo funky del saxofonista tenor Chris Potter en “7.5”, el resto de la banda recarga, conducida por Kevin Hays en un teclado eléctrico que suena como el rintone de un teléfono móvil. Esto llama su atención, y la banda no deja que se vaya durante los quince minutos siguientes, con el solo de Hays comandando con el piano, y Potter y el compositor de la canción, el baterista Bill Stewart, haciendo un dueto atrapante, telepático. Stewart carga con el bajista Scott Colley antes de la vuelta de Potter, sombreado por el toque de Hays.

Colley propulsa “What You Wish” mientras Potter pone la línea sobre la cima, intensificando la composición, mientras sigue cada idea. Mientras el tema continúa, Hays toma su turno, generando tanto ímpetu como Potter antes que él. Potter inicia “Stella by Starlight” con una delicada lectura, la atmósfera manejada por los cepillos continuos de Stewart, el sólido bajo de Colley, y el piano de Hays prosperan, antes de que él abra su corazón y consiga el fuerte apoyo de la banda.

La pista de título es compleja, cambiando entre ritmos y solistas, de modo que son tres o cuatro temas en uno. Antes del final, la banda entra en una carrera a la línea de llegada, hasta que ellos la cruzan y repiten la melodía para culminar. “Okinawa” destaca al saxo soprano de Potter y un minimalista solo de piano repetido por el teclado simultáneo de Hays. El efecto es etéreo y lleno de gracia, sugiriendo un koto japonés

El programa cierra con una versión de Mingus de “Boogie Stop Shuffle” en dos partes. La primera, una intro solista, pone el tono redondo de Potter mostrando una cascada de notas antes de finalmente apuntar a la melodía, y la banda participando para darle swing a la melodía. Para abordar a Mingus sin una banda grande, usted necesita una banda que suene grande, y con Hays que se dobla en teclas eléctricas y acústicas, juntos al duro swing de Stewart y Colley, el cuarteto logra sonar el doble de su tamaño

Fuente para la reseña: Jeff Stockton para http://www.allaboutjazz.com/php/article.php?id=14467 – Traducción: La Bestia Políglota !!!

Track listing

1. 7.5 (14:57)
2. What You Wish (13:51)
3. Stella by Starlight (7:16)
4. Lift (11:58)
5. Okinawa (9:15)

6. Boogie Stop Shuffle Sax Intro (4:13)
7. Boogie Stop Shuffle (15:09)

Artist List

Chris Potter: tenor saxophone
Scott Colley: double bass
Kevin Hays: piano, Fender Rhodes
Bill Stewart: drums

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



Scott Colley
agosto 1, 2010, 10:30 pm
Filed under: Scott Colley | Etiquetas: , , , ,

Subliminal… (1998)

La escritura de Scott Colley alcanza nuevas alturas sobre este muy fino registro. Junto a Chris Potter en saxo tenor y clarinete bajo, Bill Carrothers en el piano y Bill Stewart en los tambores, el bajista entrega algunas de sus composiciones más memorables hasta el momento. “The End and the Beginning”, una balada extraordinariamente serena, se destaca entre todos los temas. Pero “Out of the Void” es también excelente, como son la pista del título y el velado saludo a Cole Porter, “Is What It Is”. (Carrothers presenta estos dos). Potter y Stewart también contribuyen con una composición cada uno, y el cuarteto descarga el clásico de Charlie Parker “Segment”, con los tambores solistas primero – algo que usted no oirá cada día. Un esfuerzo magnífico, bien redondeado, cohesivo.

Fuente para la reseña: David R. Adler para All Music Guide

Track Listing

1. Don’t Ever Call Me Again (5:48)
2. Subliminal… (8:13)
3. The End and the Beginning (4:34)
4. Turangalila (7:33)
5. Out of the Void (7:30)
6. Segment (5:35)
7. Is What It Is (6:07)
8. Impossible Vacation (6:11)
9. Verbatim (6:23)

Artist List

Scott Colley: bass
Chris Potter: tenor saxophone, bass clarinet
Bill Carrothers: piano
Bill Stewart: drums

Link de descarga

Password: musicaquecuelga.blogspot.com