Preso ventanilla


Pablo Novoa / Nono García
diciembre 10, 2016, 12:14 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , ,

tapa-radio-pesquera
Radio Pesquera (2014)

Norte y Sur. Galicia y Andalucía. El uno, Pablo Novoa, de Vigo. El otro, Nono García, de Barbate (Cádiz). Dos guitarras. Uno, la guitarra eléctrica. Otro, la guitarra española. Entre atún gaditano y mejillones gallegos anda la cosa. Y en el centro un proyecto común, Radio Pesquera, que presentan con un primer disco instrumental grabado en directo.

Son dos músicos que han navegado en barcos diferentes: Pablo fue componente de Golpes Bajos y en la actualidad toca en la banda de Iván Ferreiro. Nono se ha movido en las aguas del flamenco jazz y ha publicado varios discos en solitario. Pero han llegado a un mismo puerto en el que confluyen peces que traen sonoridades bañadas por el Atlántico.

¿Qué se pesca en esta radio?

Pablo: (Risas) Pues todo tipo de peces del Atlántico, aunque principalmente cuando nos vamos hacia el Sur atún y cuando nos vamos hacia arriba más bien choco.

Nono: Yo creo que pescamos las almas de la gente que nos escucha. Pero sí, también de paso marisco gallego y pescado andaluz.

Viendo los títulos de algunas canciones (que si ‘Un par de huevos fritos’, que si ‘Percebes’), se ve que esto de la comida tiene un peso importante en este dúo musical…

Pablo: Es que al mar no sólo se va a dar un paseo, se va a pescar. Los dos somos de puertos pesqueros, no sólo de puertos marineros. Nos une el tema de la pesca. Una de las canciones se llama Palangre y a mucha gente le tenemos que explicar que es un arte de pesca.

Nono: Viene del griego: polyankris (muchos anzuelos). Es un arte de pesca que se pone en la playa con la marea baja y cuando sube se enganchan los pescados.

Entonces, que os llaméis Radio Pesquera se entiende muy bien.

Pablo: Se le ocurrió a Nono.

Nono: Una vez me embarqué en un barco de pesca. En la cabina de mando estaba puesta Onda Pesquera, que era una emisora de onda corta que informaba del tiempo a los marineros, hablaban en gallego. Es como un vínculo que se extendió entre nosotros.

¿Y cómo pasáis del vínculo marino a formar un dúo musical?

Pablo: Surge porque los dos tocamos con otra gente muy talentosa e interesante, pero también haciendo canciones propias y queríamos darle espacio a esas músicas. Te planteas cómo hacerlo con calma porque no está el planeta esperando tu próximo disco (risas) y me planteé que tenía que ser un disco a dos guitarras. Quería hacerlo con alguien que tuviera una sensibilidad diferente a la mía, admiraba ya mucho a Nono, conocía sus discos, sabía que su música tenía otras raíces pero al fin y al cabo bebe en las mismas fuentes que yo. Radio Pesquera tiene que ver con todos los sitios que baña el Atlántico: desde Galicia a Andalucía o la música africana y del Magreb llegando al blues de EE UU, el tango argentino o los ritmos brasileños y cubanos.

Nono: Me sentí muy halagado cuando me lo propuso. Hay muchos guitarristas muy buenos en España. Y al final ya es el proyecto de los dos.

¿Qué matices aporta cada uno?

Pablo: Sobre todo, hay una cosa común, además de lo de la gastronomía o el pescado y el mar, que no es broma; miramos hacia los mismos sitios aunque de forma muy diferente. Nono ha tocado mucha bossa nova, son cubano, blues. A mí también me gusta eso, hay un terreno común. Pero creo que cada uno aporta una sensibilidad particular. Yo soy del Norte, toco más firmemente, y Nono tiene esa raíz flamenca con la que juguetea, le da otro aire, otra respiración a las cosas. Se trataba de conseguir que eso pudiera fluir.

Nono: Bueno, es que ya lo ha dicho todo él, no me deja… (Risas).

En vuestro disco se perciben esas dos sensibilidades musicales subrayadas por la desnudez de los dos instrumentos.

Nono: Sí, solamente de los instrumentos. (Risas). Y la desnudez del alma también. Es una puesta en escena humilde, sin muchas pretensiones de inventar nada nuevo. Elegir los temas, ponernos de acuerdo, exige un ejercicio de sinceridad y humildad.

Pablo: Los dos estábamos de acuerdo en juntarnos y defender la música, defender las canciones. Esto no podía ser un duelo de guitarras. Se trataba de arropar las canciones para dejarles espacio, teniendo en cuenta que la música instrumental no tiene letra, así que no puedes llegar a la segunda estrofa y hacer lo mismo que en la primera. Por eso la sensibilidad de cada uno enriquece y permite que la canción fluya. Y, además, estuvimos juntos como monjas en una casa unos días solos para ser también amigos y conocernos mejor. No es sólo ser capaces de tocar a la vez.

¿Qué pasa con la música instrumental?

Nono: Es música para melómanos. La tendencia actual desgraciadamente y desde hace tiempo es darle prioridad a la música comercial, que mayoritariamente es cantada. Son canciones melódicas, románticas, que no siempre tienen ni buena música ni buenas letras, pero eso es lo que invade. A la gente no se le da la oportunidad de descubrir la música instrumental u otro tipo de canciones. Sigue siendo privilegio de unos pocos acceder a la cultura en su sentido más amplio, no se da esa oportunidad.

Pablo: Tenemos muy poquitos cauces para entrar. Las cadenas de radio e incluso las revistas de música lo consideran extraño. Les parece que la música instrumental es como una especie de hilo musical de fondo que te pones para hacer otras cosas mientras hablas, como si no tuviese sentido en sí misma. No está abierto el abanico para darle espacio a otras posibilidades. Y en nuestro caso hay gente que se acerca después de un concierto para decirnos que les ha encantado, pero que no venían muy convencidos… ‘A ver cómo va a ser esto de un guitarrista flamenco y un gallego, a ver si va a ser un ladrillo’. Y no tiene nada de eso nuestro disco.

Nono: Aunque nos gusta nuestra tierra y nuestros orígenes, somos ciudadanos del mundo, nos une la música cosmopolita y universal.

Es un disco que sale también adelante con financiación colectiva (crowdfunding). La pregunta de turno es si ésta es la manera de hacer discos.

Nono: Como en este país desgraciadamente el apoyo a la cultura es escaso o inexistente, tenemos que juntarnos y crear nuestros proyectos en base a nuestras posibilidades y hacer labores de todo tipo: manager, oficina, organización, además de lo musical.

Pablo: En cierto modo eso da un grado de libertad en las decisiones para hacer las cosas como quieres. Manejas tus tiempos. Pero gastas muchas energías.

Escuchar el disco de Radio Pesquera repone de alguna manera la energía. Es como tumbarse al lado del mar en plan relax total.

Nono: Es que yo creo que es un disco que se escucha sin esfuerzo, no es estridente, es tranquilo, se deja escuchar amablemente. Está muy bien grabado, ha quedado un trabajo bonito. Y ha pasado la prueba del algodón, que es una cena con velitas.

Pablo: Hemos cuidado mucho las canciones, tratando de que todo fuese bello. Hay momentos muy dulces, otros más intensos y vivos, otros son más amargos, hay canciones más positivas. Está grabado en directo, hemos tratado de que haya la mayor emoción posible.

¿Qué más os gustaría pescar?

Pablo: A mí me gustaría pescar pequeños conciertos, tranquilamente, para mostrar nuestra música. Y un sueño que tengo es combinarla incluso con danza contemporánea.

Nono: Pescar cantantes para que algún tema tenga voz y ampliar un poquito, sólo un poquito, el elenco aportando ese colorido. Incluso con otros instrumentos.

Reportaje de Silvia Melero para http://elasombrario.com/radio-pesquera-fusion-de-guitarras-que-miran-al-atlantico/

Apunte: Pocos días atrás, un internauta dejó un comentario en un viejo post del año 2009, “Atún y Chocolate” del guitarrista Nono García. Esas breves líneas actuaron como disparador para ponerme en la tarea de investigar que había sido de la vida musical de Nono García en estos años. Ese deambular me llevó a Radio Pesquera, disco a dúo con otro guitarrista, Pablo Novoa. Primero hay que decir que es un tanto inusual este dúo por la combinación de la guitarra flamenca de Nono García (Barbate, Cádiz) y la guitarra eléctrica del gallego Pablo Novoa. Por iniciativa de Novoa, los guitarristas se unen en este trabajo de canciones instrumentales que revelan sus influencias de jazz, blues, flamenco y músicas latinas. Radio Pesquera supone un punto de encuentro entre dos regiones de España, un acercamiento de sus puertos pesqueros que además de estar unidos por el mar ahora estarán siempre ligados por la música.

Lista de temas

01. Palangre (4:34)
02. Siento Moito (3:18)
03. Balada para un Romanón (3:17)
04. Ovella (3:04)
05. Calma Chicha (2:19)
06. Un par de huevos fritos (3:35)
07. Percebes (3:37)
08. Illas Cíes (3:48)
09. Viento en popa (4:37)
10. Sylvie (3:07)
11. La pelota y la bufanda (5:36)

Lista de artistas

Pablo Novoa: guitarra eléctrica
Nono García: guitarra española

Link de descarga
Password: presoventanilla



Eduard de Negri
octubre 8, 2015, 12:40 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , ,

tapa Esperit del vent
Esperit del vent (2014)

El guitarrista y compositor Eduard de Negri publica su tercer álbum como líder: Esperit del vent (Quadrant Records, 2014) grabado en su propio estudio Natural Sound y publicado durante el pasado año 2014. Confeccionan el resto de la formación Eloi López (batería y voz) Dick Them (bajo sin trastes) y Horacio Fumero (contrabajo en “Balada en Bossa”)

Eduard de Negri es un músico con una amplia trayectoria profesional. Aunque estemos hablando de un tercer disco como líder, son innumerables las actuaciones que ha ofrecido a partir de los años ochenta. Además, es uno de los artífices de la creación del so laietà (sonido laietano). Carretera y Manta fue una de las formaciones con las que precisamente practicaba este sonido. También lideró sus propios proyectos como un trío con Jordi Ruiz y Ernest Martínez o un dúo con Tato Latorre. A partir del año 2004 cambia su residencia instalándose en el Alt Penedès donde sitúa su estudio de grabación Natural Sound. Un precioso paraje en el que dedica la mayor parte de su actividad musical.

Las siete composiciones de Esperit del vent (todas del líder de la formación), en un principio se podría decir que transitan o adaptan elementos de fusión. Percibo, y siempre de manera sutil, influencias de flamenco, jazz-fusión, rock o bossa nova en el evidente “Balada en Bossa”. No me cabe duda de que el estilo a la guitarra de De Negri, tiene la virtud de ser completamente personal. Además de tener una técnica excelente que utiliza para desgranar sus composiciones, que por los títulos de las mismas, se podría decir que la grabación del disco en su propio estudio da pistas del momento de ánimo del autor. Hay sensación de optimismo y de vida. De inspiración a través de la naturaleza (por la ubicación del estudio) del Mediterráneo. Temas como “Dylan” y “Silvia” son dedicatorias directas a su hijo y mujer respectivamente. Y además nos cuenta a través de sus composiciones sendas historias que claro, a medida que voy (vamos) profundizando en ellas, voy convirtiéndolas en mías. Y es que en el global de disco consigue una perfecta y contundente coherencia.

Un disco notable en su ejecución y en su acabado sumamente personal. Con una formación que está a las órdenes del líder realizando una labor perfecta de acompañamiento para que De Negri exponga sus composiciones y se exprese cómodamente.

Reseña de Jesús Mateu Rosselló para http://www.tomajazz.com/web/?p=18995

Apunte: Con una grabación de un sonido impecable, Eduard de Negri ha editado un puñado de temas de raíz claramente ibérica, luminosos, alegres y de buena energía. Negri es un virtuoso, pero no apabulla. Su elegancia da la sensación de crear un ambiente entre los músicos muy distendido con predisposición a pasarlo bien, haciendo una música que les fluye de manera muy natural, con la cual simpatizamos inmediatamente. Hombre! Pues que es un disco muy bonito!

Temas

1. Camí de Ronda (6:06)
2. Dylan (3:13)
3. Blauett (5:16)
4. Parc Amèlia (4:22)
5. Balada en Bossa (5:29)
6. Mirant l’Orient (7:15)
7. Sílvia (4:26)

Lista de artistas

Eduard De Negri: guitarras acústica, eléctrica, sintetizador y composiciones
Dick Them: bajo fretless
Eloi López: batería, voz
Horacio Fumero: contrabajo en “Balada en Bossa”

Link de descarga
Password: presoventanilla



Carles Benavent

Un, dos, tres…(2011)

Hay en “Un, dos, tres…” esa sencillez extrema, extremadamente engañosa, de los artistas verdaderos. La aparente “facilidad” y la frescura en la superficie no suele sugerir – al inexperto – el arduo trabajo de depuración y refinamiento de fondo que sólo el talento y la pasión por el propio arte pueden engendrar. Esa sencillez engañosa es cifra de un interés por la pureza del sonido que traduce siempre un sentido de lo esencial.

Una maestría que se impone por sí misma. Maestría trabajada día a día, incansablemente, en lo oscuro del estudio, con la curiosidad del buceador de paisajes sonoros profundos, que escarba y saca a la luz las piedras preciosas que pulen el oído; con la fiebre del deletreador de ritmos secretos y precisas conexiones, que se atreve a perderse por planetas remotos.

Hay en esta música algo de subterránea corriente y algo del orden del acontecimiento, es decir, de lo que ciegamente se espera sin saber exactamente de qué se trata. Porque la musa es una larga paciencia y un resplandor.

Nadie aquí sabe de fronteras. Donde la música, es decir, la poesía, las fronteras se disuelven.

Hay que escuchar cómo Carles Benavent pulsa ese elegante bajo modernista, que se oye, se mira y se huele, extensión del cuerpo del artista, diseñado expresamente para él, y de nombre Barcelona. Otra de esas piezas de orfebrería del polaco Jerzy Drozd, nombre sinónimo de claridad, fuerza, precisión y libertad del sonido, pero también, y fundamentalmente, de absoluto control en el diseño, notorio en relación con ese maravilloso puente, sus singulares pastillas y la construcción hueca del bajo. Un bajo – también él – punto de cruce: entre lo eléctrico, pues, y lo acústico; la guitarra española, el Gibson de los 50, el cedro español y el sólido abeto sitka. Y no olvidemos sus motivos ornamentales, que recuerdan, quizás, las caprichosas líneas dalinianas, esas sinuosidades estilizadas como espíritus, como ondas sonoras que quisieran escapar a sus límites, y cuya grácil belleza seduce la voracidad visual de quien las mira.
Porque este bajo, hecho para el sonido, también se toca y casi se come, con la mirada.

Conjunción de diferencias, donde cada elemento, técnico o humano, no pierde su identidad sino que la realza en la sabia armonía con lo otro. De lo que se desprende una lección estética pero también ética.

Escuchar cómo, a la búsqueda de ese engarce en hierro y seda de todas las músicas, el férico y carnal flamenco se abraza al jazz más inspirado; el bajo dialoga con el piano acústico y eléctrico de Roger Mas y ambos se abren a la sonoridad intensa de la versátil batería de Roger Blavia, que añade al trío sus sabores latinos, africanos, orientales; escuchar cómo los tres abren espacio a las étnicas tablas índias del percusionista franco-asturiano Tino Di Geraldo, la flauta del madrileño Jorge Pardo, la trompeta de Raynald Colom, el suave y acerado hang del carismático israelí Ravid Goldschmidt, los unísonos con el bajo de la tuba de Sergi Vergés y el bloque de metal de la trompeta de Mathew Simon y el saxo de Xavier Figuerola.

Mestiza hermandad de ninguna otra patria que la buena música; fraternidad de vivos y muertos, en virtud de la cual Mario Pacheco, músico y fotógrafo, tristemente desaparecido en noviembre de 2010, se pone a la escucha de ese vibrante y melancólico “Mario”; fraternidad en cuyo nombre Don Alias, gran maestro de la conga, tristemente desaparecido en marzo del 2006, se pasea otra vez entre las notas de ese ya inolvidable “Don”.

Vivos, muertos, vanguardia, ancestros, tradición popular, en luminoso juego de formas que no se dejan encadenar por centro tonal o foco armónico alguno, pues sólo la libertad de inspiración y la amistad gobiernan.

Para no dormirse entre las telarañas de lo mil veces escuchado, de lo desgastado de puro oído, de lo consabido que halaga a un público fácil, esta banda escapa a toda academia y deja sólo subsistir el impulso del vientre o el corazón que riega y electriza el pensamiento, tejiendo con sonidos un refugio a los sin voz – negros, gitanos, payos – de todas las regiones; porque este arte son vibraciones de emoción pura y alegría, gestos y silencio, y ecos de dolor antiguo, semienterrado, siempre en espera de que un sonido y luego otro se alcen en son de música, en el nombre de todos los destierros.

Asombroso dominio del duende, que nos obliga a preguntarnos, por ejemplo: ¿se puede extraer más poesía de esa maravilla que es el bajo Barcelona? ¿Del generoso impulso que de un grupo tan personal hace uno? Con toda seguridad, se puede; por eso, tras paladear este disco como un vino único, ya esperamos el siguiente reto. Hacia dónde no sabemos, pero si desde dónde: desde el abismal fondo arcaico, rítmico y sonoro, de los primeros afectos antes del mundo, donde el oído del sueño se hace viento o cuerda y fluye hacia los otros como una marea del sentimiento.

Y si el mundo parece caer en el polvo de la locura, de la política bandida y la crueldad que deshumaniza al débil, ¿no nos queda siempre la música que aúna y fragua, como una amante más allá de todos los dolores? Para disfrutar y seguir pensando y no perder la luz de ese rincón donde, de niños, nuestra escucha era una con el ojo y la sangre.

Reseña de Lorenna Del Mar para http://www.jerzydrozdbasses.com/es/component/content/article/184-artists/206-de-la-amistad-el-fuego-y-la-musica-carles-benavent-un-dos-tres.html

Track Listing

01. Don (3:41)
02. Bailas? (5:17)
03. Novembre (5:03)
04. Tirititrán Catalán (4:54)
05. Flamenquillo (5:04)
06. Scenes D´enfants (Jeunes Filles Au Jardin) (3:11)
07. Punt I Final (4:09)
08. Mario (5:43)
09. Cara Bobo (4:57)
10. A Solas (3:34)

Artist List

Carles Benavent: electric bass, guitar on #2,4-9
Roger Mas: acoustic & electric pianos
Roger Blavia: drums & congas on #1

Special guests:
Jorge Pardo: flute on #7
Tino di Geraldo: indian tablas on #6
Ravid Goldschmidt: hang on #4
Raynald Colom: trumpet on #7
Matthew Simon: trumpet on #9
Xavier Figuerola: tenor sax on #9
Sergi Vergés: tuba on #9

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



Pierre Bertrand


Caja Negra (2010)

El primer álbum de Pierre Bertrand a su nombre y como líder, Caja Negra celebra las bodas del jazz cool del saxofonista con el flamenco. Lejos de ser un injerto simple y artificial, el encuentro se revela armonioso y caluroso, como lo demuestra el muy hermoso tema “Wild” situado en la apertura.

Fundador del París Jazz Big Band en el cual todavía oficia, y de la Niza Jazz Orchestra, el compositor, saxofonista, arreglador y productor Pierre Bertrand ayudó a diversos artistas, desde Claude Nougaro a Charles Aznavour o Minino Garay, y actuó con rigor para la televisión y el cine (la reciente banda de sonido de “La Grande Vie”). La orquestación de la ópera flamenca “Madre” de Jean-Antoine Hierro con la bailarina Sharon Sultan, generó el clic para esta Caja Negra.

Estas colaboraciones no podrían hacer olvidar al solista que da prueba aquí de bellas escapadas por ambientes típicamente andaluces (“Andalousia”, “El Rio”). A su lado, la banda constituida por Louis Winsberg (guitarra), Alfio Origlio (piano), Jérôme Regard (bajo), Xavier Sanchez (percusiones) y los cantantes Alberto Garcia y Paloma Pradal, proporciona un bello estuche a sus composiciones.

Fuente para la reseña: Loïc Picaud para http://www.music-story.com/pierre-bertrand-saxophoniste/caja-negra/critique

Apunte: me sorprendió gratamente este disco al que me dispuse escuchar, básicamente por la intervención de Louis Winsberg y nuestro coterráneo “el” Minino Garay (como le dirán en su Córdoba natal, seguramente). No habrían pasado tres minutos de “Wild” y ya me predispuso bien esa mixtura de sonidos mediterráneos. Bertrand elabora sus discursos de manera melodiosa, y la banda lo arropa elegantemente y en algunas ocasiones, con un fervor bienvenido. Destaco cuando los temas se acercan de manera más evidente al flamenco, porque eso le da una presencia a la música (y a la banda) y uno no puede menos que imaginar a una bella y desafiante bailarina flamenca. El buen aporte de los “cantaores” ayuda a generar ese clima. En esa veta están “Andalousia” (obvio), “Questions” (muy interesante el juego entre Bertrand y Winsberg); “El Río”, hermoso tema; “El Mauro” tal vez el más logrado de todos los temas (se suelta Origlio en el piano y muestra lo que puede hacer) porque toda la banda engrana con energía. El álbum finaliza con “For J.K.”, que es una larga balada en el inicio y luego va mutando en una improvisación colectiva en la que resalta el Minino golpeando todo, mientras Bertrand se va en llamas quemando el saxo a lo Barbieri. Buen final para un buen disco.

Track Listing

1. Wild (7:32)
2. Andalousia (6:57)
3. Questions (3:12)
4. El Rio (6:21)
5. El Mauro (7:34)
6. Estepona (5:36)
7. Sueno de Nino (6:19)
8. For J.K. (9:38)

Artist List

Pierre Bertrand: saxophone
Louis Winsberg: guitar
Alfio Origlio: piano
Jérôme Regard: bass
Minino Garay: percussion
Xavier Sanchez: cajon
Alberto Garcia, Paloma Pradal: vocals

Link de descarga
Password: presoventanilla



Carles Benavent
marzo 2, 2011, 10:30 pm
Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , , ,

Quartet (2009)

Hace tres años, Carles Benavent (Barcelona, 1954) iba paseando por los alrededores de la plaza de la Catedral, en pleno Barrio Gótico de Barcelona, cuando un extraño sonido lo atrapó. Era el hang, un nuevo y hechizante instrumento melódico de percusión de origen suizo cuyo sonido marcaría al cabo de muy poco tiempo el nuevo proyecto del bajista catalán.

“Oía de lejos ese sonido y, al cabo de unos segundos, me encontré a Ravid Goldschmidt, a quien yo no conocía, tocando ese extraño instrumento sentado en una calle —recuerda Benavent—. Cuando llegué a casa, hablándolo con mi mujer, me comencé a arrepentir de no haberle pedido al músico su teléfono”. Sin embargo, los caminos de Benavent y ese israelí que en 2004 abandonó su país y su instrumento hasta entonces —la batería— para dedicarse, ya en Cataluña, a explorar la belleza magnética del hang, estaban predestinados a encontrarse: “Estaba preparando la música para un ballet que me encargaron cuando los músicos que tenían que participar en él, que todavía no conocía, vinieron a mi estudio. Uno de ellos era Ravid, y le solté: ‘¡Ahora sí que no te me vas a escapar!.”

Así, Benavent empezó desde entonces a familiarizarse con un instrumento todavía muy inusual de encontrar en cualquier disco de jazz: “Aluciné bastante de cómo funcionaba, pero descubrir el hang fue todo un flash. Había tocado hace algún tiempo con Othello Molineaux, cuyo steel drum tiene puntos de contacto, pero el hang era algo nuevo. Me apunté las notas que tenía, que son ocho, y las adapté a mi repertorio, incluso llegando a crear algún tema pensando particularmente en él. Se convirtió en el estímulo que necesitaba para emprender mi nuevo proyecto”.

Con Goldschmidt ya fichado, Benavent pensó en dos ilustres veteranos para iniciar la historia de un cuarteto cuyo primer disco, Quartet (Bebyne Records, 2009), acaba de ser publicado y presentarán en la recta final del 41 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona: el batería Roger Blàvia, colaborador de músicos como Joan Manuel Serrat, Miguel Poveda, Diego Cortés y Maria del Mar Bonet, y el guitarrista Jordi Bonell, amigo de Benavent desde la infancia. “Me encargaron un proyecto para televisión e inmediatamente pensé en ellos, aunque Bonell se incorporó algo más tarde. Me encantó el color que iba tomando el cuarteto, así que empecé a pensar en un repertorio y en cómo desarrollarlo. Blàvia es un tipo muy despierto, un músico que siempre está a punto. Rítmicamente entendemos las cosas de un mismo modo, y el ritmo es lo que más importa. Con Bonell hace tanto tiempo que nos conocemos que hay momentos en el disco donde tocamos la mandola y el piccolo y no sé realmente qué es lo que toqué yo y qué lo que tocó Bonell.”

Blues aflamencado

Haber coincidido en una banda tan definitoria de los años de formación de ambos, Música Urbana, tiene que dar, claro está, sus resultados: “Lo que aprendí con Música Urbana, al igual que con Màquina! y Crac, tuvo una importancia extrema. Siempre encontrarás un fraseo de blues en mis composiciones flamencas, y eso se debe sencillamente a mis tiempos junto a Emili Baleriola en Crac. Íbamos a Andorra y acabábamos con las agujas de nuestros discos de tanto escuchar a Cream , Jimi Hendrix, BB King, Kenny Burrell y Barney Kessel. Me encantaban los guitarristas, y con el bajo no hacía más que imitar solos de guitarra.”

El resultado de esa unión con Goldschmidt, Bonell y Blàvia, según Benavent, fue un “mar de buenas vibraciones.” “El hang transmite una tranquilidad que da muy buen rollo. Es lo que he estado buscando estos últimos años: una sensación de bienestar, que es lo que a mí me provocó el hang y lo que espero que provoque en quien oiga el disco. En los tiempos que corren no está nada mal buscar músicas que reconforten el espíritu y hagan sentir bien al prójimo.”

Su compañía discográfica, ni corta ni perezosa, sostiene que el nuevo Carles Benavent Quartet marca “un antes y un después” en la dilatada carrera del bajista, aunque igualar logros como los que el barcelonés consiguió formando parte de las bandas de Paco de Lucía y Chick Corea no es, claro está, tarea fácil: “Se trata de un punto y seguido. Lo verdaderamente importante es que vayan apareciendo esas chispas para poder continuar evolucionando,” argumenta.

Valentía y emoción

Tuvo suerte Benavent en 1980 de que el entonces bajista de Paco de Lucía se fuera al servicio militar y el saxofonista y flautista Jorge Pardo y el percusionista Rubem Dantas pensaran en un “chaval de Barcelona” (según se autodefine Benavent) para sustituirlo en un sexteto que, sin ninguna duda, definió nuevas formas de concebir la música flamenca. “Me fui a Madrid y, en el mismo momento en que nos sentamos, vi clarísimo que aquello era un camino muy potente que debíamos seguir. Lo primero que tocamos fue una colombiana, Monasterio de sal, sólo Paco y yo, y ése fue un dueto que, si ahora tuviese que volver a tocar, lo haría prácticamente igual,” asegura.

Sólo quiero caminar” (1981, Phonogram), el disco resultante, no sólo abrió nuevos horizontes para Benavent, sino también para todo el universo del flamenco, que todavía no se había sobrepuesto al shock emocional que significó el igualmente revolucionario La leyenda del tiempo, de Camarón de la Isla, publicado un par de años antes. “Para algunos, Jorge y yo éramos unos intrusos. Pero para muchos jóvenes éramos también una molada. Aunque recuerdo a alguien pidiéndonos a gritos, en un concierto en Oporto: `Pacoooo, el de la guitarra china, que se vaya….’ Pero estábamos segurísimos de lo que estábamos haciendo, pues era algo valiente y con lo más importante de todo: transmitíamos emoción. Sólo hay que mirar la cantidad de músicos que han cogido aquello como referencia”. Y remacha: “Los prejuicios no impiden nada. Siempre ha habido y el mundo ha seguido adelante. No me importan nada en absoluto.”

Con Chick Corea se conocieron en 1982 en Japón, donde Benavent actuaba junto con De Lucía. Sus dos discos juntos, Touchstone (GRP, 1982) y And again and again (GRP, 1983), además del DVD Live in Barcelona (grabado en el Palau en el 2005, dentro del festival de jazz de Barcelona) fueron para él, claro está, “muy importantes”. “Todavía sigo pensando que fue muy fuerte. Nos fuimos a grabar con Paco en Los Angeles. Después de aquello, Paco volvió a España, pero yo me quedé allí un año entero. Hice dos giras en tres meses, la segunda con Paco. Y estar en medio de los dos fue todo un privilegio. Chick me utilizaba para acercarse a Paco, y Paco para acercarse a Chick, porque yo ni era tan flamenco como Paco ni tan jazzero como Chick”. Según el bajista catalán, Corea “es una claqueta humana, una máquina. Tiene un ritmo impresionante.”

“Puedes pensar —continúa— que tocar con él y con Paco, gente superdotada sobre todo en lo que se refiere al tempo, es lo más difícil. Pues no: es lo más fácil. Tocando con bestias así los dedos van sueltos”. Y además, concluye, tocar con gente como De Lucía y Corea no es sino “el tipo de trabajo apropiado para un bajista, ya que un bajista lo está amalgamando todo, ejerce una tarea de control”. “Siempre insisto en lo mismo —sonríe—: puedes pensar que en una orquesta el bajo no se nota. Pero quítalo, y verás lo que sucede.”

Fuente para la reseña: Guillem Vidal para http://www.allaboutjazz.com/php/article.php?id=34843&pg=1

Apunte: No hay cosa que Carles Benavent no pueda tocar con su bajo; desde mi punto de vista, técnicamente está entre los más dotados del mundo, pero, lo más importante, esa técnica está supeditada primero a transmitir emociones, antes que a correr carreras con los dedos; ese es uno de los aciertos mayores de un disco muy parejo, con bellas melodías de músicas fusionadas entre el flamenco, el jazz y folklores del mundo, y excelentes aportaciones de cada músico (cada uno de ellos tan talentoso como su líder). En resumen: muy “audible” y disfrutable.

Track Listing

01. Por Diosss (3:42)
02. La luz (5:12)
03. Ai pare (6:18)
04. Sevillona (3:44)
05. Nipona (6:02)
06. Aire (5:30)
07. Tomili maguro (3:33)
08. Olé blues (4:09)
09. Renacer (4:33)
10. El tiempo (3:29)
11. Okinawa (bonus track) (4:59)

Intérpretes:

Carles Benavent: bajo
Jordi Bonell: guitarra eléctrica
Ravid Goldschmidt: Hang
Roger Blàvia: batería, percusiones

Invitados:

Tino di Geraldo: batería
Jorge Pardo: saxos, flauta
Angie Benavent: Coros
Chicuelo: palmas
El Rubio: Palmas

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com



Ferenc Snétberger
diciembre 2, 2010, 3:00 pm
Filed under: Ferenc Snétberger | Etiquetas: , , , ,

Balance (2002)

Pocas personas tienen el derecho de demandar que ellos son músicos mundiales como lo es Ferenc Snétberger. El virtuoso de la guitarra ha crecido junto con su música. Nacido en 1957 en Hungría del Norte, hijo más joven de una culta familia musical escuchando y tocando con su padre. “Él era el mejor guitarrista de toda el área. Mi padre tenía un sonido propio y un estilo muy personal”. Ya en su temprana niñez Ferenc sólo deseaba hacerse un gran guitarrista. Aunque su padre realmente no promovió el entusiasmo del hijo por la música. Sólo cuando tenía 13 años, le permitieron a Ferenc asistir a la escuela de música. Allí estudió la guitarra clásica y descubrió su amor por Johann Sebastian Bach. Esta fascinación ha durado hasta hoy.

Después de muchos años de trabajo profesional y un manojo de discos bajo su propio nombre, su estilo personal se ha desarrollado en una amalgama que desafía todas las categorías comunes musicales. Una revista de guitarra le pone este camino: “Lo que él toca es jazz, clásico, es Brasil. El gran arte de Snétberger es el diálogo entre el hoy y el ayer, la síntesis”. Su ejecución incluye la música gitana y el flamenco español, la guitarra clásica y episodios de colores llamativos. Snétberger quiere llevar a los oyentes a un viaje por todo estos mundos musicales diferentes y descargarlos con el sentimiento de una experiencia insólita y muy especial. Su medio para este fin es la improvisación.

Cuando él entra en escena por lo general lleva una hoja de papel en la que él anota uno o dos compases de la música, algunos símbolos de acorde y tal vez una tercera barra más. Nada que alguien más pueda entender. Nada que una mente inexperta podría considerar un bosquejo serio. Aún para Snétberger estos apuntes significan la estructura de su música. Él conoce exactamente cuales llaves él tocará en su melodía y ha definido todos los puntos decisivos. Todo lo que él toca es improvisado pero todo apunta a un objetivo. Su nuevo álbum, Balance, grabado en Berlín Philharmonie, documenta uno de estas “situaciones muy diferentes” aún cuando un músico extraordinario como Snétberger se sorprende a si mismo. La improvisación da al artista la libertad de recoger el humor del momento y dejarlo fluir en su ejecución. Por esta clase de interacción, Snétberger ama a su público.

Fuente para la reseña: http://www.enjarecords.com/cd.php?nr=ENJ-9432 – Traducción: La Bestia Políglota !!!

Track Listing

1. Autumn Leaves (Josef Kosma) (6:18)
2. Fantasia Alla Tango (7:58)
3. Obsession (6:13)
4. My One And Only Love (Guy Wood/Robert Mellin) (6:41)
5. Song To The East (8:58)
6. Invention (7:33)
7. Gypsy (5:41)
8. One More String (5:25)
9. Kunst Der Fuge (Contrapunctus 1) (J.S.Bach) (4:59)

Todas las composiciones son de Ferenc Snétberger, excepto donde se indica.

Artist List

Ferenc Snétberger: guitar

Link de descarga
Otro link de descarga
Password:
musicaquecuelga.blogspot.com



Niño Josele

tapa Española

Española (2009)

Las «inquietudes» guían la carrera de Niño Josele, un guitarrista de gustos heterogéneos que da rienda suelta al flamenco, el jazz y la música caribeña en su nuevo disco, «Española», un trabajo «con mucha fuerza musical» que supone «otra manera de ver la música y el flamenco».

La búsqueda de nuevos registros ha caracterizado la carrera del artista almeriense, que experimentó «un cambio personal y musical» cuando compuso «Paz», el tercero de sus discos. «Me di cuenta de lo abierta que puede ser la música más allá del flamenco, que es lo que estaba acostumbrado a tocar», declara en una entrevista con Efe.

En opinión de Niño Josele, la fusión sólo es «real» cuando «sale del corazón y tiene coherencia». «Si yo hago algo sobre jazz, lo hago dentro de mi cadencia, que es el flamenco», declara este músico precoz que, con apenas catorce años, ya era guitarra titular en la Peña El Taranto, el local flamenco con más solera de Almería.

En un mundo «mezclado» que demanda «cosas nuevas a gritos», Niño Josele opina que el flamenco puede ser un interesante vehículo para alcanzar esas novedades. «Al ser una música de raíz, con una cultura asentada, puede combinar con otros estilos sin problemas».

Un disco «sin etiquetas»

El músico ha plasmado esta idea en «Española», un álbum «sin etiquetas» que ha producido el cineasta Fernando Trueba. «Fernando es un maestro al que admiro», proclama el guitarrista, que se dejó aconsejar por Trueba en la elección de colaboradores como el saxofonista Ralph Bowen o el trompetista Michael Philip.

«Son cosas que se le ocurren a Fernando, que sabe mucho y tiene una discografía inmensa», asegura Niño Josele antes de reconocer, humilde, que «no conocía» a varios de los músicos que han grabado «Española» junto a él. «Aún estoy aprendiendo jazz, pero poco a poco voy mejorando», comenta con una sonrisa pícara.

No obstante, Niño Josele señala que la «colaboración estelar» es la del saxofonista Phil Woods, «un grande a la altura de Charlie Parker» que participa en dos canciones del álbum. «En principio sólo iba a tocar en “¿Es esto una bulería?”, pero luego escuchó “Waltz for Bill” y dijo que la melodía era bellísima», aclara.

En «Española», su quinto trabajo en solitario, Niño Josele ha homenajeado las figuras de «tres grandes maestros»: Bebo Valdés, con el tema «Zapateado para Bebo»; Paco de Lucía, con «Camino de Lucía», y Bill Evans, pianista al que ya dedicó «Paz» y a quien ahora rinde tributo con “Waltz for Bill». «Estoy enamorado de su música», confiesa el artista andaluz.

La rumba, un género despreciado por los puristas del flamenco, tiene su espacio con «Gloria bendita», una de las composiciones más destacadas del disco. «Es imposible decir si el “look” es flamenco o popero; sólo sé que quería que tuviera aire cubano», declara Niño Josele.
El músico defiende que «Española» es «un disco en el que cada canción tiene su momento» y que «depende del estado de ánimo» del oyente. «Fernando (Trueba) me dice que él escucha la rumba por las mañanas, porque le encanta empezar el día con energía», confiesa Niño Josele entre risas.
Artista respetuoso con «los códigos del flamenco», Niño Josele afirma que su nuevo álbum es «otro rollo» que grabó «sin saber qué iba a salir». «Cuando te metes a componer no piensas en qué estás buscando, sino que te dejas llevar por lo que haces, dejando que salga», explica.
A sus 35 años, este hombre «tímido y curioso» fija entre sus objetivos prioritarios «seguir aprendiendo». «Sobre todo a tocar la guitarra», bromea Niño Josele, que la semana pasada actuó seis noches seguidas en Nueva York, donde presentó en primicia «Española».

 

Fuente para la reseña: edición del 02/11/2009 de http://www.abc.es/20091102/cultura-musica/nino-josele-200911021711.html

Track Listing

1. Española (7:31)
2. ¿Es esto una bulería? (6:47)
3. Camino de Lucía (rondeña) (6:28)
4. Gloria bendita (rumba) (3:33)
5. Waltz for Bill (4:07)
6. Zapateado para Bebo (3:31)
7. Balcón de luna (seguiriya) (2:59)
8. A contratiempo (bulería-tumbao) (4:14)
9. La partida (4:31)

Intérpretes:

Niño Josele: guitarra
Phil Woods: saxo alto
Javier Colina: bajo
Alain Pérez: bajo eléctrico
Guillermo McGill: batería
Piraña: percusión
Ángel “Papo” Vázquez: trombón
John Benítez: bajo
Dafnis Prieto: batería
Pedro Martínez: percusión
Ralph Bowen: saxo soprano
Michael Philip Mossman: trompeta
Douglas Purviance: trombón barítono
Mark Feldman: violín
Joyce Hammann: violín
Lois Martin: viola
Erik Friedlander: cello

Nuevo link de descarga
Password:
presoventanilla