Preso ventanilla


Jamie Saft, Steve Swallow, Bobby Previte with Iggy Pop
octubre 22, 2017, 1:30 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , ,

tapa Loneliness Road
Loneliness Road (2017)

Así, el front man del grupo de rock/pop llamado The Stooges obtiene una invitación a tono con un trío de piano jazz clásico. El Stooge sería Iggy Pop; el trío, el piano de Jamie Saft con el bajista Steve Swallow y el baterista Bobby Previte. Esto es un real experimento, algo que Frank Zappa podría haber intentado.

El pianista Jamie Saft ha enganchado una gran parte de su estrella a John Zorn, apareciendo como un sideman o líder, en unas cuantas realizaciones del sello Tzadik de Zorn. Aquellas dicen “aventureras” y “sin límites”. Pero en sus grabaciones de piano trio, los botones avant-garde no son empujados todo lo duro que podrían serlo. Su “The New Standard” (Rare Noise Records, 2014), una fina excursión, encaja perfectamente dentro del mainstream. También lo hace su segunda grabación para Rare Noise, Loneliness Road, una profunda exploración, de las formas de la canción americana, inspirándose en Bob Dylan, The Band, Alice Coltrane, Pharoah Sanders, Bill Evans. Aquellas formas del cancionero arraigadas en la mùsica folk parecen especialmente importantes aquí, con Dylan y The Band compartiendo esa fundación. Pero el concepto de Saft parece menos crudo, más expansivo, incluyendo la grandeza de Charles Ives y Aaron Copland, Stephen Foster, apoyado en un modo reducido y moderno. Los tres enfoques musicales distintivos del trío se funden para tejer un bello y cohesionado tapiz, ya sea por su soleada apertura “Ten Nights”, o el prodigioso tiempo de permanente quietud de “Bookmarking”.

Luego Iggy Pop se exhibe en tres canciones. Este formato de trio -y este particular trio- se adapta a él. Lo firme pero flexible del piano trio respalda las exhibiciones de los diálogos cantados/hablados de la voz barítono de Pop. “Don’t Lose Yourself” suena como una entrega testimonio de Leonard Cohen para el líder del anciano estadista de la categoría poeta/cantante.”Loneliness Road” suena como una meditabunda canción de Van Morrison. “Everyday” es una sensible canción de amor de alguien que ha experimentado una profunda angustia. Iggy Pop -que de esto sabe- emana gravedad.

Una superior excursión de piano trio con el extra de atractivas contribuciones de Iggy Pop.

Fuente para la reseña: Dan McClenaghan para https://www.allaboutjazz.com/loneliness-road-jamie-saft-steve-swallow-bobby-previte-rarenoiserecords-review-by-dan-mcclenaghan.php

Apunte: La contundencia con la cual Loneliness Road te convence con la primera audición de que es un disco imprescindible, se basa en primer lugar en el cancionero propuesto, luego en el “mood” que predomina a lo largo del disco, una rara de quietud, con una efervescencia latente en segundo plano, fruto del talento interpretativo de tres gigantes improvisadores sosegados en pos de la idea, y finalmente en la gravedad, casi al borde del desmoronamiento, de Iggy Pop, del cual uno puede entrever por la rendija que dejan los quiebres de su voz, una jauría de demonios atados. Discazo de punta a punta.

Track Listing

01. Ten Nights (5:26)
02. Little Harbor (4:30)
03. Bookmaking (4:23)
04. Don’t Lose Yourself (4:44)
05. Henbane (4:01)
06. Pinkus (7:40)
07. The Barrier (4:18)
08. Nainsook (5:44)
09. Loneliness Road (6:34)
10. Unclouded Moon (7:41)
11. Gates (2:51)
12. Everyday (3:41)

Artist List

Jamie Saft: piano
Steve Swallow: bass
Bobby Previte: drums
Iggy Pop: vocals (4, 9, 12)

Link de descarga
Password: presoventanilla



Jamie Saft / Steve Swallow / Bobby Previte
abril 9, 2016, 8:50 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , ,

tapa The New Standard
The New Standard (2014)

Sobre los músicos

Jamie Saft es una de las nuevas estrellas de la vanguardia neoyorquina. Saft forma parte de dos de las bandas que intervinieron en esa magna sesión, Electric Masada y The Dreamers. Dirige además el New Zion Trio. Sus habilidades como instrumentista y como productor las ha demostrado sobradamente en sus colaboraciones con Beastie Boys, The B-52’s, Laurie Anderson, Antony and The Johnsons y muchos otros.

Steve Swallow es una figura fundamental del jazz desde los años 60, cuando trabajó en las orquestas lideradas por Benny Goodman, Clark Terry, Art Farmer y Stan Getz. En 1978 se unió a la banda de Carla Bley, de la que sigue formando parte en la actualidad. Además, Swallow ha tocado, en pie de igualdad, con nombres muy sonoros del jazz moderno, como Gary Burton, Pat Metheny, John Scofield, Paul Motian, Chick Corea y Lee Konitz. Es elegido sistemáticamente mejor bajista eléctrico en la encuesta de la prestigiosa revista DownBeat desde 1985.

Bobby Previte es un personaje habitual de la escena jazzística de Nueva York. Su trabajo explora los lazos entre la música escrita y la improvisada y por ello ha obtenido este año el codiciado Greenfield Prize. La revista The New Yorker dijo que los proyectos de Previte “hablan en lenguas visionarias”. Ha colaborado con grandes maestros de diferentes disciplinas artísticas, como el cantante Tom Waits, el director de cine Robert Altman y el compositor John Adams.

Sobre el disco

En la superficie, Strange Bedfellows parece un nombre adecuado para este trío. El tecladista Jamie Saft y el baterista Bobby Previte, son tanto ferozmente eclécticos como técnicamente dotados ejecutantes-compositores, han colaborado antes, en contextos tan lejanos como la banda de improvisado-extreme-metal Beta Popes.(Saft toca la guitarra allí). El veterano bajista Steve Swallow puede parecer una extraña pieza en este rompecabezas, pero Saft se demuestra sumamente capaz en ajustes de jazz más convencionales en The New Standard. Él toca el piano en las tres primeras pistas del álbum, todos originales que proporcionan variaciones sobre patrones de blues, sumergiéndose en los estilos de Wynton Kelly, Bobby Timmons y aún Horace Silver (“Come on Home” parece dispuesto a aparecer en sus melodías). Las cosas están sueltas, con temas que toman asiento en la interacción del grupo, y la sensación es contagiosa. Incluso cuando la canción está limitada a tres acordes, Swallow la mantiene fresca con algunos grandes paseos. Si Previte no deja caer bombas, él gira el beat en un boogaloo shuffle o un groove soul.

Tres de las 10 pistas incluyen a Saft en el órgano. Su enfoque en el instrumento desciende más desde the Band que de Blue Note, sin embargo; en otras palabras, más acordes y menos líneas de una sola nota. Otra vez sus compañeros responden con clase, balanceándose con fuerza bajos sus expresiones gospel o gordos riffs. El grupo también reduce la velocidad y le da a Swallow un tiempo bajo el reflector en la fuera-de-tempo pista del título; su performance es una maravilla de tono y melodía. Con la pensativa declaración de cierre, “Surrender the Chaise”, que destaca otro solo (parecido a una guitarra) de Swallow, esta ágil sesión ofrece mucha variedad en todas partes.

Fuentes para la reseña: Mike Shanley para http://jazztimes.com/articles/135415-the-new-standard-jamie-saft-steve-swallow-bobby-previte; http://www.donostiakultura.com/index.php?option=com_flexicontent&view=items&cid=12&id=37643&lang=es&r=20150720

Apunte: Músicos como Saft y Previte habituados a asumir riesgos artísticos en cada nuevo proyecto que afrontan, se suman a Swallow que es toda una institución en si mismo dentro de la ejecución del bajo eléctrico, para tocar sus nuevos standards, dando una vuelta de tuerca al tradicional sonido del “piano trío”. Altamente recomendable!.

Track listing

01. Clarissa (4:08)
02. Minor Soul (6:20)
03. Step Lively (6:50)
04. Clearing (4:54)
05. Trek (4:11)
06. The New Standard (6:40)
07. I See No Leader (5:40)
08. Blue Shuffle (6:43)
09. All Things To All People (6:11)
10. Surrender The Chaise (6:27)

Artist List

Bobby Previte: drums
Steve Swallow: electric bass
Jamie Saft: organ, piano

Link de descarga
Password: presoventanilla



Christophe Marguet Sextet
diciembre 11, 2014, 8:27 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , , , , ,

tapa Constellation
Constellation (2013)

Tenemos de Christophe Marguet la imagen de un baterista sólidamente establecido en la escena jazz francesa puesto que convive allí desde hace tiempo junto a nuestros poetas más eminentes y nuestras más tenaces cabezas investigadoras. Él mismo no cesa de explotar y maridar estas dos facetas, atento a permanecer en esferas en movimiento, eligiendo los proyectos tanto por su fondo como por su forma. Pero este apasionado del jazz mantiene un ojo sobre los Estados Unidos, tierra de sus héroes, donde reina siempre una dinámica particular de la creación y del juego. Registrar con estadounidenses formaba parte de sus ambiciones, y muy particularmente con Steve Swallow; éste había sido el consejero artístico de sus dos primeros álbumes en Label Bleu, “Résistances poétiques” et “Les correspondances”, pero jamás habían tenido la oportunidad de tocar juntos a pesar de la admiración manifestada y a pesar de una relación que el tiempo no alteró.

Por lo tanto alrededor de este “encuentro” es que el disco ha sido imaginado, las composiciones están pensadas para valorizar el tacto y la sonoridad única del bajista. Ellos son, en realidad, mucho más que eso. Para comenzar, ofrecen a este inesperado sexteto, enormes espacios de expresión, la escritura -especialmente las sutiles progresiones armónicas – sirviendo de propulsión a los solistas, que bajan con carácter estos arpendes musicales y pasean su lirismo a lo largo de estas trayectorias curvas, dando en múltiples ocasiones el sentimiento de una especie de cumplimiento, como si cada solo estuviera formado por las notas, frases e intenciones justas, como si se hubiera pensado, escrito para sublimar las canciones. Instrumentos de viento, cuerdas o percusión, cada uno va en su cabalgata heróica.

Chris Cheek, que combina un sonido poderoso y otras un estilo muy libre, recuerda que no necesariamente hay incompatibilidad entre los fraseos terrenales/masculinos y aéreos/femeninos, que se oponen, erróneamente, demasiado a menudo. Capaz de arraigarse al suelo para lograr una energía brutal o lanzar hileras de notas serpentinas, construye con espontaneidad un discurso sólido, en cambio constante. En cuanto a Cuong Vu, atrapa la atención dejando desarrollar sus frases con mucha redondez en la articulación, así como con un extraño relajamiento. Su sonoridad plena de calor es a veces modificada -proyectada- por efectos sabiamente dosificados. La electricidad, que retorna a la casa de Marguet después de tres discos acústicos con el grupo Résistance poétique, es un elemento clave de la estética de Constellation, de su paleta de colores orquestales, pero también un factor determinante en la intensidad conseguida por el grupo, que depende en gran medida de ella. Es el caso de Régis Huby y Benjamin Moussay, que ambos aquí proporcionan un trabajo impresionante de calidad y diversidad. Entre la sociedad Marguet/Swallow y las voces de Cheek y Cuong Vu, el piano y el Rhodes de Moussay así como los violines (electrificados o no) de Huby, amasan una pasta muy rica, en el seno de la cual se organizan con toda lógica los vaivenes de escapadas melódicas, de frases giratorias, de eficaces riffs, de texturas y de elementos intangibles, oníricos. De gran arte, más aún cuando la legibilidad nunca es sacrificada a pesar de la profusión de ideas y de sonidos, la abundancia de materiales y el refinamiento de las inversiones. El pianista y el violinista gozan además de largos espacios que privilegian sus calidades de solistas.

Estas cualidades intrínsecas demandan ser puestas en perspectiva. Porque no se trata aquí de una “clásica” reunión de personalidades amontonadas tras una “carrera al grueso juego”. Como siempre en casa del baterista, y posiblemente más todavía aquí, la música es pensada alrededor de un propósito, las composiciones cuentan historias, describen lugares, entregan visiones unas veces positivas, y otras impregnadas de melancolía. Tan pronto montados a bordo («On The Boat»), somos llevados por una sucesión de títulos fuertes de la que volvemos a salir, aturdidos, sólo al término de la singular recuperación -la primera de Marguet- de “After The Rain” (John Coltrane). El repertorio se divide en dos discos de una duración razonable, que comprenden cinco piezas, combinando grandes cualidades de escritura y de interpretación.
Cada uno se toma un tiempo para instaurar una atmósfera y se desarrolla la mayoría de las veces según los movimientos que el sexteto, a través de sus flujos de energía y su flexibilidad narrativa, articula con un relajamiento que difumina la complejidad. Esta ausencia de relación de fuerza entre el contenido figurativo y los gestos musicales crea una ilusión de holgura, o en todo caso de evidencia. Es necesario sin embargo, imaginar estas transiciones entre conversaciones intimistas y despliegues orquestales, y viceversa («D’en haut», «Argiroupoli»), esta extraña belleza vinculada a la contemplación de una ciudad perdida bajo su violencia («Benghazi»). Había que escribirlas, estas melodías conmovedoras («Last Song», «Remember»). Las formalidades, estos arreglos de encaje («Only For Medical Reasons»), estas roturas imprevisibles («Old Road» y su parte central durante la cual Régis Huby rompe el ritmo, después de febril intercambios entre Cheek, Vu y Moussay, para volver levantar la temperatura del juego colectivo).

En equilibrio sobre un hilo tendido entre París y New York, Christophe Marguet entrega un álbum magnífico, profundo y coherente. Bella manera de realizar uno de sus sueños… y de hacer surgir entre nosotros, bajo una forma u otra, la prolongación de esta estimulante aventura.

Fuente para la reseña: Olivier Acosta para http://www.citizenjazz.com/Christophe-Marguet-Sextet.html

Apunte: Antiguo colaborador de músicos como Henri Texier, Louis Sclavis, Eric Watson, Yves Rousseau, Paolo Damiani, etc, etc., Christophe Marguet es otro inquieto y muy interesante músico de origen francés, que viene solidificando su trayectoria artística haciendo que cada nuevo material que publica defienda a lo anterior y de un paso hacia adelante. Lo anterior con Marguet como líder fueron formaciones en trío y cuarteto: recuerdo particularmente “Itrane” del Christophe Marguet Quartet Resistence Poétique, publicado en el viejo MQC. Para Constellation armó este excelente Sexteto enfocado en escribir para su consejero artístico, el increíble Sr. Steve Swallow. El resultado de la escritura más la ejecución, es brillante. La democrática participación que tienen todos los intérpretes es también otra de las cualidades de esta obra. Sin más para decir y mucho para escuchar, los saludo atentamente. PD: Marguet tiene un disco con Manu Codjia y Géraldine Laurent llamado “Looking for Parker” por demás interesante. Ahora si, hasta luego!

Track Listing CD1

1. On the Boat (5:34)
2. Satiric Dancer (10:10)
3. Argiroupoli (11:22)
4. D’en Haut (9:41)
5. Benghazi (10:52)

Track Listing CD2

1. Only for Medical Reasons (For CB) (8:06)
2. Last Song (3:32)
3. Remember (6:30)
4. Old Road (9:52)
5. After the Rain (John Coltrane) (8:00)

Enregistré aux Studios La Buissonne (Pernes-Les-Fontaines, Vaucluse), les 4, 5 & 6 septembre 2012

Artist List

Chris Cheek : saxophone tenor
Cuong Vu : trompette
Régis Huby : violon électrique et violon ténor électro-acoustique
Benjamin Moussay : piano, Fender Rhodes
Steve Swallow : basse
Christophe Marguet : batterie, composition et arrangements

Link de descarga
Password: presoventanilla



The Impossible Gentlemen

the impossible gentleme 2013
Internationally Recognised Aliens (2013)

Cuando usted sale tan fuerte por la puerta con “The Impossible Gentlemen” (Basho, 2011), se crean altas espectativas para lo que sigue. Desde luego, cuando esto se trata de un cuarteto de músicos – un trans-atlántico y transgeneracional grupo que consiste en una leyenda viva (el bajista Steve Swallow), un menos conocido pero igualmente activo socio americano (el baterista Adam Nussbaum), una estrella británica en ascenso (el pianista Gwilym Simcock y el colega británico que merece un reconocimiento mucho mayor (el guitarrista Mike Walker)- hay una receta intrínseca para una realización posterior al debut que puede (y lo hace) fácilmente superar su estreno superlativo. Añada a esto -basado en las liner notes escritas por ellos mismos y las fotos- un grupo de músicos cuya química colectiva es claramente tanto sobre la alegría y la diversión como de producción de música seria, esto quiere decir que Internationally Recognised Aliens es un registro que, como su precursor, está destinado a aparecer a fin de año en las listas de “lo mejor de”.

Al encontrarme con Simcock en Montreal el pasado verano, él describió The Impossible Gentlemen como “la música escrita para lo que esperamos que el grupo fuera”, mientras que con más giras en el cinturón, Internationally Recognised Aliens era “para lo que sabemos que el grupo puede ser”. En el camino, los miembros de The Impossible Gentlemen, también descubrieron que se pusieron muy energéticos, y su alegría de vivir está en todo este registro, desde la arenosa y descarnada apertura, “Heute Loiter” -su funk a lo Scofield tal vez es menos que una sorpresa total, dada la historia de Swallow y Nussbaum con el guitarrista a principios de los 80 en álbums como “Shinola” (Enja, 1982)- al boyante, teñido de Keith Jarrett, “Modern Day Heroes” el cual, también co-compuesto por Simcock y Walker, groovea amablemente a pesar de un conjunto de cambios difíciles y espinosos en una melodía aún cantable, que desemboca en un ardiente trade-off entre el limpio tono de Walker y un similarmente incontenible Simcock.

Internationally Recognised Aliens también eleva la apuesta al contratar como productor a Steve Rodby. Un viejo miembro del aparentemente para-siempre-en-pausa Pat Metheny Group, además de ser un fino bajista, Rodby se ha probado a si mismo como un astuto productor en grabaciones para Eliane Elias, el último Michael Brecker y el mismo Metheny, con su reciente The Orchestrion Project (Nonesuch, 2013). Aquí, además de brindar ayuda a la efervescente personalidad de los Impossible Gentlemen para una mayor vida, Rodby contribuye con algún bajo acústico a la apacible, latinesca “Just to See You” y “Barber Blues”, un blues ampliado de 16 barras también lleno por el espíritu de Samuel Barber y un recordatorio que, no hace más de una década atrás, el pianista de 32 años fue sumergido en estudios clásicos y aún tuvo que hacer el salto al lado oscuro.

A lo largo de todo el proceso, Swallow y Nussbaum proporcionan el tipo de apoyo que muchas bandas sueñan, el instrumento de cinco cuerdas del bajista le permite, de vez en cuando, cruzar caminos con el bajo final de la guitarra de Walker, como él lo hace en el cierre de “Ever After”, su intro piano/guitarra en última instancia asume la forma mayor cuando el bajo y la batería entran. Se trata de un apacible final para Internationally Recognised Aliens, un registro aún más excepcional que el debut de The Impossible Gentlemen, y una evidencia del poder y valor de la evolución de las amistades -musicales y de las otras- que sin lugar a dudas influye como un grupo vive y, por consiguiente, toca juntos.

Fuente para la reseña: John Kelman para http://www.allaboutjazz.com/php/article.php?id=45301#.Unzllyfp7Fw

Apunte: ¡Qué buen álbum han hecho estos muchachos!! En el mismo alto nivel de su primer producción hecha en el 2011 (“The Impossible Gentlemen”), vuelven a realizar un disco que celebra la buena química que se genera cuando estos excelentes músicos se juntan. Porque esto se nota en el espíritu de la música entregada, cargada de luminosidad y vuelo en libertad, algo que también se expresa con el paracaídas de la tapa del disco. La producción de Rodby tiene que ver en todo esto y resulta más evidente en el hermoso tema “Just To See you”, que trae ecos de los días de Steve en el Pat Metheny Group. Una cosita más: qué buen violero es Mike Walker!. Un disco bello, con energía positiva, sin fisuras. YA unos de mis discos del 2013.

Track Listing

1. Heute Loiter (7:44)
2. Just To See You (7:35)
3. Modern Day Heroes (6:33)
4. The Sliver Of Other Lovers (6:21)
5. Crank Of Cam Bay (9:11)
6. Love In Unlikely Places (4:46)
7. Barber Blues (5:31)
8. Ever After (9:15)

Artist List

Mike Walker: guitar
Gwilym Simcock: piano
Steve Swallow: electric bass
Steve Rodby: acoustic bass (2, 7)
Adam Nussbaum: drums.

Link de descarga
Password: presoventanilla



The Impossible Gentlemen


The Impossible Gentlemen (2011)

La primera grabación de esta perfectamente balanceada banda trasatléntica -el guitarrista Mike Walker y el pianista Gwilym Simcock de este lado del charco; el baterista Adam Nussbaum y el bajista eléctrico Steve Swallow, del otro lado- se basa en y confirma lo que aquellos de nosotros que les hemos oído tocar en directo en la primavera de 2010 ya sabíamos: que es una de los más emocionantes y satisfactorias colaboraciones en mucho tiempo.

Las comparaciones con otras bandas de músicos podrían ser odiosas, pero también son útiles cuando se utilizan para presentar una opinión subjetiva. Hay dos que a mí se me ocurren. Uno de ellos es el más desalentador y opaco sonido de James Farm, una nueva banda colaborativa, formada por el saxofonista Joshua Redman, el pianista Aaron Parks, el bajista Matt Penman y el baterista Eric harland; el otro es el, en última instancia, no satisfactoria versión de Metheny Mehldau, el supergrupo con el guitarrista y el trío del pianista.

Este último es de especial interés, porque Metheny Mehldau comparte la mismo, potencialmente complicada; instrumentación. Hay una razón por la cual pocas bandas aparean guitarra y piano en roles predominantes: pueden llegar fácilmente en el camino del otro y anularse. Para conocer algunos de los problemas puestos de manifiesto hay que escuchar Metheny Mehldau en concierto; para oír cómo un cuarteto de guitarra/piano puede mejorar ambos instrumentos, hay que escuchar The Impossible Gentlemen.

Las razones por las que esta banda funciona tan bien son difíciles de explicar, pero resulta fácil de escuchar -simplemente lo hacen bien.

Walker siempre ha sido uno de mis favoritos, con elementos tanto de Pat Metheny como de John Scofield en su forma de tocar, pero a lo largo de los años -habiendo estado activo en la escena del Reino Unido desde finales de los ‘ 80s- ha desarrollado una redondeada y maravillosa voz personal, es decir, voces, ya que es un maestro de toda una gama de sonidos, desde delicadamente jazzy a poderosamente rockera.

Simcock es de una llegada mucho más reciente a la escena, y rápidamente, y con razón, se ha elevado para ser considerado uno de los mas completos pianistas en el negocio. Él prospera en esta empresa y hay claramente una mágica conexión con Walker, como los dos británicos provocan el uno al otro.

Y qué de los americanos? Bueno, Steve Swallow tiene el más inconfundible sonido de bajo en el jazz y que le da a cada banda en la que toca -desde las Big Bands de Carla Bley a su propios y más pequeños combos- una base ágil y un elástico ritmo. Adam Nussbaum es un baterista de incorregible tipo, músico enormemente talentoso con un estilo expansivo, y la capacidad de moverse de un susurro a un golpe de carga de profundidad con perfecta lógica.

La música de este disco será en gran parte la habitual de aquel tour del 2010 -el encantador “Clockmaker” y “Wallenda’s Last Stand” de Walker, “You Won’t Be Around to See It” y “Gwil’s Song” de Simcock- y las performances se ha beneficiado de algún desarrollo en vivo antes de la grabación en el estudio. Su flujo y reflujo, lo lento construye a la intensidad, la solución suave de la emoción a la resolución- todo está brillantemente realizado.

La banda originalmente giró como Gwilym Simcock Quartet – The Impossible Gentlemen es una reflexión más exacta de esta banda de iguales. También hay, para mí, una alegría particular en escuchar que Mike Walker finalmente obtiene algo de la atención y reconocimiento público que tan bien merece.

Fuente para la reseña: http://thejazzbreakfast.com/2011/06/14/cd-review-the-impossible-gentlemen/

Apunte: muuuuy buen disco de estos imposibles caballeros; no me animo a calificarlo como discazo, porque las composiciones, más allá de ser todas muy buenas, de excelente factura técnica, con una gran química entre los músicos, no se animan a romper ciertos límites del jazz contemporáneo, que, creo, enriquecería aún más esta notable producción. En ese sentido, dentro de un panorama bien equilibrado de todo el disco, rescato como indudable temazo a “When You Hold Her”, donde el gratamente sorprendente Mike Walker, muestra su versatilidad y buen gusto. Tema que dan ganas de escucharlo nuevamente, una vez finalizado. Swallow y Nussbaum son dos viejos lobos del mar del jazz, pero Walker y Simcock son dos talentosos músicos prácticamente desconocidos para los hispanoparlantes. De Simcock estoy escuchando un par de álbumes (uno en trío, otro solista) más que interesantes y de Walker ando a la pesca de algunos álbumes en los cuales ha tocado como sideman (con Julian Arguelles, fundamentalmente). Ampliaremos!!!!

Track Listing

1. Laugh Lines (5:11)
2. Clockmaker (9:15)
3. When You Hold Her (11:03)
4. You Won’t Be Around to See It (7:35)
5. Wallenda’s Last Stand (7:29)
6. Gwil’s Song (8:41)
7. Play the Game (7:37)
8. Sure Would Baby (6:29)

Artist List

Gwilym Simcock: piano
Mike Walker: guitar
Steve Swallow: electric bass
Adam Nussbaum: drums

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



The Hans Ulrik, Steve Swallow, Jonas Johansen Trio
octubre 12, 2009, 10:30 pm
Filed under: Jonas Johansen, Ulf Wakenius | Etiquetas: , , , , ,


Believe In Spring (2008)

La tercera reunión del trío del saxofonista Hans Ulrik con el bajista eléctrico Steve Swallow y el baterista Jonas Johansen es una excursión diversa que destaca las frescas interpretaciones de estándares, originales, y al menos una oscuridad. La carencia de un piano le da a “I’ll Remember April” un sonido ligero, mientras la sección de ritmo proporciona mucho vapor para el robusto saxofón tenor de Ulrik. El pianista Bobo Stenson participa en algunas pistas, incluyendo la sensible “Soul Eyes”, mientras el guitarrista Ulf Wakenius (quien ganó exposición internacional realizando giras con Oscar Peterson) es invitado en otros temas, incluyendo un explosivo tratamiento post-bop de “Get Happy” y un brillante “O Que Sera”. Los originales incluyen la exuberante balada de Ulrik “August 1972” y su agridulce “Prelude” (este último ejecutado con el soprano), que se continúa en un funcionamiento magnífico de “A Child Is Born” de Thad Jones. Swallow es el solista inicial en una nueva visita de su trabajo más conocido, “Falling Grace”, un tema que ha resistido bien el paso del tiempo. Ulrik cambia al saxofón soprano para una interpretación energética de “Carolina Moon” (un viejo tema grabado por Thelonious Monk al principio de su carrera, uno de los pocos músicos de jazz que le han dado lustre a esta reliquia), aunque el tema muestra a Johansen y Swallow en detalle.

Fuente para la reseña: Ken Dryden, All Music Guide – Traducción: La Bestia Políglota!

Track listing

01. You Must Believe in Spring (4:59)
02. Carolina Moon (4:39)
03. Soul Eyes (7:33)
04. Get Happy (5:01)
05. O Que Sera (5:39)
06. I’ll Remember April (5:08)
07. August 1972 (4:34)
08. Falling Grace (4:45)
09. Prelude / A Child Is Born (6:19)
10. Broadway (3:46)
11. Darn That Dream (5:16)

Artist List

Hans Ulrik (tenor and alto sax)
Steve Swallow (bass)
Jonas Johansen (drums)
Ulf Wakenius (guitar)
Bobo Stenson (piano)

Nuevo link de descarga
Password: presoventanilla



Steve Swallow
noviembre 21, 2007, 7:55 pm
Filed under: Uncategorized | Etiquetas: , , ,


Home (1980)

Steve Swallow nació en la ciudad de Nueva York en 1940, y pasó su infancia en Fair Lawn, Nueva Jersey. Antes de pasar al bajo acústico a la edad de 14 años, estudió piano (con Kasschau Howard) y trompeta. Habitualmente toca con púa un bajo de 5 cuerdas con un Do agudo, en vez del típico Si grave.

Es tan grande la cantidad de músicos y bandas de renombre con los que ha tocado, que eso solo merecería un libro. Paul y Carla Bley, The Jimmy Giuffre Trio, el sexteto de George Russell, Joao Gilberto, Sheila Jordan, bandas dirigidas por Benny Goodman, Marian McPartland, Chico Hamilton, Al Cohn y Zoot Sims, Clark Terry y Bob Brookmeyer y Chick Corea y … etc, etc: la lista es sorprendentemente larga y prestigiosa.

Muchas de sus composiciones han sido grabadas por destacados artistas de jazz, incluidos Bill Evans, Chick Corea, Stan Getz, Gary Burton, Art Farmer, Phil Woods, Jack DeJohnette , Steve Kuhn, Lyle Mays, Jim Hall y Pat Metheny.

Swallow declaró “Comencé a escribir “Home” y durante un tiempo experimenté grandes dificultades para componer. Se me ocurrió que los poemas de Robert Creeley, que yo admiraba mucho, tal vez podían empujarme a la acción. Y de hecho lo hicieron. Un tiempo después que empecé a trabajar con este material, me trasladé con mi familia a Bolinas, California, y para mi completa sorpresa me encontré que Creeley vivía allí. Fue un gran apoyo a este proyecto, y estoy feliz con los resultados. Hemos mantenido una relación hasta el día de hoy; incluso, de vez en cuando, en los últimos años, hemos hecho conciertos juntos.

Los músicos de “Home” eran simplemente mis más cercanos colaboradores musicales en ese momento, con la excepción de Lyle Mays, cuyo trabajo con Pat Metneny me había impresionado mucho. El álbum se hizo muy rápidamente, al igual que todos los álbumes de ECM, y creo que Lyle, cuyas partes eran en gran parte de improvisación, hizo un trabajo increíble. Sheila Jordan y yo habíamos ensayado durante meses, pero todos juntos grabamos con un mínimo de ensayo”

Fuentes para la reseña: http://www.jazzreview.com ; www.contrabajo.org

Track listing:

1. Some Echoes(5:35)
2. “she was young…” (3:32)
3. “Nowhere one…” (4:57)
4. Colors (4:22)
5. Home (3:20)

6. In the Fall (4:00)
7. “you didn’t think…” (2:53)
8. Ice Cream (4:16)
9. Echo (5:22)
10. Midnight (3:42)

Album credits:

Steve Kuhn: Piano
Sheila Jordan: Voice
David Liebman: Saxophones
Lyle Mays: Synthesizer
Bob Moses: Drums
Steve Swallow: Bass

Nuevo link de descarga

Password: presoventanilla