Preso ventanilla


Chick Corea Trio
febrero 1, 2015, 1:55 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , ,

tapa Trilogy
Trilogy (2013)

Corea es como las mareas, va y viene. Este Trilogy no sé si hace una cosa o la otra, eso depende, como siempre, del punto de vista de cada uno. A sus setenta y tres años, Corea ha pasado por todos los caminos imaginables con mayor o menor fortuna, pero siempre con un notable grado de profesionalidad. Quiero decir que, sin entrar en personales juicios de valor sobre ello, cualquiera de esos caminos los ha recorrido de manera brillante y convincente.

En este triple cedé el pianista vuelve al trío rítmico convencional mezclando un variado repertorio de piezas propias con otras pertenecientes a esa memoria colectiva multicolor que son los standards. No faltan las temibles “coreanadas”, ya saben, ese afán exhibicionista que hace de Corea un músico capaz de lo más sublime pero también del pastiche más vergonzante. Esto último es aquí una anécdota pero está presente. La línea del pianismo “coreano” en Trilogy es bastante parecida a la que exhibió en ese disco faro del trío de piano “pos Evans” Now He Sings, Now He Sobs. En éste como en aquél la música del trío fluye tan natural que parece que no pueda ser de otra manera. McBride y Blade son un complemento a la altura del empeño.

Quizás este disco sea una especie de testamento musical del Corea acústico, una especie de muestrario, un legado eficaz y completo. La quinta estrella se escapa volando gracias a alguna de esas “coreanadas” mencionadas y especialmente, me resisto a ocultarlo, a una interpretación de más de diez minutos de Someday My Prince Will Come con el protagonismo de la inefable e indescriptible voz de Gayle Moran. Como es la última pieza del disco es fácil de obviar. A parte de ello, tres discos bastante recomendables.

Reseña de Vicente Ménsua para http://www.cuadernosdejazz.com/index.php?option=com_content&view=article&id=3195

Apunte: Trilogy es una grabación en vivo de diferentes actuaciones del trío alrededor del mundo. Corea, con unos vitales y envidiables 73 años, demuestra junto a los excepcionales Blade y McBride que puede mantenerse en la cresta de la ola varios años más. Las apariciones de los invitados españoles Niño Josele y Jorge Pardo aportan mucho a la causa del trio, y por todo lo bueno incluido en este disco triple tendemos un manto de piedad sobre la versión de Someday My Prince Will Come que canta la esposa de Corea, Gayle Moran. Fans de Corea y los no tanto (aquellos que se abruman con su pirotecnia) podrán disfrutar esta colección que de alguna manera resume al Corea acústico. Saludos!

Track Listing

CD1:

01. You’re My Everything (11:59)
02. Recorda Me (7:29)
03. The Song is You (13:54)
04. Work (5:14)
05. My Foolish Heart (9:20)
06. Fingerprints (10:22)
07. Spain (18:29)

CD2:

01. This is Now (12:42)
02. Alice in Wonderland (9:03)
03. It Could Happen to You (12:00)
04. Blue Monk (10:00)
05. Armando’s Rhumba (9:13)
06. Op. 11, no. 9 (10:43)
07. How Deep is the Ocean? (13:47)

CD3:

01. Homage (10:02)
02. Piano Sonata: The Moon (29:57)
03. Someday My Prince Will Come (10:21)

Artist List

Chick Corea: piano
Christian McBride: bass
Brian Blade: drums
Jorge Pardo: flute (CD1#4, CD1#6)
Niño Josele: guitar (CD1#4, CD1#6)
Gayle Moran: vocals (CD3#3)

Password en todos los casos: presoventanilla



Carles Benavent

Un, dos, tres…(2011)

Hay en “Un, dos, tres…” esa sencillez extrema, extremadamente engañosa, de los artistas verdaderos. La aparente “facilidad” y la frescura en la superficie no suele sugerir – al inexperto – el arduo trabajo de depuración y refinamiento de fondo que sólo el talento y la pasión por el propio arte pueden engendrar. Esa sencillez engañosa es cifra de un interés por la pureza del sonido que traduce siempre un sentido de lo esencial.

Una maestría que se impone por sí misma. Maestría trabajada día a día, incansablemente, en lo oscuro del estudio, con la curiosidad del buceador de paisajes sonoros profundos, que escarba y saca a la luz las piedras preciosas que pulen el oído; con la fiebre del deletreador de ritmos secretos y precisas conexiones, que se atreve a perderse por planetas remotos.

Hay en esta música algo de subterránea corriente y algo del orden del acontecimiento, es decir, de lo que ciegamente se espera sin saber exactamente de qué se trata. Porque la musa es una larga paciencia y un resplandor.

Nadie aquí sabe de fronteras. Donde la música, es decir, la poesía, las fronteras se disuelven.

Hay que escuchar cómo Carles Benavent pulsa ese elegante bajo modernista, que se oye, se mira y se huele, extensión del cuerpo del artista, diseñado expresamente para él, y de nombre Barcelona. Otra de esas piezas de orfebrería del polaco Jerzy Drozd, nombre sinónimo de claridad, fuerza, precisión y libertad del sonido, pero también, y fundamentalmente, de absoluto control en el diseño, notorio en relación con ese maravilloso puente, sus singulares pastillas y la construcción hueca del bajo. Un bajo – también él – punto de cruce: entre lo eléctrico, pues, y lo acústico; la guitarra española, el Gibson de los 50, el cedro español y el sólido abeto sitka. Y no olvidemos sus motivos ornamentales, que recuerdan, quizás, las caprichosas líneas dalinianas, esas sinuosidades estilizadas como espíritus, como ondas sonoras que quisieran escapar a sus límites, y cuya grácil belleza seduce la voracidad visual de quien las mira.
Porque este bajo, hecho para el sonido, también se toca y casi se come, con la mirada.

Conjunción de diferencias, donde cada elemento, técnico o humano, no pierde su identidad sino que la realza en la sabia armonía con lo otro. De lo que se desprende una lección estética pero también ética.

Escuchar cómo, a la búsqueda de ese engarce en hierro y seda de todas las músicas, el férico y carnal flamenco se abraza al jazz más inspirado; el bajo dialoga con el piano acústico y eléctrico de Roger Mas y ambos se abren a la sonoridad intensa de la versátil batería de Roger Blavia, que añade al trío sus sabores latinos, africanos, orientales; escuchar cómo los tres abren espacio a las étnicas tablas índias del percusionista franco-asturiano Tino Di Geraldo, la flauta del madrileño Jorge Pardo, la trompeta de Raynald Colom, el suave y acerado hang del carismático israelí Ravid Goldschmidt, los unísonos con el bajo de la tuba de Sergi Vergés y el bloque de metal de la trompeta de Mathew Simon y el saxo de Xavier Figuerola.

Mestiza hermandad de ninguna otra patria que la buena música; fraternidad de vivos y muertos, en virtud de la cual Mario Pacheco, músico y fotógrafo, tristemente desaparecido en noviembre de 2010, se pone a la escucha de ese vibrante y melancólico “Mario”; fraternidad en cuyo nombre Don Alias, gran maestro de la conga, tristemente desaparecido en marzo del 2006, se pasea otra vez entre las notas de ese ya inolvidable “Don”.

Vivos, muertos, vanguardia, ancestros, tradición popular, en luminoso juego de formas que no se dejan encadenar por centro tonal o foco armónico alguno, pues sólo la libertad de inspiración y la amistad gobiernan.

Para no dormirse entre las telarañas de lo mil veces escuchado, de lo desgastado de puro oído, de lo consabido que halaga a un público fácil, esta banda escapa a toda academia y deja sólo subsistir el impulso del vientre o el corazón que riega y electriza el pensamiento, tejiendo con sonidos un refugio a los sin voz – negros, gitanos, payos – de todas las regiones; porque este arte son vibraciones de emoción pura y alegría, gestos y silencio, y ecos de dolor antiguo, semienterrado, siempre en espera de que un sonido y luego otro se alcen en son de música, en el nombre de todos los destierros.

Asombroso dominio del duende, que nos obliga a preguntarnos, por ejemplo: ¿se puede extraer más poesía de esa maravilla que es el bajo Barcelona? ¿Del generoso impulso que de un grupo tan personal hace uno? Con toda seguridad, se puede; por eso, tras paladear este disco como un vino único, ya esperamos el siguiente reto. Hacia dónde no sabemos, pero si desde dónde: desde el abismal fondo arcaico, rítmico y sonoro, de los primeros afectos antes del mundo, donde el oído del sueño se hace viento o cuerda y fluye hacia los otros como una marea del sentimiento.

Y si el mundo parece caer en el polvo de la locura, de la política bandida y la crueldad que deshumaniza al débil, ¿no nos queda siempre la música que aúna y fragua, como una amante más allá de todos los dolores? Para disfrutar y seguir pensando y no perder la luz de ese rincón donde, de niños, nuestra escucha era una con el ojo y la sangre.

Reseña de Lorenna Del Mar para http://www.jerzydrozdbasses.com/es/component/content/article/184-artists/206-de-la-amistad-el-fuego-y-la-musica-carles-benavent-un-dos-tres.html

Track Listing

01. Don (3:41)
02. Bailas? (5:17)
03. Novembre (5:03)
04. Tirititrán Catalán (4:54)
05. Flamenquillo (5:04)
06. Scenes D´enfants (Jeunes Filles Au Jardin) (3:11)
07. Punt I Final (4:09)
08. Mario (5:43)
09. Cara Bobo (4:57)
10. A Solas (3:34)

Artist List

Carles Benavent: electric bass, guitar on #2,4-9
Roger Mas: acoustic & electric pianos
Roger Blavia: drums & congas on #1

Special guests:
Jorge Pardo: flute on #7
Tino di Geraldo: indian tablas on #6
Ravid Goldschmidt: hang on #4
Raynald Colom: trumpet on #7
Matthew Simon: trumpet on #9
Xavier Figuerola: tenor sax on #9
Sergi Vergés: tuba on #9

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



Carles Benavent
marzo 2, 2011, 10:30 pm
Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , , , , ,

Quartet (2009)

Hace tres años, Carles Benavent (Barcelona, 1954) iba paseando por los alrededores de la plaza de la Catedral, en pleno Barrio Gótico de Barcelona, cuando un extraño sonido lo atrapó. Era el hang, un nuevo y hechizante instrumento melódico de percusión de origen suizo cuyo sonido marcaría al cabo de muy poco tiempo el nuevo proyecto del bajista catalán.

“Oía de lejos ese sonido y, al cabo de unos segundos, me encontré a Ravid Goldschmidt, a quien yo no conocía, tocando ese extraño instrumento sentado en una calle —recuerda Benavent—. Cuando llegué a casa, hablándolo con mi mujer, me comencé a arrepentir de no haberle pedido al músico su teléfono”. Sin embargo, los caminos de Benavent y ese israelí que en 2004 abandonó su país y su instrumento hasta entonces —la batería— para dedicarse, ya en Cataluña, a explorar la belleza magnética del hang, estaban predestinados a encontrarse: “Estaba preparando la música para un ballet que me encargaron cuando los músicos que tenían que participar en él, que todavía no conocía, vinieron a mi estudio. Uno de ellos era Ravid, y le solté: ‘¡Ahora sí que no te me vas a escapar!.”

Así, Benavent empezó desde entonces a familiarizarse con un instrumento todavía muy inusual de encontrar en cualquier disco de jazz: “Aluciné bastante de cómo funcionaba, pero descubrir el hang fue todo un flash. Había tocado hace algún tiempo con Othello Molineaux, cuyo steel drum tiene puntos de contacto, pero el hang era algo nuevo. Me apunté las notas que tenía, que son ocho, y las adapté a mi repertorio, incluso llegando a crear algún tema pensando particularmente en él. Se convirtió en el estímulo que necesitaba para emprender mi nuevo proyecto”.

Con Goldschmidt ya fichado, Benavent pensó en dos ilustres veteranos para iniciar la historia de un cuarteto cuyo primer disco, Quartet (Bebyne Records, 2009), acaba de ser publicado y presentarán en la recta final del 41 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona: el batería Roger Blàvia, colaborador de músicos como Joan Manuel Serrat, Miguel Poveda, Diego Cortés y Maria del Mar Bonet, y el guitarrista Jordi Bonell, amigo de Benavent desde la infancia. “Me encargaron un proyecto para televisión e inmediatamente pensé en ellos, aunque Bonell se incorporó algo más tarde. Me encantó el color que iba tomando el cuarteto, así que empecé a pensar en un repertorio y en cómo desarrollarlo. Blàvia es un tipo muy despierto, un músico que siempre está a punto. Rítmicamente entendemos las cosas de un mismo modo, y el ritmo es lo que más importa. Con Bonell hace tanto tiempo que nos conocemos que hay momentos en el disco donde tocamos la mandola y el piccolo y no sé realmente qué es lo que toqué yo y qué lo que tocó Bonell.”

Blues aflamencado

Haber coincidido en una banda tan definitoria de los años de formación de ambos, Música Urbana, tiene que dar, claro está, sus resultados: “Lo que aprendí con Música Urbana, al igual que con Màquina! y Crac, tuvo una importancia extrema. Siempre encontrarás un fraseo de blues en mis composiciones flamencas, y eso se debe sencillamente a mis tiempos junto a Emili Baleriola en Crac. Íbamos a Andorra y acabábamos con las agujas de nuestros discos de tanto escuchar a Cream , Jimi Hendrix, BB King, Kenny Burrell y Barney Kessel. Me encantaban los guitarristas, y con el bajo no hacía más que imitar solos de guitarra.”

El resultado de esa unión con Goldschmidt, Bonell y Blàvia, según Benavent, fue un “mar de buenas vibraciones.” “El hang transmite una tranquilidad que da muy buen rollo. Es lo que he estado buscando estos últimos años: una sensación de bienestar, que es lo que a mí me provocó el hang y lo que espero que provoque en quien oiga el disco. En los tiempos que corren no está nada mal buscar músicas que reconforten el espíritu y hagan sentir bien al prójimo.”

Su compañía discográfica, ni corta ni perezosa, sostiene que el nuevo Carles Benavent Quartet marca “un antes y un después” en la dilatada carrera del bajista, aunque igualar logros como los que el barcelonés consiguió formando parte de las bandas de Paco de Lucía y Chick Corea no es, claro está, tarea fácil: “Se trata de un punto y seguido. Lo verdaderamente importante es que vayan apareciendo esas chispas para poder continuar evolucionando,” argumenta.

Valentía y emoción

Tuvo suerte Benavent en 1980 de que el entonces bajista de Paco de Lucía se fuera al servicio militar y el saxofonista y flautista Jorge Pardo y el percusionista Rubem Dantas pensaran en un “chaval de Barcelona” (según se autodefine Benavent) para sustituirlo en un sexteto que, sin ninguna duda, definió nuevas formas de concebir la música flamenca. “Me fui a Madrid y, en el mismo momento en que nos sentamos, vi clarísimo que aquello era un camino muy potente que debíamos seguir. Lo primero que tocamos fue una colombiana, Monasterio de sal, sólo Paco y yo, y ése fue un dueto que, si ahora tuviese que volver a tocar, lo haría prácticamente igual,” asegura.

Sólo quiero caminar” (1981, Phonogram), el disco resultante, no sólo abrió nuevos horizontes para Benavent, sino también para todo el universo del flamenco, que todavía no se había sobrepuesto al shock emocional que significó el igualmente revolucionario La leyenda del tiempo, de Camarón de la Isla, publicado un par de años antes. “Para algunos, Jorge y yo éramos unos intrusos. Pero para muchos jóvenes éramos también una molada. Aunque recuerdo a alguien pidiéndonos a gritos, en un concierto en Oporto: `Pacoooo, el de la guitarra china, que se vaya….’ Pero estábamos segurísimos de lo que estábamos haciendo, pues era algo valiente y con lo más importante de todo: transmitíamos emoción. Sólo hay que mirar la cantidad de músicos que han cogido aquello como referencia”. Y remacha: “Los prejuicios no impiden nada. Siempre ha habido y el mundo ha seguido adelante. No me importan nada en absoluto.”

Con Chick Corea se conocieron en 1982 en Japón, donde Benavent actuaba junto con De Lucía. Sus dos discos juntos, Touchstone (GRP, 1982) y And again and again (GRP, 1983), además del DVD Live in Barcelona (grabado en el Palau en el 2005, dentro del festival de jazz de Barcelona) fueron para él, claro está, “muy importantes”. “Todavía sigo pensando que fue muy fuerte. Nos fuimos a grabar con Paco en Los Angeles. Después de aquello, Paco volvió a España, pero yo me quedé allí un año entero. Hice dos giras en tres meses, la segunda con Paco. Y estar en medio de los dos fue todo un privilegio. Chick me utilizaba para acercarse a Paco, y Paco para acercarse a Chick, porque yo ni era tan flamenco como Paco ni tan jazzero como Chick”. Según el bajista catalán, Corea “es una claqueta humana, una máquina. Tiene un ritmo impresionante.”

“Puedes pensar —continúa— que tocar con él y con Paco, gente superdotada sobre todo en lo que se refiere al tempo, es lo más difícil. Pues no: es lo más fácil. Tocando con bestias así los dedos van sueltos”. Y además, concluye, tocar con gente como De Lucía y Corea no es sino “el tipo de trabajo apropiado para un bajista, ya que un bajista lo está amalgamando todo, ejerce una tarea de control”. “Siempre insisto en lo mismo —sonríe—: puedes pensar que en una orquesta el bajo no se nota. Pero quítalo, y verás lo que sucede.”

Fuente para la reseña: Guillem Vidal para http://www.allaboutjazz.com/php/article.php?id=34843&pg=1

Apunte: No hay cosa que Carles Benavent no pueda tocar con su bajo; desde mi punto de vista, técnicamente está entre los más dotados del mundo, pero, lo más importante, esa técnica está supeditada primero a transmitir emociones, antes que a correr carreras con los dedos; ese es uno de los aciertos mayores de un disco muy parejo, con bellas melodías de músicas fusionadas entre el flamenco, el jazz y folklores del mundo, y excelentes aportaciones de cada músico (cada uno de ellos tan talentoso como su líder). En resumen: muy “audible” y disfrutable.

Track Listing

01. Por Diosss (3:42)
02. La luz (5:12)
03. Ai pare (6:18)
04. Sevillona (3:44)
05. Nipona (6:02)
06. Aire (5:30)
07. Tomili maguro (3:33)
08. Olé blues (4:09)
09. Renacer (4:33)
10. El tiempo (3:29)
11. Okinawa (bonus track) (4:59)

Intérpretes:

Carles Benavent: bajo
Jordi Bonell: guitarra eléctrica
Ravid Goldschmidt: Hang
Roger Blàvia: batería, percusiones

Invitados:

Tino di Geraldo: batería
Jorge Pardo: saxos, flauta
Angie Benavent: Coros
Chicuelo: palmas
El Rubio: Palmas

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com



Carles Benavent

tapa Agüita Que Corre
Agüita que corre (1995)


“Agüita que corre” es el segundo disco solista (1995) del músico catalán.
Con la fuerte personalidad que caracteriza el trabajo de Carlos Benavent, me quedé esperando un poco más, sin dejar de reconocer en éste un trabajo excelente. No obstante lo prefiero en “Sumando” (2006) o en el arrollador “Concierto de Sevilla” (2000). Hay aires de Andy Narell -alguien allí tocando los steel drums-, de Weather Report en “Three Women Good Morning Anya” y de Marcus Miller en Guindilla, pero es en “Dicen de mí” y “De perdidos al Río” donde más reconozco a Benavent, tanto en lo compositivo como en el toque y sonido de su instrumento.

Colaboración y reseña de guilleariel para MQC. Un abrazo y un gracias bien grandote para vos guille!!!!

Lista de temas

01. Madrid (4:48)
02. Iguales para hoy (7:04)
03. Calipso menú (6:31)
04. Luna de Santiago (4:04)
05. Free Hand Dance (4:32)
06. Three Women Good Morning Anya (7:42)
07. Dicen de mi (3:57)
08. De perdidos al rio (2:10)
09. Joanna (3:03)
10. Ushi (2:09)
11. Guindilla (4:17)
12. Angelique & Hellen (2:14)

Músicos

Carles Benavent: Piccolo, Mandola, Bajo Sexto, Mandoline, Main Performer
Othello Molineaux: Steel drums
Kitflus Mas: Keyboards
Salvador Niebla: Bateria
Juan Alberto Amargos: Piano, Keyboards
Pere Bardagi: Violín
Jean Marie Ecay: Guitar
Nan Mercader: Percussion
Jorge Pardo: Saxophone
Ruben Dantas: Percussion
Tino Di Geraldo: Percussion, Bateria, Palmas
Paco de Lucía: Guitar
Gil Goldstein: Accordion

Nuevo link de descarga
Password:presoventanilla



Jorge Pardo y Chano Domínguez
junio 24, 2009, 11:35 pm
Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , , , , , ,

10 de Paco (1995)

Diez grandes canciones de Paco de Lucía interpretadas al saxo y la flauta de Jorge Pardo y el piano de Chano Domínguez. Les acompaña Javier Colina al contrabajo, Tino Di Geraldo en la percusión y Luis Dulzaides con las tumbadoras, los bongos y el chékere. Las composiciones del maestro de Algeciras sin guitarra y con un sonido muy jazzístico.

Fuente para la reseña: www.esflamenco.com

Apunte: el Sr. La Bestia debía estar aquí para dejar su apunte, pero lo abandonó para comerse un asado con un grupete de amigotes; pueden creer uds semejante falta????; bueno trataré de suplantarlo de la mejor manera: el Chano y Pardo gastan los instrumentos, imprimiendole jazz a esta energía flamenca con forma de música; entre palmas, gritos y cante, los muchachos le sacan lustre a los temas del Maestro. Post dedicado a mi amigo Gabriel (de antepasados moros), para que en su casa lo dejen de hostigar un poco con el disco de Vicente Amigo y comiencen a comerle la cabeza con este otro.

Lista de temas

01. Solo quiero caminar (9:20)
02. Chiquito (8:16)
03. Río ancho (4:03)
04. Zyriab (5:58)
05. La tumbona (6:22)
06. Se me partió la barrena (3:48)
07. Almoraima (2:38)
08. Playa del Carmen (8:30)
09. Monasterio de sal (4:47)
10. Canción de amor (7:32)

Músicos

Jorge Pardo (saxo y flauta)
Chano Dominguez (piano)
Javier Colina (contrabajo)
Tino Di Geraldo (percusión)
Luis Dulzaides (tumbadoras, bongos y chékere)

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com



Carles Benavent, Tino Di Geraldo, Jorge Pardo
junio 22, 2009, 10:30 pm
Filed under: Sin categoría | Etiquetas: , , , , ,

Sin Precedentes (2008)

Han necesitado un decenio para volver a encontrarse, de manera oficial, en estudio. El trío más emblemático de ese género llamado flamenco-jazz, decidió unir sus caminos formalmente hace unos meses, retomando de esa manera una primera y única colaboración discográfica titulada “El directo de Sevilla” y grabada hace un decenio. Reescuchando esa grabación, destacaba la furia todavía asilvestrada de Pardo y Benavent sobre el escenario, dos de los solistas más incuestionados/bles del jazz de este, a veces, ubérrimo país. Colaboradores en decenas de formatos e innumerables estilísticas, este triángulo único decidió meterse en un estudio de grabación, de forma temerosa, conociendo la acracia artística que les ha hecho grandes. Kropotkin estaría orgulloso. Cumplidores estajanovistas por cuenta propia – otro detalle que les hace doblemente únicos-, espoleados de vez en cuando por Mario Pacheco, los virtuosos instrumentistas han elaborado un hito musical, indispensable en los anaqueles de cualquier aficionado, una obra de referencia no sólo de jazz, ni mucho menos de flamenco-jazz, sino básicamente de música contemporánea. Una manera de contemporaneidad profundamente ligada a la tierra, al suspiro y al hedonismo con mayúsculas. La materia que da vida a este monumento estético está repartida con libertinaje y buen gusto, ocho temas que reflejan el carácter de sus autores (señores amables, discretos, generosos); por eso es más sencillo asegurar que dentro de la perfección uno se decanta por una pieza revoltosa y rompedora como “Cora, Cora”, de Jorge Pardo y por ese canto al guiño aflamencado, sabio, titulado “Sujétame… que lo mato”, rubricado por el catalán Benavent.

Fuente: Esteban Lanés para La Vanguardia

Apunte Bestial: tremenda sensación me había producido su anterior disco El Concierto de Sevilla, creo, modestamente, que estamos frente a un disco mayor de este fantástico trío. No es raro que sea mejor, estos músicos son como los buenos tintos y además en esta grabación de estudio meten algunas cosillas que en vivo no se pueden realizar. Me sorprende que según varios artículos de la prensa española no tienen la consideración que se merecen, será por aquello: “que van a ser buenos músicos si viven acá a la vuelta o… son de acá”. Me recontragustó y lo voy a seguir escuchando.

Track listing:

01. Fandango (4:56)
02. Maid Mariam (6:37)
03. Mi Carmen (4:30)
04. El tiempo vuela (4:47)
05. Cora Cora (5:30)
06. Ahora (4:44)
07. Diego (7:31)
08. Sujétame…que la mato (7:23)

Artist list:

Carles Benavent, Bajo
Tino Di Geraldo, Batería
Jorge Pardo: Flauta, Saxofón

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com



Nono García

Atún y Chocolate (2002)

Enrique desde algún lugar de la Península Ibérica nos dice en su primer mail: “….ya que ultimamente estaís poniendo muchos enlaces de flamenco no convencional y buenos guitarristas, te brindo la posibilidad de incluir el primer disco de Nono García (Barbate, Cádiz, 1959), magnífico guitarrista y que ha colaborado con Carlos Cano (ya fallecido referente de la música andalucista), Martirio, Chano Dominguez, Jorge Pardo, además de giras con Vaya con Dios (Bélgica) etc. A mi juicio es una música muy interesante y que completaría la panorámica que estaís ofreciendo de flamencos auténticos e investigadores que no tienen nada que ver, afortunadamente, con la pandereta y el lolailo…” Luego de un breve intercambio epistolar-electrónico, nos llega esta obra y la reseña que nos hizo especialmente para nosotros el amigo Enrique:

La Barbate está en la costa de Cádiz a 14 km del Cabo de Trafalagar y es un enclave, además de ser Parque Natural y espacio protegido, precioso y mágico, pero lamentablemente se lo están cargando con edificaciones de segundas residencias veraniegas; afortunadamente el viento del Este (Levante) es dominante y gracias a eso la costa medio se mantiene, la economía de Barbate estaba centrada en la pesca del atún mediante el arte de la almadraba y que actualmente se lo llevan y congelan recien pescado los coreanos y japoneses… el resto es turismo y en menor medida hubo una época en la que se traficaba con haschis … por la proximidad del moro .

Dice Nono García de su música de este disco: “Los pinos que adornan nuestra costa, sin perder las raíces, se alimentan del aire salado del Atlántico; tienen una savia especial. Estando en el mismo origen del cante flamenco, miran más allá, mantienen el espíritu libre de la auténtica música del Sur. Su fruto: los piñones”

El primer tema “Mojama Blues” debe su nombre a uno de los múltiples productos que se sacan del atún, la mojama o salazón de algunas de las partes más exquisitas; algunos la llaman “el jamón de la mar”.

A disfrutar. Saludos.

Apunte delchelistico: se extendió un poquito la semana dedicada a los músicos españoles, pero creo que bien vale la pena. Un inmenso gracias!!!!! a Enrique por su colaboración y la molestia que se tomó. Aparte del Nono, que bien suena la armónica de Serrano…!!!

Track Listing

01. Mojama blues (5:00)
02. Los campanilleros (2:42)
03. Rumbaiao (4:17)
04. Alegrias del estrecho (4:02)
05. Bolero de Amalfi (4:35)
06. Rumba mora (5:21)
07. Tanguillos del abanico (3:21)
08. Piñones (4:46)
09. Salve Marinera (3:30)
10. Sombra y blues (2:59)
11. Mi chiquilla (4:19)
12. Atún y chocolate (2:33)

Músicos:

Guitarras: Nono García, Tito Alcedo, José Mª Bandera
Armónica: Antonio Serrano
Cante: Eva Durán, Ester García (Atún y Chocolate)
Contrabajo: Javier Colina
Percusiones:Guillermo Mc Guill; Nanda Khumar; Rodney D´Assis
Palmas: Juan Diego, Tomasito, Tino Digeraldo
Flauta: Jorge Pardo

Link de descarga
Password: musicaquecuelga.blogspot.com