Preso ventanilla


Fabian Almazan

tapa Personalities
Personalities (2011)

El CD del debut de Fabián Almazan, Personalities, comienza con el sonido de una aguja áspera cayendo en un viejo LP que se puede escuchar en el comienzo de la pista “Tres Lindas Cubanas”. El sonido de la aguja continúa a medida que el trío del pianista de jazz ejecuta la antigua cadencia de este danzón del siglo XIX, que se oye en casi todas las bodas, cumpleaños o fiestas de aniversario, donde los cubanos o cubanoamericanos se reúnen. Un poco más de dos minutos de la canción, entonces, el sonido de la aguja de repente se evapora y lo mismo ocurre con el decoroso arreglo, cuando Almazan, el bajista Linda Oh y el baterista Henry Cole se adentran en una moderna improvisación melódica. El cambio dramático es eco de los cambios en la vida del propio Almazan: Tenía solamente 23 años cuando se unió a una de las grandes bandas del mundo del jazz, el quinteto de Terence Blanchard, después de pasar su infancia en Cuba, la escuela secundaria en Miami y la universidad en Nueva York. Muchas cosas le han sucedido en un corto período de tiempo, y él trata de incorporar a todos en su primera grabación como líder de la banda. “Una de las cosas que me gustan de la música folklórica es que lleva a cabo dos sentidos para el músico y para la audiencia”, dice Almazán, de 28 años, quien está al frente de su trío en el Blues Alley los sábados. “Primero, que mantiene viva la tradición. Y, segundo, que permite a la nueva generación revisar esa tradición. Un danzón está diseñado para una configuración de sala de baile donde se reúne la élite, por lo que la primera parte es muy formal. Pero hay una larga tradición de improvisar en la música cubana, como en el jazz, por lo que la segunda parte es donde los músicos añaden lo que saben. Esta es mi manera de honrar el lugar donde nací. Es parte de lo que soy, y yo quería que mi primer CD reflejara eso”. Si su versión de “Tres Lindas Cubanas” representa una especie de choque cultural, su versión del Cuarteto de cuerdas N º 10 de Shostakovich representa otra. Es una de las piezas favoritas de Almazan, desde sus años de estudiante de piano clásico, y su trío realiza el tercer movimiento lento con un cuarteto de cuerdas muy sentido. Pero Almazan también es un producto del siglo XXI de la era del microchip, y después de grabar los temas él los manipuló con procesadores para crear lamentos fantasmales, gorjeos y retumbes dentro de la melodía de Shostakovich. “Me gusta mucho ese movimiento”, dice el joven pianista. “Como ser humano, me sentí afortunado de haber escuchado esa pieza. Pero también me encanta la música de Johnny Greenwood de Radiohead, sobre todo su repertorio orquestal, de Pierre Boulez y de Harry Gregson Williams, el compositor de la película que hizo la música de ‘Shrek’. Los tres son sorprendentes en el control de sonido con la electrónica, y pensé que su enfoque sería trabajar bien con el adagio”. Un arreglo musical diferente se puede escuchar en la composición propia de Almazan, “La vida vicaria”, también en este CD. Su mano derecha toca rápidos arpegios, acordes rotos que se ciernen bellamente, pero nerviosa por encima de la sección rítmica, mientras que su mano izquierda toca los acordes oscuros y pisando fuerte. El contraste entre las dos partes crece hasta que la tensión es insoportable. Es como si cuanto más la mano derecha trata de empujar a la melodía en el lirismo romántico, más la mano izquierda se resiste. “Esa pieza fue inspirada por los padres adoptivos”, dice Almazan. “Cuando empecé en la música, yo estaba constantemente rodeado por los niños cuyos padres eran controladores. Me di cuenta de que estos padres realmente amaban a sus hijos, pero actuaban de forma equivocada y hacían sentirse a sus hijos miserables. Esa pieza estaba tratando de reflejar estas cosas. Todos los padres cometen errores, pero creo que mis padres fueron muy buenos al respetar mis decisiones como niño en términos de lo que yo quería hacer profesionalmente. Ellos estaban allí cuando necesitaba consejo, pero me dieron el espacio para descubrir las cosas por mi cuenta.” Otro original de Almazan en el álbum, “H.U.G.S (Historically Unrepresented Groups)”, que fue grabada originalmente por el Grupo de Terence Blanchard, fue escrita en el momento de la elección presidencial de 2008 como un tributo a Barack Obama. Almazan lo volvió a grabar para el álbum de su trío, y es la única pieza en la que interpreta a un teclado electrónico. El año pasado en el New Orleans Jazz & Heritage Festival, Almazan interpretó “Hugs” con el Cuarteto de Brice Winston, una banda liderada por el ex saxofonista de Blanchard y respaldada por la sección rítmica actual de Blanchard. Almazán tocaba la melodía en el piano acústico, trabajando en el medio-tiempo con arpegios propios. Sin embargo, sus frases ondulantes hicieron más que solo esbozar los cambios, ellos crearon una melodía tarareable con un sentido elegante de romanticismo. Había una calidad cinemática en la interpretación de Almazan, y no es casualidad, porque su director y mentor Blanchard es, sin duda el más exitoso compositor de bandas sonoras de películas que también ha mantenido una carrera de jazz floreciente. Blanchard, que ha escrito la mayoría de la música de las películas de Spike Lee, ha utilizado a menudo sus compañeros de banda en las bandas sonoras y los ha educado en las formas de crear música para una narrativa visual. El verano pasado, Blanchard llevó a Almazán para tocar en la banda sonora de la película de George Lucas “Red Tails”. Almazán también asistió al Lab de compositores del Instituto Sundance del año pasado, gracias a la recomendación de Blanchard. Cada pocos días, un compositor profesional de musica para cine visita a los seis estudiantes, hablan de la forma de arte y establecen un reto de hacer el mismo clip de cinco minutos. Dos días más tarde, ellos se reencuentran para escuchar el trabajo de los otros, así como la partitura del compositor veterano para el mismo clip. “Me gusta mucho escribir para películas”, dice Almazan, “porque la música no es el eje central. La música es muy abstracta y se puede interpretar de muchas maneras, pero cuando se tiene una narrativa, hay un mensaje más claro para la audiencia. La música puede ser frustrante cuando se escribe y el público lo interpreta de una manera totalmente diferente a lo que usted pretende. Eso no sucede tan a menudo en el cine”. Almazan ya ha recibido una comisión para componer la banda sonora para la próxima película del director sudafricano Daniel Zimbler. Pero incluso en su proyectos fuera del cine, Almazan crea narraciones con su música instrumental, puede ser la historia de su infancia en La Habana, o de sus primeros conciertos en Manhattan, sus lecciones de piano clásico en Miami, sus experimentos electrónicos en Utah o la observación de los padres de todo el mundo.

Reseña de https://www.cibercuba.com/noticias/2012/05/25/fabian-almazan-artista-de-jazz-toca-con-nuevos-aires-los-clasicos-cubanos

Track Listing – Personalities

01. String Quartet No. 10, Op. 118 – III. Adagio (8:33)
02. H.U.Gs (Historically Underrepresented Groups) (7:12)
03. Personalities (9:18)
04. The Vicarious Life (5:21)
05. Grandmother Song (5:48)
06. Bola De Nieve (5:51)
07. Russian Love Story (6:48)
08. Sin Alma (6:02)
09. Tres Lindas Cubanas (4:59)
10. Una Foto (5:53)

Artist List

Fabian Almazan: piano, Fender Rhodes, electronics/audio manipulations
Linda Oh: bass
Henry Cole: drums
Meg Okura: violin I (1, 3)
Megan Gould: violin II (1, 3)
Karen Waltuch: viola I (1, 3)
Noah Hoffeld: cello (1, 3)

tapa Rhizome
Rhizome (2014)

Rhizome es demasiado diverso para ser llamado álbum conceptual. Pero es un único arco, una profunda reflexión personal sobre nuestro momento actual. Un rizoma es un sistema de planta gigantesco en el cual plantas individuales sobre la tierra comparten un solo tallo subterráneo. Para Fabian Almazan es una metáfora de cómo la humanidad está toda conectada. Su álbum es una afirmación de la hermandad humana dentro de una dolorosa conciencia de su continua violación

Su trabajo con Terence Blanchard lo ha revelado como un brillante y expresivo pianista. Pero la complejidad de la materia en Rhizome requiere muchos recursos adicionales: una sección rítmica de la bajista Linda Oh y el baterista Henry Cole, un cuarteto de cuerdas; la violinista de siete cuerdas, Ronit Kirchman; la guitarra y la inquietante voz de Camila Meza; un sintetizador. El logro de Almazan consiste en como él pone en orden todas estas contrastantes texturas y colores en un poderoso y conflictivo retrato de nuestro tiempo.

La pista del título fue motivada por la masacre de 26 personas, incluidos 20 niños en Sandy Hook Elementary School de Newtown, en Connecticut. Contra un oscuro fondo de cuerdas hirviendo silenciosamente y los gritos sin palabras de Meza, el piano elegíaco de Almazan y el solemne bajo de Oh sondean la esperanza en su luto. “Jambo”, con su violín de pánico y violencia de tambor, es una representación visceral de conflictos contemporáneos. El único standard, “Stormy Weather”, pertenece. Esto es una bellamente desolada y vacilante línea de piano de una sola nota dentro de los inquisitivos suspiros de las cuerdas.

Pero a veces la búsqueda de la fé de Almazan descubre momentos como “Hacia el Aire”, una conmovedora y ascendente mezcla de piano y violines. “A New Child in an Old Place” proviene de una visita a New Orleans, cuando Almazan vió niños jugando en el seno de la devastación causada por el huracán Katrina. Como el rizoma, los niños son una metáfora de la regeneración.

Este álbum es mucho más que los dones de Almazan como improvisador e instrumentista, pero sigue siendo una carrera cuando él se suelta, como en “Espejos” y desata su propia invención de piano en una ola tras otra dentro de la narrativa mayor.

Fuente para la reseña: Thomas Conrad para https://jazztimes.com/reviews/albums/fabian-almazan-rhizome/

Track Listing – Rhizome

01. Rhizome (8:25)
02. Jambo (6:56)
03. Espejos (6:08)
04. A New Child in a New Place (8:07)
05. Hacia el Aire (8:03)
06. The Elders (5:20)
07. Stormy Weather (4:04)
08. El Coqui’s Dream (2:05)
09. Sol del Mar (6:04)

Artist List

Fabian Almazan: piano
Megan Gould: violin
Tomoko Omura: violin
Karen Waltuch: viola
Noah Hoffeld: cello
Camila Meza: guitar, vocals
Ben Street: bass
Henry Cole: drums

tapa Alcanza
Alcanza (2017)

Cuando su disco debut, Personalities, fue lanzado en 2011, el pianista Fabian Almazan puso sobre aviso a todos: este era un músico sin miedo a tomar algunas grandes posibilidades con su oficio. Este álbum comenzaba con una pieza de Shostakovich (aumentada con un cuarteto de cuerdas y electrónica, nada menos), y establecía efectivamente la trayectoria que Almazan ha continuado desde entonces, en los que fusiona lenguajes musicales basados en lo clásico, lo latino y el post-bop, en maneras que son siempre sorprendentes e innovadoras. Aunque ha demostrado ser un más que capaz sideman en todo tipo de contextos, no ha sido menor la dominación de los deberes del piano para la banda de Terence Blanchard desde 2007, su visión personal de sus propios proyectos siempre ha sido audaz y ambiciosa -sin miedo, realmente, a la hora de trascender géneros.

Después de Personalities, Almazan lanzó su segundo registro Rhizome en 2014, y al igual que su predecesor, incluye un cuarteto de cuerdas para ayudar a realizar sus complejas y atractivas composiciones. La novedad de aquel registro fue la vocalista y guitarrista Camila Meza, quien se ha convertido en un componente básico del ensamble de Almazan, junto con la bajista Linda Oh, el baterista Henry Cole y el cuarteto de cuerdas que incluye a Megan Gould y Tomoko Omura en violín, Karen Waltuch en viola, y Noé Hoffeld en cello. Con esta alineación ahora aclimatada en el lugar para la actual grabación de Almazan, Alcanza, el escenario se estableció para algo extraordinario. Y para estar seguro, esto es un triunfo absoluto.

En consonancia con la enorme visión de Almazan, este es un álbum conceptual, una suite de nueve movimientos de una hora de duración, que explora las preguntas de autodescubrimiento, identidad, y el lugar de los seres humanos en un complejo y a veces intimidante universo. La voz prístina de Meza da vida a la lírica que invita a la reflexión de Almazan, y aunque ella cante exclusivamente en español, la belleza y el esplendor de la música son más que suficientes para trascender las fronteras lingüísticas -un rasgo que caracteriza el cuerpo entero de trabajo de Almazan, así como su música tan a fondo desafía la categorización y clasificación.

Las dos cualidades más sorprendentes de la suite son su energía y su potencia emocional. Desde la apertura con “Vida absurda y Bella”, uno está inmerso en la infecciosa sinergia del ritmo e impulso de la música. Impulsado por la potencia percusiva del piano de Almazan, las ágiles línea de bajo de Oh, y los fluidos polirritmos de Cole, la música cambia hacia adelante, y las cuerdas son absolutamente esenciales para el proceso. Lejos de ser usadas como mera ornamentación, son integrales a la progresión de la suite, a veces en la declaración de los temas melódicos (como en el sublime movimiento de cámara, “Verla”), en otros ofreciendo el contrapunto cargado o la disonancia para acentuar el gusto picante de la música. Hay una inquieta y anhelante calidad de la música que es fascinante: incluso en sus momentos más tranquilos y más sombríos, uno siente la vida pulsando debajo, esperando a emerger con un estallido de energía creativa.

Y en cuanto a la vitalidad emocional del registro: es simplemente impresionante. Ya sea a través de la intensidad de “Mas”, con la vocalización creciente de Meza transportando al oyente a través de una meditación sobre los misteriosos propósitos de la vida, o el majestuoso lirismo de “Pater Familias”, dedicada al padre de Almazan, el alcance del sentimiento y la pasión abarcado por esta música es notable. Y aunque los temas musicales a menudo poseen un aspecto aparentemente simple, como folk, la música es decididamente no simplista: el barrido emocional de cada movimiento se ve reforzado por su complejidad rítmica. Escuchando los ademanes propulsivos de Almazan junto a la deslumbrante técnica multi-rítmica de Cole y las oleadas dinámicas de Oh hacen el arco melódico de “Pater Familias” aún más convincente y emocionalmente resonante.

Al examinar el registro, Almazan dijo que su intención era “sumir al oyente, para llevarlo completamente a otro lugar”. Con un álbum de este poderío, inflexiblemente creativo, lo ha hecho. Esta es música que exige ser escuchada y experimentada.

Fuente para la reseña: Troy Dostert para https://www.allaboutjazz.com/alcanza-fabian-almazan-biophilia-records-review-by-troy-dostert.php

Track Listing – Alcanza

01. Alcanza Suite: I. Vida Absurda y Bella (5:43)
02. Alcanza Suite: II. Marea Baja (6:35)
03. Alcanza Suite: III. Verla (3:21)
04. La Voz De Un Piano (Fabian Almazan) (2:11)
05. Alcanza Suite: IV. Mas (feat. Camila Meza) (3:50)
06. Alcanza Suite: V. Tribu T9 (5:46)
07. La Voz De Un Bajo (Linda May Han Oh) (2:16)
08. Alcanza Suite: VI. Cazador Antiguo (5:56)
09. La Voz De La Percusión (Henry Cole) (1:05)
10. Alcanza Suite: VII. Pater Familias (8:39)
11. Alcanza Suite: VIII. Este Lugar (9:18)
12. Alcanza Suite: IX. Marea Alta (4:51)

Artist List

Fabian Almazan: piano, electronics
Camila Meza: voice and guitar
Linda Oh: bass
Henry Cole: drums
Megan Gould: violin I
Tomoko Omura: violin II
Karen Waltuch: viola
Noah Hoffeld: cello

Apunte: Fabian Almazan nació el 16 de Abril de 1984 en La Habana, Cuba. A temprana edad comenzó a estudiar piano clásico en su patria. Junto a sus padres se exilia en Miami, Florida, pero allí no podía permitirse lecciones privadas de piano. Gentilmente, la pianista Conchita Betancourt le enseñó gratuitamente a Almazan durante más de tres años, permitiéndole hacer una audición en la New World School of the Arts de Miami, donde él estudió desde 1998 hasta 2002. En el 2003, Almazan se traslada a Nueva York, donde estudia con Kenny Barron en la Manhattan School of Music. Persiguiendo su licenciatura, estudia instrumentación y orquestación con Giampaolo Bracali. Bajo la tutela de Bracali, Almazan compone piezas para orquestas y conjuntos de cámara. En 2009, Almazan recibe el grado de Maestro de la Manhattan School of Music, y paralelamente estudia en privado con Jason Moran. Desde el año 2007 es un miembro permanente del quinteto del trompetista Terence Blanchard. En el año 2011 graba Personalities su primer álbum como líder el cual es bien recibido por la crítica especializada, algo que sucede nuevamente con su segundo álbum Rhizome del 2014 y finalmente llega este año su tercer entrega, sin dudas la más lograda, y también hay que decirlo, uno de los discos que seguramente encabezará las encuestas de revistas y sites a fin del presente año en el rubro “lo mejor de”. Hace varios días que vengo escuchando intensamente estas tres obras, y es gratamente sorprendente la evolución de una a la siguiente. De recrear su herencia musical tamizada por la impronta clásica adquirida desde la niñez hacia lo universal. Lo que sin dudas Fabián Almazan ha “alcanzado” es un estado de gracia, por así decirlo. “Alcanza” es musicalmente desbordante. Es grandioso sin pretender serlo: así de natural y profundas son las músicas creadas por Almazan. Al pianista le duele el mundo, la suerte de los expatriados, el destrato a la naturaleza, lo que pueda ocurrir con nuestros destinos y desde donde puede, él trabaja para curarnos. Y para nuestra buena suerte, tiene el don. “Alcanza” impresiona y realmente conmueve profundamente. Dos cosas más: una, aplaudo que las letras cantadas en estos discos sean en castellano, y dos, la letra de “Alcanza Suite: IV. Más” cantada como un ruego por Camila Meza, es de un sentimiento y humanidad estremecedora. En resumen: obra de arte exquisita, de lo mejor que he escuchado en los últimos años.

Password en todos los casos: presoventanilla



Gérard Marais Quartet
junio 15, 2017, 11:00 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , ,

tapa Inner Village
Inner Village (2015)

Quien es Gérard Marais?

Gérard Marais estudia la guitarra clásica con Martial Faraill y trabaja la armonía y la composición con Suzanne Roussel. Es durante sus estudios de Letras Modernas en la Sorbonne que encuentra a los músicos del Dharma Quintet, grupo que integra desde 1971. Observado por Michel Portal, participa en el registro de “Splendid Yzlement”.

En los años 80 se suceden dúos de música improvisada (Raymond Boni, Joseph Dejean), pequeñas formaciones (trio Levallet/Marais/Pifarely, trio de Stu Martin) y proyectos escritos como el “Big Band de Guitares”, en el cual reúne a los mejores guitarristas de su generación, todo de estilos combinados.

Compone las primeras OPERA-JAZZ (La Baraque Rouge, Mister Cendron, Sextet). En los años 90, crea varias formaciones “temáticas”: el sexteto Katchinas, el Cuarteto Opéra sobre una relectura instrumental de la música compuesta para la ópera “Mister Cendron”, las cuerdas de « Natural Reserve », el trío con Aldo Romano y Emmanuel Bex, el dúo con Renaud Garcia-Fons. Por último, estos últimos años, se ha interesado, a menudo en compañía de Michel Godard por la música barroca. También participa en la gran aventura de Zhivaros, colectivo de músicos líderes, compositores, que se esforzaron por abrir la escena musical de París durante una década, junto a Didier Levallet, Henri Texier, Claude Barthélémy, Jacques Mahieux y Sylvain Kassap.

Gérard Marais ha conciliado sus actividades artísticas con la enseñanza, en el CIM desde 1979 a 1983, luego funda el departamento jazz en el Conservatorio de Bagnolet, y entre 1988 y 2010 enseña en el Conservatorio Nacional de la Región de Lille.

Sobre el disco

Lectores atentos, lectores exhaustivos, ustedes han notado en septiembre de 2015 en este blog un concierto del cuarteto de Gérard Marais.

Ya es hora de hablar del álbum Inner Village de este cuarteto.

Cuando los líderes están dispuestos a ponerse al servicio de otro líder, usted puede estar seguro de que este es un grande. Esta teoría jazzística aquí se verifica de nuevo.

Gérard Marais es el compositor, arreglador, líder de este álbum. Planta sus uñas todo el tiempo. Para acompañarlo, uno de sus antiguos alumnos, Jérémie Ternoy al piano, el Jefe del Bajo en Francia, el Señor Henri Texier y un baterista melodista, Christophe Marguet.

Esta música es la evidencia misma. Ningún pavoneo, ningún efecto. Los títulos están pegados a la música.

“Seregenti” (n°4) y usted está en un parque natural de África del Este (Tanzania). Leones y ñus, todos bailan con nosotros. “Lonesome Queen” (n°6) donde la soledad de una mujer es casi tan conmovedora como la “Lonely Woman” de Ornette Coleman. “Latin breakfast” (n°7) le da ganas de tomar el desayuno bailando. “Katchinas” (n°9) concluye el álbum con el impulso de los espíritus, los de los indios Hopis de Arizona.

En resumen, como lo indica el título del álbum, “Inner Aldea Song” (n°5), esta música es un viaje a la vez interior y exterior. Perderse para encontrarse, esta es la idea. No es nueva, pero es tan hermosa que hay que instalarse en la plaza de la aldea interior, dejarnos llenar de música e irse con ella.

Fuente para la reseña: Guillaume Lagrée para http://lejarsjasejazz.over-blog.com/search/Gerard%20Marais/

Apunte: Navegando la página web de Marais sorprende la cantidad de discos que tiene grabados principalmente como miembro de algún grupo. También sorprende que su anterior grabación a Inner Village date de trece años antes!!. Esto nos habilita a pensar que nombrar un disco como “Inner Village” podría suponer encontrarnos composiciones reflexivas y complejas, que de alguna manera ponga en música todo ese tiempo vivido sin publicar nada, sobre todo teniendo en cuenta que Marais ya tiene 72 años. Todo lo contrario. La música es simple, jovial, despreocupada, celebratoria y atrapa con su buen humor y la evidente camaradería que hay entre estos talentosos músicos amigos. Lo tengo muy, pero muy escuchado a Inner Village y cada vez que lo hago lo disfruto como un buen paseo, una buena copa o una charla con amigos. Muy recomendable!

Track Listing

1. Baron Noir (G. Marais) (7:22)
2. Le Rouge et le Noir (G. Marais) (7:08)
3. Quand les Mahs (G. Marais) (4:17)
4. Serengeti (G. Marais) (6:20)
5. Inner Village (G. Marais) (4:11)
6. Lonesome Quenn (G. Marais) (5:27)
7. Latin Breakfast (G. Marais) (3:15)
8. Think Nocturne (G. Marais) (5:27)
9. Katchinas (G. Marais) (4:07)

Artist List

Gérard Marais: guitare électrique, compositions, arrangements
Jérémie Ternoy: piano
Henri Texier: contrebasse
Christophe Marguet: batterie

Link de descarga
Password: presoventanilla



OZMA

tapa Welcome Home
Welcome Home (2016)

« Fulano atraviesa con este álbum una nueva etapa »; es el tipo de frase comodín e inofensiva que se encuentra regularmente en la prensa profesional.. Pero he aquí, hay que reconocer, que esta fórmula totalmente hecha perfectamente se aplica a Ozma. Por una parte, los alsacianos se apuntan ahora en Cristal Records y son distribuidos por Harmonia Mundi, lo que no es nada. Por otra parte, Welcome Home, marca la vuelta “a casa” del trombonista Guillaume Nuss, que formó parte del grupo en sus tres primeros álbumes (Ozma, Electric Taxi Land y Strange Traffic). Tres de los miembros originales pues son reunidos en este sexto disco del que visualmente sólo da envidia de adquirirlo (y de hecho lamentarse al mismo tiempo de que no existe una versión en elepé). Podemos añadir que el dúo de composición Édouard Séro-Guillaume (bajo) / Stéphane Scharlé (batería) jamás fue tan complementario y deja una gran libertad a los “nuevos” (Julien Soro, saxofones y Tam de Villiers, guitarra) tanto en el disco como sobre el escenario. Pero dejemos de lado el alboroto para sumergirnos en el vivo sucesor de New Tales.

OZMA pertenece a esta nueva generación del jazz francés que cava sus influencias más allá de la esfera musical. Verdadero albergue español, Welcome Home combina un jazz moderno y accesible a las referencias obtenidas del rock, las músicas progresivas, e incluso del hard rock. Deliciosamente ritmado, « Krefeld mon amour », en homenaje a uno de los lugares regulares de paso de la banda entre nuestros vecinos germanos, juega con los diálogos animados entre el trombón de Guillaume Nuss y el saxofón de Julien Soro. Estos intercambios saltarines son una de las características de la música de OZMA, que se encuentran por ejemplo en « He Saved The Girl (Once Again) » y su segunda parte casi disco. Pero el grupo también sabe rodar los hombros y mostrar sus músculos. Desde « Electric Lament », se sienten venir algunos enervamientos, de pasajes a 220 voltios alimentados por la guitarra de Tam de Villiers. Un groove viril aparece así en punteado a lo largo del álbum, y particularmente en el casi heavy « Goldi Boldi ». Sospechamos que al dúo Séro-Guillaume / Scharlé gusta de las infidelidades al jazz con las formas musicales más peludas. Sin embargo, no abandona la ligereza; algunos títulos menos densos como « Flat Tire at Durban Market » y « Cashmere Weekend » permiten a los vientos expresar temas más libres y a la guitarra tomar prestado vías aéreas.

« Diversidad » es un adjetivo que encaja perfectamente a las diez composiciones de Welcome Home, álbum a la vez enérgico y delicado, legible y sofisticado. Contrariamente a la desafortunada señorita de la chaqueta, OZMA no sube en la silla de montar para darse un golpazo sino para conseguir una vuelta con gran pompa.

Fuente para la reseña: Jean-Philippe Haas para http://www.chromatique.net/chroniques/item/16102-welcome-home

Apunte: El premiado quinteto francés OZMA, nació en 2001 como un proyecto artístico con un objetivo claro e innovador: crear un repertorio de composiciones originales e improvisaciones colectivas sin fronteras estilísticas. Sus miembros son hijos de los ochenta: iniciados en jam sessions, con numerosas y variadas influencias de la música contemporánea, desde la electrónica al rock, a la música de jazz. El grupo crea una totalmente nueva y original música que trasciende las etiquetas tradicionales. Paralelamente a su repertorio original, OZMA implementa proyectos creativos en colaboración con artistas del extranjero (África, Canadá, India) y crea presentaciones en vivo que desarrollan la interacción entre la música y la imagen. OZMA desarrolla una línea artística plural, enraizadas en las distintas esferas de influencia de sus músicos. Un universo moderno y ecléctico de música creativa que OZMA ha compartido a través de seis álbumes y más de 250 conciertos en cuatro continentes.

Track Listing

01. Krefeld Mon Amour * (4:40)
02. Magnus Effect ** (5:40)
03. Electric Lament * (3:46)
04. Concerto For Sharks ** (6:16)
05. Cashmere Weekend * (6:05)
06. Goldi Boldi * (4:06)
07. Flat Tire At Durban Market ** (4:58)
08. My Favorite Regret ** (6:34)
09. He Saved The Girl (Once Again) ** (3:47)
10. Cousin Howard ** (5:35)

* Composés par Stéphane Scharlé
** Composés par Édouard Séro-Guillaume

Artist List

Edouard Séro-Guillaume: basse, composition
Stéphane Scharlé: batterie, composition
Julien Soro: saxophones
Guillaume Nuss: trombone
Tam de Villiers: guitare

Link de descarga
Password: presoventanilla



Shoko Nagai

tapa Vortex
Vortex (2003)

¿Quién es Shoko Nagai?

Shoko Nagai es una versátil artista musical que improvisa y actúa con músicos de renombre mundial en el piano y acordeón y compone partituras originales para películas y espectáculos en vivo. Como adolescente en su Japón natal, Nagai fue entrenada en órgano electrónico Yamaha, el “Electone”, para tocar música popular. Desde que se trasladó a los Estados Unidos procedente desde Japón a estudiar música clásica y jazz en Berklee, ella adaptó su dominio del teclado al piano preparado, el acordeón, la melódica y otros instrumentos, a menudo inspirada por el enfoque minimalista del compositor Toru Takemitsu. Si está tocando Klezmer, música balcánica o experimental, Nagai tiene una carismática presencia en el escenario, que hipnotiza al público con su intenso enfoque y virtuoso sonido.

Desde que se trasladó a Nueva York en 1999, ella ha sido calificada como una “MVP” de la escena de jazz del Downtown, actuando con John Zorn, Erik Friedlander, Ikue Mori, Marc Ribot, Frank London, Matana Roberts, Miho Hatori (Cibo Matto), Satoshi Takeishi, Butch Morris, Elliot Sharp, Ned Rothenberg y muchos artistas eclécticos. Nagai con frecuencia viaja internacionalmente, actuando en Suecia (la ceremonia de premio Nobel de 2009 para el escritor alemán, Herta Muller), Italia (Napoli Teatro Festival 2015), Austria (Saalffelden Jazz Festival 2014), Francia (Banlieues Bleues 2012), Suiza (Rote Fabrik 2012), Holanda (Bimhuis 2012), Japón (Fuji Rock Festival 2012), Israel (Romanian Institute 2011), Canadá (Suoni Popolo Festival 2008), Alemania (Moers Jazz Festival 2007), y Brasil (resfest 2007) y en EE UU (Newport Jazz Festival2015, Saratoga Jazz Festival 2008). Ella ha recibido subvenciones de JazzJants (Centro de Artes de Painted Bride) en 2008 y de la Fundación para las Artes de Nueva York en 2010.

Las composiciones de Nagai para películas incluyen, “L’amour Caché” (2007), dirigida por Alessandro Capone y realizada por Butch Morris, así como un trío de películas dirigidas por Linda Hoaglund: “ANPO: Art X War” (festivales cinematográficos de 2010 Toronto, DOC NYC, Vancouver, y Hong Kong), “Things Left Behind” (2012), producida por la radio nacional de Japón NHK y “The Wound and The Gift”, narrada por Vanessa Redgrave (Vancouver, DOC NYC, Tokyo FilmX 2014).

Sobre el disco

Combinando la influencia del post bop de los ’60, el free jazz y la world music, el Shoko Nagai Quintet ha desarrollado un sonido único en la escena del jazz de Nueva York. Con algunos de los más talentosos músicos que se encuentran en Nueva York, la alineación consta de Sam Newsome, Greg Tardy, Dave Hertzberg y Satoshi Takeishi y la líder en el poderosamente emotivo piano. Las composiciones de Nagai son enérgicas, sentidas y multifacéticas,y las improvisaciones del ensamble reflejan el singular “mood” de cada pieza. El Quinteto publicó su primer CD “Two Level Crossing”por medio de Skyproduction Record en el año 2000 y ha actuado extensivamente en Blue Note, Knitting Factory,Tonic, Stone, Location One y en todas partes de la ciudad de Nueva York.

Fuentes para la reseña: http://www.shokonagai.net/new-page-1/ ; https://store.cdbaby.com/cd/shoko1

Apunte: Pocos día atrás destacábamos el rol de la pianista y acordeonista japonesa Shoko Nagai en el bellísimo “Rings”, disco de Erik Friedlander publicado el año pasado. Fieles a nuestra curiosidad fuimos en la búsqueda de “algo más” de la pianista y encontramos este Vortex segundo disco de un Quinteto que ella lideraba a principios del siglo XXI. Con los años, Nagai ha dirigido sus intereses a la música más experimental, siendo su actividad principal un dúo con su esposo Satoshi Takeishi casualmente llamado “Vortex”. En Vortex (el disco), la música es efectivamente ese combo mencionado de post-bop sesentero, free jazz y world music, con un toque distinto dado por el exotismo de la percusión de Takeishi. Los saxofonistas se entrelazan improvisando en las largas composiciones de Nagai, el piano es lìrico y emotivo, y la música resultante es densamente intensa: Vortex es poderoso y accesible pero no es música de fondo. Altamente recomendable!

Track Listing

1. Rise and Fall (8:29)
2. Reminiscence (12:53)
3. Revival Life (13:02)
4. The Sirens of TITAN (10:40)
5. U.TA.KA.TA.NO (5:12)
6. The Northern Sky was Glowing with Purple and Crimson (10:02)
7. Whirl Around Future (8:33)

Artist List

Shoko Nagai: piano
Sam Newsome: soprano saxophone
Greg Tardy: tenor saxophone
Dave Hertzberg: bass
Satoshi Takeishi: percussion

Link de descarga
Password: presoventanilla



Erik Friedlander
mayo 21, 2017, 11:20 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , ,

tapa Rings
Rings (2016)

El violonchelista Erik Friedlander siempre está empujando hacia adelante como compositor, músico y creador de música. Ha contribuido a elevar el cello como instrumento líder en la escena del jazz. Ha explorado distintos aspectos de la improvisación, la composición y la performance. En lo último de Friedlander, los 66 minutos de Rings (publicado en su propio sello Skipstone), él continúa para perfeccionándose y adaptándose. Este tiempo fuera, Friedlander utilizó un nuevo trío, Black Phebe (no está claro si el nombre está vinculado a las aves del mismo nombre) para profundizar en las características musicales de la repetición cíclica. A pesar de la aplicación de la reiteración, las doce piezas originales de Friedlander ofrecen una enriquecedor grado de variedad, con un amplio alcance de texturas y estados de ánimo.

Friedlander es un veterano de la escena del jazz/improvisatoria del downtown neoyorquino, pero también trabaja con artistas fuera de esa comunidad. Ha colaborado con la banda folk-indie Mountain Goats, la cantante de rock alternativo Courtney Love, así como con músicos de jazz como Dave Douglas y John Zorn. Los demás miembros de Black Phebe comparten la búsqueda de Friedlander de música innovadora. Shoko Nagai (en piano acústico, acordeón y electrónica) antes ha actuado junto a los guitarristas Marc Ribot y Elliot Sharp; y Miho Hatori de Cibo Matto. Los créditos del percusionista Satoshi Takeishi incluyen a Eliane Elias, Rez Abbasi, Marc Johnson y muchos más.

Cada una de las doce pistas tienen una dinámica de grupo que avanza con las ideas conceptuales de Friedlander de la recurrencia, pero, en particular, tres canciones emplean loop vivos como una herramienta adicional. “Solve Me”, “Canoe” y “Waterwheel” forman la suite Rings. El “looping” es un método que Friedlander no ha intentado antes. Él explica, “Nunca he sido un fan del looping como una técnica de composición pero he cambiado mi mente cuando lo intenté con la banda. Puedo crear los anillos mientras improvisamos y el resultado es hipnótico y bello, pero orgánico”. La apertura de la suite, “Solve Me” ofrece una moderada, principalmente tranquila atmósfera que implica el arco y el violoncelo arrancado. Hay una extraña corriente submarina vía la electrónica de Nagai y el modo en que usa las cuerdas dentro de su piano, así como los ocasionales sonidos de percusión no convencionales de Takeishi. “Canoe” está llena de contraste y dureza, como algo oscuramente alucinante que podría ocurrir dentro de una pesadilla de vigilia. Si hay monstruos saliendo de un armario, esta podría ser la banda sonora. “Waterwheel” repite el consuelo y la serenidad que se encuentra en “Solve Me”. Hay astillas de disparidad, pero en general hay un sentimiento de esperanza y sincero reconocimiento (quizás para otros, quizás por la naturaleza implícita en el título).

Como se ha indicado, el álbum tiene muchos tonos. El primer corte del CD, “The Seducer”, tiene un temperamento de tango, con una maravillosa y optimista actitud que muestra la capacidad del trío para poner humor en su música. Hay un avance similar en el rápido “Risky Business”, el número más corto del CD, que tiene un sabor fuerte brasileño. La cuarta pieza, “Fracture”, tiene una vaporosa y etérea atracción. Los efectos de percusión matizados de Takeishi sugieren indicios de influencias asiáticas y del sur de la India. Las notas graves de Friedlander imparten una cadencia cremosa, mientras que los sutiles teclados de Nagai transportan una suave melancolía (no exactamente triste, pero una pizca de desolación interior).

El acordeón de Nagai viene a la vanguardia en el mid-tempo y folky “Small Things”, que también tiene uno o dos tintes de pedigree latinoamericano.

Otro punto alto “Small Things” es como Friedlander y Takeishi se comunican por el cambio de ritmo. La pista más larga, de casi nueve minutos, “Flycatcher” tiene un fluido y vibrante punto de vista. Hay insinuaciones de klezmer, música folk, minimalismo y jazz de cámara. Los adornos cíclicos de Friedlander tienen una disposición rotatoria pero seductora, acentuada por la resonante percusión de Takeishi (que tiene rastros de música de tabla hindú), las recurrentes notas del cello de Friedlander (que a veces emula una guitarra y otras veces asume el rol de bajista) y las contribuciones de formas free del piano de Nagai (no totalmente vanguardista, pero bastante en algunos casos). El trío concluye con “Silk”, que fusiona facetas de piano trio con propiedades de música de cámara. Mientras Nagai y Takeishi enfatizan el registro inferior, Friedlander favorece el registro más elevado, y la combinación proporciona una vívida comparación y yuxtaposición. Si oyentes atrevidos están hartos de proveedores de ruidos disonantes, pero les gusta buscar el jazz o la música improvisacional que reduce fronteras de género, entonces Rings es uno para mirar, ya que esto sin esfuerzo une el jazz expresivo, el folk y elementos de música de cámara.

Fuente para la reseña: Doug Simpson para https://www.audaud.com/erik-friedlander-cello-rings-skipstone

Apunte: Accesible melódicamente, con improvisación contenida y tendencia claramente vanguardista, Rings es un álbum que cruza las fronteras de la música clásica, el jazz, el folk y la world music empleando como vehículo la repetición. Como se ha dicho, la música es hipnótica, pero también es poética y cinematográfica. Párrafo para Shoko Nagai: sus aportes en el piano son de un sereno y profundo lirismo (realzado por la sabiduría de Friedlander en el cello) y en el acordeón da el toque world sin excesos. Hermoso disco. Altamente recomendable!

Track Listing

01. The Seducer (5:41)
02. Black Phebe (6:22)
03. A Single Eye (4:14)
04. Fracture (6:40)
05. Risky Business (3:22)
06. Tremors (7:16)
07. Small Things (6:13)
08. Solve Me (4:51)
09. Canoe (3:38)
10. Waterwheel (6:02)
11. Flycatcher (8:45)
12. Silk (3:23)

Artist List

Erik Friedlander: cello
Shoko Nagai: piano, accordion, electronics
Satoshi Takeishi: percussion

Link de descarga
Password: presoventanilla



Juanjo Fernandez Quinteto

tapa Frozen Frame
Frozen Frame (2016)

El pianista gallego afincado en Barcelona, Juanjo Fernández, compuso esta música como soporte musical para una exposición. Son diez temas dónde se mezclan con facilidad, la música contemporánea con el jazz y el folk. Con unos músicos de diferente procedencia, al clarinete el catalán Jordi Casas, un alemán Alexander Reichardt al saxo alto y los italianos Giorgio Fausto Menossi a la batería y Emanuele Tiziani a la guitarra y arco. El primer tema es “Breve introducción al correcto manejo de la sierra de arco”, y si prestas atención podrás escuchar el arco de Tiziani, pero no te obsesiones, mejor déjate envolver por el clima felliniano del tema, música festiva, que invita a compartir. El clarinete de Casas y sus devaneos con el saxo alto de Reichardt, nos invitan a soñar. “Interludio”, pues eso, un momento de reflexión, una idea del piano, una tensión compartida, una pequeña habitación que nos intriga delante de una nueva puerta. El siguiente tema es “Hay quien escribe mil palabras al día”, a las primeras de cambio no puedes evitar pensar en Nacho Mastretta, y no sólo por el clarinete, sino también por el ritmo que establece Menossi, o la guitarra de Tiziani (tan clara y precisa como la de mi admirado Pablo Novoa), en fin un tema impresionante, una composición que te atrapa desde el primer momento y en la que descubres nuevas facetas en cada escucha. A continuación vienen seis temas que forman una suite, por darle algún nombre que nos ayude a imaginar. El tema principal, “Frozen Frame”, un tema largo, que se va hacía el free jazz, los vientos aúllan, el arco vuelve a erosionar con fuerza, en el ecuador del tema Fernández encuentra su espacio, aun que le persigue el arco de Tiziani puede relajarse y jugar a engarzar notas melódicas. “Domingo en Outeiro”, con un compás de tres por cuatro nos lleva a una parada peregrina, un alto en el camino, ahora la orquesta quiere ser simplemente eso una orquesta de baile, con todo el homenaje a las grandes orquestas de baile que tuvieron un papel fundamental en la España del siglo XX. “La segunda vida de los objetos”, cambio de registro, vuelve por un momento el free liderado por el piano de Fernández, notas insistentes, notas que desafían cualquier melodía, buscando dúos con algún viento o con la batería de Menossi, pero siempre irreverente. “Febrero”, otro tema corto, otra puerta que se abre momentáneamente antes de acceder a otra habitación importante, toda la suite va alternando pequeñas puertas con habitaciones grandes, este “Febrero” es frio, transcendental, de mirada larga y penetrante. “5: 40 A.M.” todavía es más frio, el arco y los vientos traen contenidos que hieren, música industrial, música que hay que escuchar desde el todo, el piano de Fernández, cercano a su tocayo de apellido, el gran Agustí. Tema complejo, intenso, todo el quinteto formando un solo que te engulle sin remedio. Vuelve el descanso con 1 de Junio, las notas del piano tienen más colores, de nuevo un pequeño entremés como en aquellas obras de antaño, para prepararnos para una nueva aventura, “Aachen”, última etapa en el camino, para mí sigue formando parte de la suite, continua ese aire tan denso, aunque el piano de Fernández tiene todo el espacio que necesita, el quinteto vuelve a trabajar unido, mientras que en los tres primeros temas ese aire de baile más cercano a Mastretta o a Nino Rota o incluso a la música judía de Mickey Katz revisada por Don Byron te ofrecía unas melodías transparentes y alegres, en la suite y como colofón en este “Aachen”, todo es más reflexivo, más profundo. En fin un quinteto que tiene mucho que decir, siempre que quieras escucharlo.

Reseña de Candido Querol para http://www.b-ritmos.com/juanjo-fernandez-quinteto/

Apunte: En Barcelona existe una galería de arte llamada El Catascopio y Frozen Frame antes de ser “disco” fue originalmente un proyecto de musicalización del pianista Juanjo Fernández de las exposiciones que allí se realizaban. El propio peso de la música hizo que este proyecto prosperara más allá de ser mero soporte, y pasase al primer plano en salas de Cataluña, para luego plasmarse en esta grabación. La propuesta obviamente tiene como plataforma al jazz moderno con variadas influencias, pero no hay una predominancia de ningún estilo en particular y tampoco uniformidad en la expresión de estados de ánimo o ambientes; lo bueno de todo esto es que no conspira contra la solidez del álbum como un todo, y por otra parte (y lo más importante) lo hace muy entretenido de principio a fin, ya que uno se va enganchando en la espera de lo que va a venir. Muy recomendable!

Lista de temas

01. Breve introducción al correcto manejo de la sierra de arco (3:52)
02. Interludio (1:30)
03. Hay quien escribe mil palabras al día (5:51)
04. Frozen Frame (7:22)
05. Domingo en Outeiro (3:40)
06. La segunda vida de los objetos (6:17)
07. Febrero (2:44)
08. 5:40 A.M. (6:24)
09. 1 de junio (2:55)
10. Aachen (6:18)

Lista de artistas

Juanjo Fernandez: piano
Alexander Reichardt: saxo alto
Jordi Casas: clarinete
Emanuele Tizian: guitarra
Giorgio Fausto Menossi: batería

Link de descarga
Password: presoventanilla



Joonsam
mayo 14, 2017, 1:41 am
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , , ,

tapa A Door
A Door (2016)

Es difícil mejorar un trío que ofrece Aaron Parks en el piano y Nate Woods en batería, pero cuando el bajista Joonsam Lee estaba listo para lanzar su álbum debut como líder, fortaleció una ya formidable alineación añadiendo a Ralph Alessi en trompeta, Yvonnick Prene en armónica, Ben Monder en guitarra, y las fascinantes adiciones de Yeahwon Shin en voz y Chungeun Han en flauta de bambú. El trío, sin embargo, sigue siendo el núcleo.

Publicado por Origin Records, A Door (Origin 82716) es una colección de composiciones escritas por Joonsam -con una excepción- desde el año 2007 en adelante. Este trío es el formato perfecto con el realce dado por los artistas invitados.

Una nota repetitiva del bajo de Joonsam introduce “Whirlwind” luego el piano de Parks y la trompeta de Alessi agregan la melodía mientras Joonsam y Wood consiguen un cerrado objetivo en el groove. Por supuesto, Aaron Parks se lleva la atención en cualquier situación pero Joonsam y Wood forman la gran tríada que es una delicia de escuchar.

La trompeta de Ralph Alessi sirve como el relámpago en este torbellino asì como la sección rítmica trabaja el vórtice. Una larga pausa es el ojo de la tormenta hasta que el bajo, el piano y los tambores comienzan otra vez. Alta energía aquí. Preste atención a los patrones de cierre de Nate Wood.

Sigue “Zadrak” con el guitarrista Ben Monder uniéndose al trio. El gancho te atrapa desde el principio. La melodía de piano es cautivante y la línea de bajo de Joonsam es fascinante. Nuevamente me encuentro excarvando las opciones rítmicas de Wood y me emocioné experimentando este trío. El trabajo de la guitarra de Ben Monder es tenue y fluye extremadamente bien con la canción.

“Boa Noite” es una estupenda pieza. El trío establece el cálido movimiento y se une a la talentosa y conmovedora armónica de Yvonnick Prene. Prene nunca defrauda y su toque de luz aquí, es perfecta.

También luz en el toque es Parks, quien es conmovedor como podrías desear. Joonsam y Wood trabajan un lento swing que permite a Parks y Prene volver juntos en exquisita armonía. Amo esto.

“23451” es una excursión de 54 segundos del trío y Ralph Alessi. Escúchela hasta que usted la tenga. Usted la tendrá.

“2 Tunes and Off-hour Waiting Area” comienza con un groove pesado del trío y es una cosa bella. Alessi agrega su trompeta a la melodía y el trío trabaja el groove. La pieza es un número bien escrito y Joonsam merece reconocimiento tanto por su composición como por su realización. Parks hace sus solos en el punto medio de la pieza y trae verdadera vida y emoción. Sus giros melódicos con Alessi son una cosa espléndida. Incluso Alessi se une al ritmo para cerrar la canción.

Yeahwon Shin adhiere sus bellas vocalizaciones a “Love Trauma”. No hay letras, pero el significado es perfectamente claro en su entonación y delicadeza. El piano agrega una melancolía que agudiza la voz. La canción es dolorosa y hermosa. El sobrio ritmo permite una completa exposición de la melodía y armonía. Es dulce. Es triste.

La trompeta con sordina de Ralph Alessi vuelve para “Ice Skate”. Esto es una bien pintada imagen de planeos y giros con un despreocupado sentir en la repetición del ritmo y líneas de piano, asi como la trompeta consigue expresar un alegre jugueteo.

“23452” es un retorno al trío con Alessi en una excursión tonal.

“Doraji the Flower” es una canción tradicional de Corea. Chung Eun Han adhiere su flauta de bambú en la pieza que es completamente coreana. Es muy diferente de melodías occidentales e incluso se distingue de la tradición china y japonesa. El trío es un fino soporte de la flauta de Han que lleva la melodía exquisitamente. La performance de Parks es maravillosa con y sin Han. Juntos, son absorbentes.

Joonsam y Wood tocan el ritmo tan lánguidamente y -me atrevería a decir- amorosamente. Es reverente y caliente. Arrebatadora.

“Where the Water Comes Together with Other Water” es la pieza más larga del álbum. El goteo del piano crea la imagen, así como la guitarra de Monder modela riachuelos fluyendo hacia la unidad con el piano. Joonsam hace rodar las líneas de bajo a lo largo de arroyos cada vez mayores.

La canción entonces rompe en expresiones abiertas desde el trío hasta el retorno de Monder en la guitarra. Me encuentro intrigado y capturado por la forma en que Joonsam escribe. Tan familiarizado con la música occidental como un oriental pueden estar, hay un patrimonio cultural musical que vigoriza e informa la música oriental que los occidentales no poseen. Esto es parte de la belleza de los músicos que se unen y escuchan temas orientales con ritmos y toque occidentales.

El álbum cierra con “Airport Music”. Es solo el trío de Joonsam, Parks y Wood que nos lleva a casa. Apropiado.

La melodía y el ritmo parece cansado, quizás agotado, de los viajes y el turismo. Ni siquiera un ritmo de marcha, el ritmo intencionalmente arrastra y no puede esperar llegar a casa. La melodía es un cariñoso recuerdo de lo que ha ocurrido y lo que vendrá nuevamente así como los sonidos de la muchedumbre del aeropuerto abre y cierra la canción.

De hecho, Joonsam nos lleva a través de una “puerta” en su estreno. Lleno de cariño y de imágenes brillantes, la música es una revelación de quien es Joonsam, como ve el mundo a través de sus ojos y lo que suena a través de sus orejas. Es un mundo de frágil belleza y tiernos momentos para ser expresado claramente y con pasión.,

Fuente para la reseña: Travis Rogers, Jr. para http://travisrogersjr.weebly.com/music-reviews/joonsam-opens-a-door

Apunte: Joonsam Lee, bajista de Corea del Sur se trasladó a la ciudad de Nueva York en 2007. Desde entonces estuvo escribiendo composiciones que reflejan la amplia gama de situaciones musicales que ha experimentado en ese tiempo, desde conciertos con su propio trío, actuaciones sinfónicas, giras internacionales y el trabajo en los clubes de la Gran Manzana. A Door reúne buenas composiciones con algunos temas que son verdaderas perlas (“Zadrak”, “Love Trauma”, “Doraji the Flower”, por ejemplo) y brillantes interpretaciones de un elenco estelar (en especial Aaron Parks: sencillamente magnìfico). Cálido, sensible y estimulante testimonio musical. Muy recomendable!

Track Listing

01. Whirlwind (6:44)
02. Zadrak (6:35)
03. Boa Noite (5:07)
04. 23451 (0:54)
05. 2 Tunes and Off-Hour Waiting Area (4:57)
06. Love Trauma (5:20)
07. Ice Skate (4:29)
08. 23452 (0:38)
09. Doraji the Flower (5:56)
10. Where Water Comes Together With Other Water (7:54)
11. Airport Music (4:20)

Artist List

Joonsam: bass
Aaron Parks: piano
Nate Wood: drums
Ralph Alessi: trumpet (1,4,5,7,8)
Ben Monder: guitar (2,10)
Yeahwon Shin: vocal (6)
Yvonnick Prene: harmonica (3)
Chung Eun Han: bamboo flute (9)

Link de descarga
Password: presoventanilla